0
Mi cesta

Total:0,00 

  • Tu carrito está vacio
Ver cesta
Subtotal : 0,00 
Seleccionar página

¿Qué es el sudor?

El sudor  no es más que un líquido compuesto por  agua, sal, minerales, sustancias orgánicas, lactato y urea que secretamos no solo como reacción para regular la temperatura corporal, ya que al evaporarse reduce nuestra temperatura y nos refresca, sino también como una vía de eliminación de toxinas.

Nuestras  glándulas sudoríparas se encargan de secretarlo y están controladas por el sistema nervioso autónomo, la parte no voluntaria de nuestro sistema nervioso.

Existen tres tipos de glándulas sudoríparas en la piel:

  • Ecrinas: son las más numerosas. Encargadas de la termorregulación, distribuidas por toda la piel. Se encuentran en mayor número en palmas, plantas y axilas. Se regulan por el neurotransmisor acetilcolina y se inhiben por la atropina. (esto será importante ya que cuando el problema es grave los médicos pueden tratarlo con medicamentos que intervienen en este proceso)
  • Apocrinas: encargadas de la comunicación olfativa, localizadas en las axilas, pezones, área genital y conducto auditivo externo. Se activan con la pubertad
  • Apoecrinas: con características intermedias a las anteriores, se localizan en exclusividad en las axilas.

Lo más habitual es que el sudor se produzca de manera preferente en las axilas, los pies y las manos, aunque se puede sudar por muchas otras partes del cuerpo, la cara, la cabeza, debajo del pecho etc…

El origen de la sudoración excesiva o hiperhidrosis , no se conoce  con detalle pero está claramente relacionado con una sobreestimulacion de las glandulas sudoriparas ecrinas,una respuesta desproporcionada a diversos estímulos ,  el umbral de sudoración se eleva  y lo que habitualmente no nos provoca sudor puede ser suficiente para un sudoración excesiva.

La producción de sudor excesiva puede afectar a casi el 3% de la población,  y en el 65% de los casos está relacionada con antecedentes familiares,  en general parece un problema sin importancia pero estas personas sudan profusamente ante cualquier movimiento, ejercicio, o estrés emocional y esto acaba afectando a la calidad de vida hasta el punto que presentan mayor incidencia de estrés y síntomas depresivos.

Además del claro efecto  de mojar la ropa o el pelo que resulta un poco violento cuando es excesivo, además la piel se reblandece, a veces se irrita, incluso pueden salir granitos por el sudor, sin contar que aunque el sudor de por si no provoca el mal olor  la descomposición de este por las bacterias y hongos si puede provocarlo, no es de extrañar que afecte psicológicamente a las personas que lo sufren.

Qué puede causar sudoración excesiva?

Está claro que el ejercicio, el estrés emocional, el calor…. pero además puede ser secundaria a algunas situaciones, patologías o problemas de salud e incluso a la toma de determinados medicamentos:

  • Enfermedades de la piel (hongos, bacterias, dermatitis de contacto).
  • Trastornos del Sistema nervioso central
  • Vitíligo.
  • Artritis reumatoide.
  • Alcohol, cafeína
  • Situaciones emocionales o estresantes (ansiedad)
  • Hipoglucemia (azúcar bajo en sangre)
  • Abstinencia de opiáceos.
  • medicamentos antidepresivos  (tricíclicos, fluoxetina, venlafaxina, etc.), algunos analgesicos, hipoglucemiantes, agentes hormonales, etc.

El problema de la hiperhidrosis puede ser focal, se limita a las axilas, palmas y plantas, zona craneofacial y otras regiones específicas., en este caso no suele haber procesos patológicos asociados que la produzcan y  acostumbra a presentarse  en personas sanas, aunque esta regla no es exacta, en la hiperhidrosis generalizada  si suele haber una causa subyacente.

¿Cómo puedo saber si es excesiva?

En general, nosotros mismos podemos detectar si tenemos un problema o no, simplemente comparándonos con personas en la misma situación; si de ahí deducimos que sí tenemos un problema, debemos acudir a la consulta médica, el médico puede hacernos una pruebas que junto con la historia clínica y el examen físico van encaminadas a detectar si hay una causa secundaria que se deba conocer, los sudores nocturnos o cefaleas  o pérdida de peso son síntomas de alarma, mientras que la historia familiar ,un comienzo antes de los 25 años, el cese del sudor durante la noche a no ser que haya una causa clara por el calor claro está, suelen ser  síntomas de hiperhidrosis focal sin causa secundaria.Existen unas tablas bastante simples que nos dan un grado del 1 al 4, dependiendo de la tolerancia y grado de interferencia.( Hyperhidrosis Disease Severity Scale (HDSS)

Fuente: guía clínica Fisterra

¿Cómo se trata?

Si el problema es leve y focalizado se puede tratar de inicio y por vía  tópica con antitranspirantes, sino  el médico debe descartar la existencia  de síntomas de alarma  que indiquen un problema causante y tratarlo.

Existen medicamentos  para tratar la sudoración excesiva, con mayor o menor éxito y algunos con molestos efectos secundarios, también tratamientos quirúrgicos(reservados solo para casos muy severos) incluso tratamientos a base de inyecciones de toxina botulinica,  que consigue cesar la producción de sudor aunque solo de manera transitoria, ya que reaparece al cabo de 4-6 meses., esta última es una opción cara y algo dolorosa (según la zona aunque se puede aplicar anestésico local) pero bastante extendida.

Antitranspirantes

Los antitranspirantes  son, en realidad, la primera opción para tratar un sudoración excesiva, son productos tópicos cuya acción  consiste en  bloquear el canal de secreción del sudor o actúan como astringentes

Suelen ser sales de aluminio tipo cloruro de aluminio, clorhidrato de aluminio, clorhidrato de circonio aluminio y el sulfato de aluminio, el efecto es de corta duración y puede ser irritante debido al ácido clorhídrico que se genera cuando el sudor o el agua residual en la piel se combinan con el aluminio. Cuando el caso es leve  los antitranspirantes comercializados en forma de pomadas y /o roll-on con hipoclorito de aluminio suelen  ser suficientes (tienen concentraciones del 1-2%).  Cuando es más grave el médico puede prescribir fórmulas magistrales con concentraciones más elevadas(ojo con las joyas y ropa porque si la concentración es elevada son corrosivos).

En la mayoría de los casos los productos se aplican por la noche después de la ducha, en seco y se retiran por la mañana limpiando bien la zona . se aplican cada 2-3 días ya que no conviene abusar por la posible irritación o cada día o durante 4-5 días y se descansa. Nunca se debe aplicar si hay herida o inflamación o humedad ni después de la depilación o afeitado y siempre sobre la piel limpia y seca. No son desodorantes, son antitranspirantes de tratamiento y debe seguirse las instrucciones detalladas del producto correctamente.

Los productos comercializados en la farmacia como antitranspirantes se han enfocado cada vez más a aumentar la eficacia y alargar la duración disminuyendo la irritación, algunos contienen además perfumes y antibacterianos debido a que el mal olor es en realidad resultado de la descomposición del sudor por bacterias, también contienen glicerina o productos similares para suavizar la piel y evitar que al secarse el antitraspirante deje residuo; en cuanto al alcohol que tiene tan mala prensa, es un  ingrediente importante de los antitraspirantes, se utiliza para disolver la sales de aluminio que si se usara agua actuarían dentro mismo del envase, la tendencia es cada vez mas disminuir la cantidad de alchol para que no reseque ni irrite sustituyéndolo por otros compuestos menos secantes,  pero con el alcohol se aprovecha además su efecto desinfectante y refrescante; contienen también  productos astringentes y  absorbentes  que no interfieren sobre la producción de sudor, lo que hecen es una acción mecánica atrapando en su estructura las moléculas volátiles del sudor responsables del mal olor corporal,son los  derivados de ácidos láctico o tartárico, óxido de cinc,  etc…

En cuanto al efecto tóxico del aluminio no existe ninguna evidencia de que el aluminio pueda causar mutaciones en el  ADN que pueda desembocar en un cáncer. Para aquellos que no se fíen, el desodorante sin parabenos ni aluminio puede ser una buena elección si no hay sudoración excesiva ya que lo que hacen es evitar el mal olor no la secreción del sudor, algunos desodorantes  contienen la llamada piedra de alumbre, el alumbre es un sulfato aluminio y potasio que  en contacto con el agua o la piel húmeda por el sudor se disuelve y libera iones de aluminio. Lleva menos aluminio,  su efecto es menor pero actúa como antitranspirante, por tanto si lo que queremos es evitar el aluminio no es una opción.

En la farmacia disponemos de varias soluciones según el grado de hiperhidrosis o sudoración excesiva,  lo más sencillo es el desodorante o  un  antitranspirante suave si esto no es suficiente existen toallitas y polvos y si aun así no es suficiente existen geles y roll on antitranspirantes mas concentrados que puedes usar, incluso se hacen formulas magistrales con distintas concentraciones en sales de aluminio personalizadas en función del problema y zona de aplicación.

Iontoforesis

Es un tratamiento poco conocido cuyo fundamento no es del todo claro se trata de la introducción de una sustancia ionizada a través de una corriente sobre la piel se puede hacer sólo con agua o con sustancias anticolinérgicas . existen aparatos comercializados para ello. en general, se hacen 3-4 sesiones por semana de unos 30 minutos y puden hacer falta entre  6 y 15 sesiones, la duración de la eficacia es muy variable y debe hacerse después mantenimiento. este tratamiento no está indicado  en pacientes  con marcapasos, embarazadas, personas con implantes ortopédicos y dispositivos anticonceptivos intrauterinos…

Como veis, en general, los tratamientos se adaptan a cada caso y no hay ninguno perfecto.

Botox

La aplicación de toxina botulínica o bótox ha demostrado utilidad en la hiperhidrosis de axilas y palmas., aunque su duración es temporal, unos 6 meses, actúa bloqueando la transmisión nerviosa en la unión neuromuscular, en 2-4 días cesa  la producción de sudor Es una opción medica interesante cuando el problema nos afecta bastante.

Cirugía

En problemas graves el médico puede indicar la cirugía,  actualmente este tipo de operación no sule tener complicaciones. Debéis consultarlo con vuestro dermatólogo de confianza

Como veis, en general, los tratamientos se adaptan a cada caso y no hay ninguno perfecto.

Consejos para pacientes con sudoración excesiva

  • Utilice ropa de algodón que permita la transpiración de la piel, evitando los tejidos sintéticos, tanto en la ropa interior como en camisas, etc.
  • Los calcetines y zapatos deben ser porosos y con buena transpiración. Si es posible cámbiese de calzado varias veces al día.
  • Báño/ducha diario e incluso dos veces al día si fuera necesario.
  • Es mejor depilarse/afeitarse el vello axilar.
  • Evite la ingesta de sustancias como café, alcohol o picantes.
  • Evite aquellas situaciones que en usted produzcan mayor sudoración.
  • Consulte con su médico.

https://medlineplus.gov/sweat.html

https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/003218.htm

https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/hyperhidrosis/diagnosis-treatment/drc-20367173

https://www.fisterra.com/guias-clinicas/hiperhidrosis/

https://www.correofarmaceutico.com/tododermo/cuidados-de-la-piel/ducray-presenta-su-alternativa-a-los-antitranspirantes-para-la-hiperhidrosis.html

https://www.elsevier.es/index.php?p=revista&pRevista=pdf-simple&pii=S0001731010000554&r=40

All search results