0
Mi cesta

Total:0,00 

  • Tu carrito está vacio
Ver cesta
Subtotal : 0,00 
Seleccionar página

El agua es fundamental la vida, es un hecho indiscutible que todos conocemos, sin ella no podríamos vivir:

¿Que funciones tiene el agua en nuestro cuerpo?

  • es el componente mayoritario de nuestras células
  • actúa como lubricante en articulaciones
  • lleva los nutrientes de la célula y recoge los residuos para eliminarlos
  • regula la temperatura de nuestro cuerpo a través del sudor
  • interviene en numerosas reacciones metabólicas fundamentales que sin ella no tendrían lugar.

¿que conlleva la falta de agua?

  • falta de concentración
  • baja capacidad de procesamiento y falta de memoria
  • además afecta la tensión arterial y el rendimiento del corazón y como consecuencia afectaría a todos los órganos del cuerpo a los que no les llegaría la sangre en cantidad suficiente ,
  • afecta también a los riñones, la piel etc… no quedaría un órgano al que no afectase la falta de agua

Afectando a tantas funciones y tan importantes; sin embargo, no se le da en nuestra alimentación la importancia que merece , podemos estar tiempo sin algún tipo de nutriente pero poco tiempo sin agua.

¿Porque es importante?

El agua representa entre un 50 y un 60% de nuestro peso corporal, en algunos órganos incluso más, en el hígado su 71% y en los riñones un 80%, este agua corporal está la mayoría en el interior de la célula pero también forma parte líquido que las baña, el líquido intersticial que se ocupa de llevar y traer nutrientes residuos a la célula respectivamente y del plasma sanguíneo.
Lo primero que ya podemos deducir de todo esto es que la creencia popular que tomar diuréticos adelgaza, no solo es falsa sino peligrosa para la salud ,perdemos peso eliminado agua y sales minerales que son muy necesarias para el correcto funcionamiento del organismo pero.. ¿Cómo controlamos nuestra ingesta de agua? ¿Cómo es capaz el cuerpo de regularlo?
En condiciones normales perdemos del orden de 2-2.5l de agua al día través de funciones como respirar, orinar, sudar incluso defecar, lo habitual es reponer esos líquidos inmediatamente pero sino el cuerpo los intenta compensar utilizando el agua corporal, Existe un equilibrio homeostático casi perfecto que regula la ingesta y la pérdida de agua a través de la sensación de sed y la excreción de la orina y el sudor, es un complejo mecanismo enfocado a que el cuerpo ahorre agua mientras se repone. La diarrea, vómitos, la fiebre, quemaduras, orinar en exceso o sudar mucho, debido al calor y/o a la humedad, se relaciona con la deshidratación y es conveniente aumentar la ingesta de agua en esta situaciones aunque no haya sensación de sed, que generalmente la hay, ya que la sed no es más que un mecanismo de aviso del cuerpo de la falta de agua.

En las personas mayores este mecanismo no funciona como debería , no solo disminuye la sensación de sed sino que se olvidan más de beber o tienen intolerancias a alimentos líquidos como la leche o a veces es simplemente psicológico beben menos por temor a tener incontinencia urinaria. La ingesta de agua debe cuidarse especialmente en nuestros mayores, ya que tienen un alto riesgo de deshidratación, se aconseja que beban entre 1,5 y 2 l de agua al día, lo que equivale a entre seis y ocho vasos de agua u otros líquidos, como zumos naturales, sopas, infusiones o leche, con independencia de si se tiene sed o no. Si son personas que tienen problemas para tragar , no os preocupéis, hay opciones útiles como el agua gelificada.

¿Cómo podemos saber si estamos deshidratados?

Pues no es fácil, ya que es un valor que oscila con mucha facilidad, en el laboratorio de análisis se valoran parámetros como hematocrito, sodio, osmolalidad (medida de la concentración de soluto), pero algo más práctico y rápido aunque mucha más inexacto es observar el color de la orina.


Cuando el color es claro, por lógica, es que la orina esta diluida y oscura cuando está concentrada, Los expertos confirmaron la existencia de relaciones lineales entre el color de la orina y su densidad y su conductividad . y asi se acepta globalmente cuando no hace falta mucha exactitud.
Cuanto más oscura sea la orina más liquido se debe ingerir.
Los síntomas de deshidratación también nos pueden servir como guía rápida:

  •  sed (si no son personas mayores)
  • boca seca
  • micciones menos frecuentes
  • piel seca
  • mareo,
  • ojos hundidos
  • confusión y fatiga

La deshidratación se clasifica en leve, moderada o grave, basándose en el porcentaje de pérdida de peso corporal; ésta última necesita atención médica urgente, no podemos descartar que hay casos en que el aporte de líquidos por vía oral no es ya suficiente, si es leve, si, pero cuando hay síntomas más graves como confusión o fatiga es bueno acudir a urgencias lo antes posible. Los casos más comunes son en niños y en ancianos pero también en deportistas puede suceder si no se toman las precauciones necesarias.

Como rehidratarse y con que productos

La rehidratación en casos leves es bueno hacerla muy poco a poco , en los niños y ancianos con una cuchara o jeringa, sino , a veces pueden vomitar , poco a poco a medida que lo van tolerando puede irse aumentando el volumen y es preferible suministrar soluciones de hidratación con electrolitos que agua sola, también se puede optar por bebidas isotónicas. La glucosa de estas bebidas ayuda a absorber el sodio y el agua, y la presencia de glucosa y sodio en el plasma ayudará a retener el agua dentro del cuerpo en lugar de perdería a través de la orina. Éste es el tratamiento estándar utilizado en casos de deshidratación por diarrea, pero también es útil en otras situaciones de deshidratación.
Mucho cuidado con falsas creencias muy arraigadas sobre rehidratar cuando hay gastroenteritis o diarrea con algunos refrescos muy conocidos existentes en el mercado, son contraproducentes, cuando hay diarrea hay que rehidratar con las llamadas soluciones de rehidratación oral que están fabricadas para eso a concentraciones adecuadas de las sales minerales adecuadas, no de otras y sin una barbaridad de azúcar, a esas bebidas les falta potasio les sobra sodio y les sobra muchísimo azúcar, de hecho en realidad, llevan tantos solutos que hacen que perdamos más agua para contrarrestar y corremos el riesgo de agravar la diarrea. Tampoco es recomendable la utilización de remedios caseros de origen desconocido con concentraciones poco adecuadas, la concentración de electrolitos e hidratos no es la correcta

Dosis de agua necesaria

Hablamos siempre de que una persona necesita entre 2-2.5l de agua la día para estar correctamente hidratada, sin embargo, no especificamos que esto incluye agua, alimentos, y otras bebidas incluso bebidas gaseosas que la mayoría tienen más del 90% de agua y la sabiduría popular afirma que no hidratan , esto no es verdad, las bebidas con cafeína también hidratan si llevan alto porcentaje de agua aunque la cafeína, uno de sus componentes, sea diurética también contribuyen a la hidratación, las bebidas alcohólicas, es diferente, el alcohol es mas diurético y acelera la perdida de líquidos, además de sus otros muchos efectos.
Todos los alimentos sólidos contienen agua. Por ejemplo, el contenido de agua de la mayoría de las frutas y verduras por lo general excede el 85%, mientras que el arroz y la pasta contiene alrededor del 70% de agua. Incluso los alimentos secos, como galletas, pueden contener 5% de agua. Los alimentos a base de agua, como sopas, salsas, helados y cremas contribuyen significativamente a la ingesta de agua.

En definitiva 5-6 vasos de agua y dieta sana con frutas y verduras puede ser suficiente para estar bien hidratado en condiciones normales.

¿Cuándo necesitamos más hidratación?

  • Niños hasta 14 años
  • Personas mayores
  • Embarazo y lactancia: los requerimientos de líquidos aumentan y se anima a las mujeres a beber más para ayudar a prevenir el estreñimiento. Los Valores Dietéticos de Referencia de la EFSA recomiendan 300 ml adicionales por día durante el embarazo y 700 ml adicionales durante la lactancia
  • los deportistas tienen mayores necesidades de líquidos y electrolitos debido a mayores pérdidas de agua por la respiración y la sudoración durante el ejercicio , en este caso las bebidas isotónicas de calidad son la mejor opción.
  • Las personas que viven en climas cálidos también tienen mayores requerimientos de agua como consecuencia de las pérdidas de agua debido a la sudoración extra.
  • Las personas que viajan en avión, coche, camión o cualquiera que trabaje con aire acondicionado buena parte de su jornada necesitan hidratarse más el aire acondicionado reseca el ambiente y como consecuencia piel, manos y ojos también, aparte de que se pierden mayores cantidades de agua a través de los pulmones , esto puede compensarse bebiendo más agua, hidratándose la piel y los ojos o humidificando el ambiente

Como podéis comprobar el agua es muy necesaria para la vida pero no debe desperdiciarse jamás puesto que muchas personas en el mundo sufren su escasez y no se hidratan más porque no pueden que esto nos haga reflexionar, pensad que La deshidratación es y ha sido, una de las principales causas de mortalidad infantil en el Tercer Mundo, y el tratamiento con soluciones de rehidratación oral puede considerarse uno de los mayores avances de la Medicina y la Farmacia en el siglo xx,

Medicamentos que pueden afectar a nuestro nivel de hidratación:

  • Diuréticos:  pueden producir deshidratación u otras alteraciones electrolíticas hay que aumentar la vigilancia en estos pacientes , especialmente si son mayores o  en situaciones de ola de calor.
  • Laxantes: especialmente aquellos que incluyen sales de magnesio en su composición o los que producen diarrea osmótica.
  • Antibióticos: son los responsables del 25% de los casos de diarrea inducida por medicamentos.  asumentar vigilancia en antibióticos de amplio espectro y en personas mayores.
  • Antiácidos: aquellos que incluyen sales de magnesio en su composición por los efectos laxantes de dichas sales.
  • Antihipertensivos: Los IECA y ARA II pueden afectar a la percepción de la sed por lo que su inhibición está asociada a una disminución de la ingesta de líquidos y del volumen de orina. Asimismo, los betabloqueantes pueden alterar el flujo sanguíneo a nivel dérmico y la temperatura corporal, reduciendo la disipación de calor y afectando a la termorregulación.
  • Digoxina: puede producir diarrea, sobre todo en personas mayores en los que la función renal está afectada dado que este medicamento se elimina por vía renal.
  • Corticoides: los corticoides inducen diuresis potente en personas con insuficiencia cardiaca, aumentan la filtración glomerular y promueven la pérdida de sodio y potasio a través de la orina por lo que pacientes tratados con corticoides, especialmente por vía oral o parenteral, tienen mayor riesgo de deshidratación.
  • Antidepresivos: los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) reducen la capacidad de excretar agua y una disminución de la sensación de sed, la fluoxetina además puede reducir el apetito. Clomipramina, duloxetina venlafaxina y mirtazapina, también reducen la sensación de sed.
  • Quimioterápicos: la diarrea es un efecto adverso muy común (afecta del 50-80%) de los pacientes oncológicos tratados con quimioterapia.

En la página web de la cátedra para estudios avanzados en la hidratación tenéis muchísima mas información al respecto que os puede ser útil si queréis ampliar el tema, os dejamos aquí el link:
http://cieah.ulpgc.es/es/inicio
Contenido en agua de algunos alimentos
https://www.elsevier.es/es-revista-farmacia-profesional-3-articulo-rehidratacion-oral-actuacion-inmediata-13050139

campaña hidratación Portalfarma

Revista salud Total Agosto/2019 Tu farmacia responde

 

 

All search results