Haga clic para más productos.
No se encontraron productos.
Búsqueda de blogs
Archivos del blog

Tinnitus o acúfenos: qué hacer con ese molesto zumbido

Publicado en1 Año hace por 1346
Favorito0

¿Qué son los acúfenos?

Es una condición peculiar que sucede cuando oímos un zumbido o ruido en nuestro oído sin que haya nada externo que lo haya provocado. Es la percepción de un sonido que no ha sido provocado por ninguna señal, lo cual resulta difícil de entender, ¿el ruido está en nuestra cabeza? Algo así, un fenómeno experimentado por el córtex auditivo e interpretado por nuestro sistema nervioso. ¿Eso quiere decir que no existe o nos lo imaginamos nosotros? Para nada, es una actividad en alguna parte de nuestro oído procesada de manera anómala. El tinnitus en muchas ocasiones solo lo oye el que lo padece, aunque en algunas, las menos, también puede detectarlo el médico con aparatos especiales.

No tiene ni un diagnóstico fácil. ni tampoco un tratamiento eficaz, y además para más complicaciones suele estar relacionado con pérdida y sobre estimulación del sistema auditivo.

¿Es frecuente?

Las estadísticas indican que una de cada 7 personas lo padecen alguna vez, puede ser crónico o no y el porcentaje aumenta con la edad.

Datos curiosos: es hereditario, empeora en invierno, las horas de luz y las temperaturas de la zona influyen y más del 50% de los casos se da en un solo oído.

¿Hay tipos de tinnitus?

Sí, existen varios tipos, aunque hay uno que gana por goleada porque representa el 95% de los casos. El tinnitus subjetivo: es el más común. Es aquel que solo lo escucha el que lo padece y está relacionado con el exceso de exposición al ruido, es de intensidad variable, y puede aparecer y desaparecer. durar meses o hacerse crónico.

El tinnitus objetivo, el que sí puede oír el especialista es menos frecuente y suele ser debido a turbulencias vasculares, contracciones o a alguna actividad interna. Después está el sensorial, debido por ejemplo a la enfermedad de Meniere y el somático debido a el típico latigazo cervical cuando tenemos un accidente de coche o alteraciones de la mandíbula, etc.

¿Por qué sucede?

Se desconoce, solo podemos relacionarlo con determinados factores:

- Exposición a ruido excesivo, tanto ruido intenso poco tiempo como más suave, pero durante más tiempo.

- Pérdida de audición relacionada con la edad.

- Hábitos de vida: alcohol, cafeína, tabaco, etc.

- Algunas enfermedades pueden provocarlo: diabetes, problemas de tiroides, infecciones de oído, enfermedades neurológicas, cardiovasculares, tumores del nervio auditivo, conmoción…

- Estrés.

- Migrañas.

- Hiperacusia: sensibilidad.

- Cerumen en el oído.

- Medicamentos ototóxicos: algunos antibióticos (neomicina, azitromicina), diuréticos comunes (furosemida, torasemida), antiinflamatorios (diclofenaco, ibuprofeno, naproxeno, codeína), y tadalafilo.

- Y muchos más, eso no significa que tomarlo implique directamente tener acúfenos. Solo que puede presentarse en algunos casos como efecto secundario, en la mayoría de las veces desaparece al dejar el tratamiento.

¿Cómo se diagnóstica?

Teniendo en cuenta que es un síntoma no una enfermedad, ya hemos adelantado que es complicado el diagnóstico. Debe ser llevado a cabo entre el otorrino y el neurólogo. Muchas personas ni se diagnostican porque no acuden al médico, consideran que es una condición con la que deben convivir y ya está. No andan desencaminados ya que el tratamiento no es completamente eficaz, hace falta que un médico diagnostique explorando físicamente y a través de la historia clínica.

¿Qué lo desencadena? ¿Cómo empezó? ¿Es simétrico? ¿Qué medicamentos toma? Antecedentes familiares y personales… El especialista hace exploración otorrinolaringológica, audiometrías incluso TAC o resonancia para evaluar la causa y utiliza cuestionarios previamente homologados para valorar la repercusión en la calidad de vida.

Cuestionarios de gravedad del acúfeno:

- Tinnitus Handicap Inventory (THI): es el más importante de todos y debería utilizarse siempre. Está dividido en tres apartados o subescalas:

1) Escala funcional, en la que se valora la repercusión del tinnitus en las actividades cotidianas;

2) Escala emocional, en la que se valora la repercusión en el estado de ánimo y

3) Escala catastrófica, que mide el nivel de desesperación e incapacidad, la percepción de gravedad de la enfermedad, la pérdida de control y su capacidad para afrontar el problema.

- Guía de gravedad de Mc Combe: clasifica en cinco niveles la incapacidad provocada por el tinnitus en muy leve, leve, moderado, severo, catastrófico.

¿Cómo se trata?

La comprensión limitada de la causa biológica, la complejidad y la multicausalidad hacen que el tratamiento sea complejo. El médico prescribe muchos medicamentos complementarios desde relajantes musculares a ansiolíticos pasando por antihistamínicos o anticonvulsivos… Hay pocos principios activos indicados realmente como tratamiento específico, el más conocido es el Gingko.

Ginkgo biloba: se utiliza tradicionalmente desde hace siglos tiene muchas propiedades, pero su acción vasodilatadora y antioxidante es fundamental. Sus hojas mejoran el riego sanguíneo cerebral y periférico debido a unos posibles efectos vasodilatadores y antiagregantes plaquetarios, mejorando las propiedades reológicas de la sangre. Está indicado en el tratamiento sintomático de los trastornos leves derivados de las alteraciones circulatorias cerebrales, como vértigo, mareo, cefalea o tinnitus o a nivel de las extremidades inferiores (calambres musculares, sensación de frío).

Se desconoce el mecanismo exacto de acción, pero parece ser que los responsables son flavonoides, como la quercetina, y los terpenoides como los ginkgólidos y bilobálidos. Tradicionalmente al gingko se le han asociado propiedades para la mejora del deterioro cognitivo en personas mayores. Hasta el punto de que existe una especialidad muy antigua con extracto de gingko en cuyo prospecto indica amnesia, cefalea, fragilidad capilar y trastornos neurosensoriales y otorrinolaringológicos de origen vascular.

Pero cuidado … no sirve cualquier Gingko. Debe ser un extracto estandarizado de Ginkgo biloba que contenga los siguientes componentes químicos activos: 24-25 % de flavonoides y 6 % de fracción terpenoide que contiene ginkgólidos y bilobálidos. Los flavonoides tienen propiedades antioxidantes, mientras que el ginkgólido B tiene un potente antagonismo de presión arterial periférica.

Muchos no cumplen esta condición, utilizan planta fresca o desecada o mezclada con otras y está en un porcentaje muy bajo… Hay que saber exactamente qué dosis se está tomando. Debido a la gran diversidad de productos que existen es fundamental valorar la calidad y consultar la pauta posológica de forma específica. Aunque de forma generalizada se suele tomar 2-3 veces al día durante unas 6-8 semanas.

No tiene grandes problemas, pero si algunos si:

- Hipersensibilidad al ginkgo o a cualquier excipiente del medicamento.

- Utilizarlo con precaución en personas con alteraciones de la coagulación o que utilicen antiagregantes plaquetarios ya que podría aumentar el riesgo de sangrado.

- Hay que suspender el tratamiento al menos 2 semanas antes de una intervención quirúrgica.

- También se recomienda precaución en pacientes epilépticos ya que no puede descartarse que aumente el riesgo de convulsiones.

- Evidentemente, ni en embarazo ni lactancia.

Otros medicamentos con indicación en tinnitus son Nicergolina: un vasodilatador periférico derivado sintético de los alcaloides del cornezuelo del centeno. paciente. En adultos, las dosis por vía oral oscilan entre los 5-10 mg, 3 veces al día, recomendándose tomar fuera de las comidas.

Está contraindicado en personas con alergia a los alcaloides del cornezuelo del centeno y en casos de hemorragia aguda, hipotensión, infarto de miocardio reciente o bradicardia grave. Existe riesgo de acumulación, por lo que se recomienda uso con precaución en pacientes con insuficiencia renal o hepática. La acumulación podría conducir a ergotismo y fibrosis. Las principales interacciones de nicergolina serán con anticoagulantes y antihipertensivos ya que podrían potenciar sus efectos.

Vincamina: un alcaloide obtenido de la Vinca minor vasodilatador cerebral que incrementa la circulación cerebral y la utilización de oxígeno. Está indicada en el tratamiento de la insuficiencia cerebral progresiva, crónica y por accidentes vasculares, y por traumatismo craneoencefálico. Igualmente, se utiliza en afecciones vasculares en oftalmología y otorrinolaringología incluyendo angioesclerosis retinianas, maculopatías edematosas, tinnitus y otros síndromes cócleo-vestibulares.

La dosis y pauta posológica en adultos es de 40 mg/12 h con una dosis máxima de 60 mg/8 h. Se recomienda administrar preferentemente después de las comidas. Está contraindicada en caso de alergia al medicamento, así como en pacientes con hipertensión intracraneal. Deberá realizarse un especial control clínico en pacientes con hipertensión arterial, insuficiencia cardiaca, insuficiencia coronaria (infarto agudo de miocardio reciente) e hiperpotasemia.

Existen muchos medicamentos más que se utilizan como ansiolíticos, vasodilatadores, relajantes musculares etc… Incluso suplementos como Melatonina: se ha descubierto que protege contra la pérdida de audición inducida por el ruido y los fármacos o agentes químicos. Dado que los trastornos del sueño representan una queja importante y un factor de complicación en el tinnitus, la melatonina se evaluó como tratamiento para el tinnitus. De manera que los ensayos clínicos prospectivos del tratamiento de pacientes con tinnitus con 3,0 mg/día de melatonina encontraron que la melatonina se asoció con una disminución estadísticamente significativa en la intensidad del tinnitus y una mejor calidad del sueño en pacientes con tinnitus crónico.

También los suplementos de zinc parecen ser útiles. Se ha identificado que la deficiencia de zinc induce pérdida auditiva senil, mientras que la administración de zinc mejoraría la pérdida auditiva y el tinnitus en un tercio de los pacientes de edad avanzada con concentraciones bajas de zinc. Se han reportado buenos resultados en pacientes con tinnitus tratados con 150 mg/día de zinc y 600 mg/día de sulfato de zinc.

Existen también tratamientos no farmacológicos incluso quirúrgicos:

- Electroestimulacion.

- Implantes.

- Terapia cognitiva conductual (TCC).

- Estimulación magnética transcraneal (TMS).

- Tratamiento con oxígeno hiperbárico.

- Acupuntura.

Algunos de ellos con estudios contradictorios, los tenéis desarrollados en el documento adjunto Guía Practica Tinnitus. Consejo general de farmacéuticos. Vocalía de óptica oftálmica y acústica audiométrica. Reig Jofre

Una curiosidad, para los reacios a los productos naturales, que los hay. Todos los medicamentos con indicaciones terapéuticas para los acufenos o tinnitus son a base de plantas:

- Gingko: tanakene , tavonin, tebofortan.

- Vincamicina : de la vinca manor… anacervix.

- Nicergolina: del cornezuelo del centeno o claviceps purpurea.

¿Cuándo hay que ir al médico?

Siempre, el médico debe hacer las pruebas, buscar una causa y diagnosticar, pero con más razón cuando:

- El tinnitus aparece después de una infección de vías altas y no mejora en una semana.

- Se acompaña de pérdida auditiva y mareos.

- Existe ansiedad o depresión debido al tinnitus.

- Hay sangrado o supuración de oído.

- Náuseas o vómitos.

- Es posterior a un traumatismo de cabeza y/o cuello.

- Hay presencia de fiebre >38 o C.

Es importante recalcar:

- El tinnitus no se considera una patología si no un síntoma del sistema auditivo, muy molesto y que afecta en gran medida la calidad de vida.

- Proteger el sistema auditivo ante sonidos y ruidos fuertes. Es importante para prevenir.

- Hay que abandonar el tópico de que no tiene solución. Solo deciros que hoy en día ya existen suplementos con composiciones muy trabajadas con gingko, melatonina, zinc, antioxidantes que pueden ayudar en gran medida. Hay muchos, otocalm, tinnitan duo, audiovit…

Os dejamos la bibliografía para que ampliéis información, pero por supuesto aquí estamos para consultarnos os ayudamos a escoger el que más se adecue a vuestro problema.

PÁGINAS WEB DE INTERÉS

Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello

National Institute on Deafness and Other Communication Diseases (NIDCD)

Dejar un comentario
Deja su comentario

Menú

Crear una cuenta gratuita para guardar tus favoritos.

Registrarse

Crear una cuenta gratuita para usar listas de deseos.

Registrarse

Esta tienda te pide que aceptes cookies para fines de rendimiento, redes sociales y publicidad. Las redes sociales y las cookies publicitarias de terceros se utilizan para ofrecerte funciones de redes sociales y anuncios personalizados. ¿Aceptas estas cookies y el procesamiento de datos personales involucrados?

Cookies necesarias
Las cookies necesarias ayudan a hacer una página web utilizable activando funciones básicas como la navegación en la página y el acceso a áreas seguras de la página web. La página web no puede funcionar adecuadamente sin estas cookies.
Nombre de la cookie Proveedor Finalidad Caducidad
PrestaShop-# farmaciaprincipal124.com Esta cookie permite conservar abiertas las sesiones del usuario durante su visita y le permite pasar un pedido o toda una serie de funcionamientos como: fecha de adición de la cookie, idioma seleccionado, divisa utilizada, última categoría de producto visitado, productos recientemente vistos, acuerdo de utilización de servicios del sitio, identificador del cliente, identificador de conexión, apellido, nombre, estado conectado, su contraseña cifrada, e-mail relacionado con la cuenta del cliente y el identificador del carrito. 480 horas
Cookies de marketing
Las cookies de marketing se utilizan para rastrear a los visitantes en las páginas web. La intención es mostrar anuncios relevantes y atractivos para el usuario individual, y por lo tanto, más valiosos para los editores y terceros anunciantes.
Cookies de preferencias
Las cookies de preferencias permiten a la página web recordar información que cambia la forma en que la página se comporta o el aspecto que tiene, como su idioma preferido o la región en la que usted se encuentra.
Cookies estadísticas
Las cookies estadísticas ayudan a los propietarios de páginas web a comprender cómo interactúan los visitantes con las páginas web reuniendo y proporcionando información de forma anónima.
Contenido no disponible