0
Mi cesta

Total:0,00 

  • Tu carrito está vacio
Ver cesta
Subtotal : 0,00 
Seleccionar página

Si buscamos en Google la palabra “alcohol” nos salen millones de referencias, mucho se ha escrito sobre el alcohol:

  • ¿Qué bebidas podemos considerar alcohólicas y cuáles no?  
  • ¿ a partir de qué cantidad de alcohol?
  • ¿Porque es malo el alcohol?
  • ¿Cuándo debemos tomar consciencia de que tenemos un problema con él?
  • ¿Porque no se debe mezclar nunca con medicamentos?
  • ¿Porque hace daño?
  • ¿porque a las mujeres nos afecta más?
  • ¿porque hay personas que aún bebiendo más aparentemente no les afecta tanto y a otras si?

Intentaremos responder a todas vuestras preguntas.

El alcohol es lo que llamamos una droga cultural de uso institucionalizado,  una sustancia psicoactiva,  depresor del sistema nervioso(al contrario de lo que muchos piensan no es un estimulante) y con capacidad para crear adicción pero a que le dábamos hasta ahora una importancia menor,  tradicionalmente en nuestra cultura y en otras muchas se ha usado  en abundancia y como siempre decimos,  no es que sea malo,  es que “la dosis hace el veneno”, las estadísticas nos dicen que su abuso ha aumentado exponencialmente sobre todo entre los jóvenes , la adolescencia es una etapa muy delicada en la que en muchos casos se inicia prematuramente el consumo de alcohol ; sin embargo, es la más peligrosa, ya que nuestro cerebro no está maduro hasta los 20 años, el lóbulo frontal es lo que madura más lentamente y se pierde con facilidad, el alcohol provoca daños irrecuperables en la memoria y en el aprendizaje que sufriremos más adelante.

  • pérdida de memoria a corto plazo
  • reduce la capacidad de atención
  • afecta a las emociones , provoca cambios de humor y de conducta
  • pérdida de autocontrol etc…

Lo que se pierde, se pierde definitivamente y no hay una sustancia mágica que repare el cerebro, no tenemos reposición del lóbulo frontal, con 40 años nuestro cerebro está  aproximadamente sobre un 75% en comprensión,  memoria, lenguaje, en un joven de 19 años que bebe se ha estudiado su cerebro y pierde parte de sus capacidades cognitivas, si además toma otros tóxicos como cannabis o cocaína puede llegar a perder el 35% de sus capacidades cognitivas y será una lesión definitiva, los años de abstinencia, ejercicio, comer sano, vitaminas pueden mejorar muchas cosas pero la memoria inmediata no se recupera por ejemplo, debemos tener en cuenta todo esto, ya que no solo hablamos de una borrachera puntual que luego se pasa y como mucho deja una gran resaca , estamos hablando de que el consumo habitual en adolescentes dañará su cerebro para siempre.

 

 

Los últimos datos publicados por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, a través de la Encuesta Escolar sobre Uso de Drogas en Estudiantes de Enseñanzas Secundarias (ESTUDES 2014-2015) muestran  hay 285.700 estudiantes de 14 a 18 años que han consumido bebidas alcohólicas en el último año. · El 78,9 % de los estudiantes entre 14 y 18 años han probado alguna vez en la vida el alcohol. El 76,8 % ha consumido en el último año. Y el 68,2 % lo ha hecho en el último mes.

“Lo que se pierde, se pierde definitivamente y no hay una sustancia mágica que repare el cerebro”

Como veis, el l consumo de bebidas alcohólicas en la adolescencia afecta de manera negativa al sistema nervioso central produciendo alteraciones de comportamiento, aprendizaje y memoria. También produce trastornos digestivos, hepáticos, cardiovasculares y endocrinos (disminución de la hormona del crecimiento, descenso de la testosterona en varones y aumento de la misma en las mujeres), interfiere con el crecimiento, la nutrición y el desarrollo de la personalidad y reduce las capacidades de aprendizaje, las habilidades sociales e intelectuales, etc. También afecta a la autonomía de criterios y a la capacidad para tomar decisiones voluntarias, y hasta puede provocar alteraciones de la densidad ósea. (Fuente: Ministerio de Sanidad Servicios Sociales e Igualdad).

 

¿ A partir de cuándo se considera  que una bebida es  alcohólica?

Se considera bebida alcohólica aquella que tiene una composición de alcohol igual por encima del 1 %, por tanto si tu médico te lo ha prohibido no debes tomar ni siquiera estas bebidas, es obligatorio poner los grados en el etiquetado por tanto es fácil de averiguar.

La graduación alcohólica se expresa en grados y lo que mide es el contenido de alcohol absoluto en 100 cc o, de otra manera, el porcentaje de alcohol que contiene una bebida. Por ejemplo,si una cerveza tiene 3 grados significa que 3 cc de alcohol puro en cada 100 cc  de bebida o en porcentaje , tiene un 3 % en alcohol absoluto.

En los envases viene  como (°) o bien como vol %.

En el informe Alcohol y atención primaria de la salud (OMS, 2008), se indica :

  • la cerveza contendrá entre el 2 % y el 5 % de alcohol puro
  •  los vinos contendrán entre el 10,5 y el 18,9 %,
  • los licores entre el 24,3 % y el 90 %,
  •  la sidra entre el 1,1 % y el 17 %.

La cerveza sin alcohol puede contener menos del 1% y la 00 menos del 0.1%

¿a partir de qué cantidad de alcohol es dañino?

Con el fin de unificar criterios a la hora de calcular el consumo de alcohol, la Organización Mundial de la Salud (OMS), estipuló su medida a través de la Unidad de Bebida Estándar (U.B.E.). Cada U.B.E. supone unos 10 gramos de alcohol puro.  Para pasar de grado alcohólico a gramos simplemente su utiliza la densidad:

Centilitros o mililitros de bebida alcohólica x graduación de bebida x 0,8/100 c.c

Con una U.B.E. se puede medir la cantidad de alcohol puro, no la cantidad de líquido que se bebe. El cuerpo humano metaboliza alrededor de una U.B.E cada hora u hora y media.

Fte:Consejo general de Colegios oficiales de Farmacéuticos

El límite de consumo moderado de bajo riesgo sería:

  • Hasta 2 unidades de alcohol al día para las mujeres
  • Hasta 3 unidades de alcohol al día para los hombres.
  • No más de 4 unidades de alcohol de una sola vez.
  • en la adolescencia cero

¿Qué proceso sigue el alcohol en nuestro cuerpo?

El alcohol  es un líquido soluble en agua e insoluble en grasa,  de fácil evaporación por eso es tan fácil de detectar, como tiene bajo peso molecular no se digiere y pasa a sangre directamente por lo que actúa rápido, produce una sensación inicial transitoria  de euforia pero en realidad es depresor del sistema nervioso, es vasodilatador por tanto genera una falsa sensación de calor  esto es lo que hace que la gente que ha bebido mucho pierda la sensación de frío, en el cuerpo la mayoría del alcohol se metaboliza en el hígado gracias a unos enzimas pero esta metabolización es limitada según la persona , sexo y su genética concreta, una media de unos 8-10 gramos de alcohol por hora en hombres y algo menos en mujeres., el resto se elimina por el aliento o la.orina, aunque también por sudor ,lágrimas y leche materna

El alcohol se absorbe en el estómago, un poco, si hay comida en él se absorberá menos y más lentamente y daremos tiempo a los enzimas para metabolizar,  la mayoría se absorbe  en el intestino delgado y después viaja a través de la sangre por todo el organismo, distribuyendose con mayor facilidad en aquellos órganos y tejidos con mayor proporción de agua , como las mujeres tenemos más masa grasa el alcohol se concentra más en nuestro cuerpo que en el de los hombres.

A la genética  le corresponde una parte muy importante del efecto que el alcohol hace en nosotros, hay personas que toleran más alcohol que otras, personas que metabolizan rápidamente el alcohol son susceptibles de beber mucho más porque no le hace tanto efecto y por tanto tienen más tendencia al alcoholismo, en las personas que lo metabolizan con dificultad los efectos secundarios son más intensos bebiendo menos, les hace más daño y como consecuencia tienen tendencia a beber menos cantidad.Existe por tanto un vínculo entre nuestra condición genética  y el alcoholismo relacionado con la metabolización del alcohol .

 

¿Que se puede hacer ?

Todos podemos tener en nuestro entorno a alguien que bebe demasiado o que no puede estar sin beber,   es muy difícil aconsejar en estas ocasiones porque en la mayoría de los casos estas personas nunca creen tener un problema, hay que ser muy sutiles y solo funcionará si tenemos un alto grado de confianza, nunca hay que culpabilizar , es importante crear conciencia del alto consumo que a veces no existe, informar  y analizar, si se puede, las razones, el porque se bebe,  los posibles miedos a dejarlo y sugerir alternativas tipo deportes o entretenimientos ,dar argumentos para no sucumbir a la presión del grupo que a veces nos arrastra;  esto se puede conseguir todos juntos, la familia, los amigos incluso con un profesional experto si lo veis necesario, el farmacéutico puede ser vuestra primera linea de consulta para saber que hacer.

En España,el consejo general de colegios oficiales de farmacéuticos(CGCOF) elaboró una guía de intervención para prevención del consumo de alcohol en adolescentes en la que podemos encontrar información muy interesante:

Signos de alarma: Indicadores del consumo de alcohol en adolescentes

  • Aspecto físico: cansancio, indiferencia como expresión de falta de energía, pasividad, señales físicas como ojeras, ojos enrojecidos, etc. ·
  • Proceso de aprendizaje: dificultades en la concentración, irregularidad en la asistencia a clase, ritmo de estudio desigual con alteración del aprendizaje, pasividad para resolver problemas. ·
  • Comportamiento: cambios bruscos de humor, postura de resignación y falta de participación, frecuente tendencia al consumismo, incapacidad para tomar decisiones, inhibición de culpas y responsabilidades, rehuir conflictos, sentimientos de debilidad compensados por una falsa apariencia de fuerza, rechazo de ofertas de ayuda, comportamiento agresivo, infracciones del reglamento escolar, estados depresivos. ·
  • Relación con los demás: escasas relaciones con los demás, inhibiciones en el trato con los del otro sexo, mal comportamiento con sus compañeros, cambio frecuente de relaciones, tensiones en las relaciones con los padres, educadores y superiores, falta de comunicación sobre las dificultades e inquietudes personales, comportamiento sistemático de oposición.

También se rebaten falsos mitos como que tomar aceite  antes de beber reducirá el nivel de alcoholemia o  que manteniendo en la boca un chicle de menta, dos granos de café o soplando de determinada manera, se engaña el alcoholímetro o incluso dejar de beber cuando se acerca la hora de conducir para bajar el nivel ya que el nivel máximo se alcanza al cabo de una hora aproximadamente.

En  países como Portugal, Finlandia, Australia, Francia  ya se han hecho intervenciones a base de charlas en colegios, o alcoholímetros a un euro en las farmacias etc.. que han demostrado su eficacia preventiva.

¿Cómo podemos detectar el problema?

Los signos de alarma antes citados  nos pueden ser de utilidad para detectar el problema , es importante acudir a nuestro médico o sanitario de referencia con el que tengamos más confianza , además existen una serie de test que se pueden hacer  en personas de riesgo:

El AUDIT. Es un cuestionario desarrollado por la OMS que detecta a personas con signos precoces de problemas relacionados con el alcohol; excelente para detectar e identificar consumos de riesgo o abusivos. Consta de 10 preguntas breves y rápidas que el paciente debe rellenar. ·

El CAGE. Es un cuestionario de alta sensibilidad y especificidad que tiene el objetivo de detectar e identificar a personas con síndrome de dependencia alcohólica. Su uso está muy generalizado debido a la facilidad de uso, aunque requiere una alta colaboración por parte del paciente y confidencialidad de los datos.

Cualquiera de estos test nos permiten hacernos una idea de si tenemos un problema y si estamos ya con una dependencia.

 

¿Qué hay que hacer si alguien a nuestro alrededor  tiene un intoxicación aguda? según esta guía:

  1. Avisar al médico de urgencias (112)
  2. Revisar el estado de conciencia y verificar si respira y si tiene pulso
  3. Si se encuentra consciente, realizar preguntar para obtener una mayor información
  4. Aflojar la ropa si está apretada, pero manteniéndolo abrigado
  5. Si hay pulso y respira, mantener a la persona en posición lateral de seguridad, para evitar que se ahogue en caso de vómito.
  6. Si el intoxicado ha perdido el conocimiento, comprobar si respira y tiene pulso y, dado el caso, comenzar con la reanimación.
  7. Efectuar las medidas de reanimación solo si la persona que las va a realizar sabe hacerlo correctamente.
  8. Mantener las vías respiratorias libre de secreciones 9/ No dejar nunca sola a la persona

El consumo de alcohol no es una broma a pesar de ser bastante aceptado en nuestra cultura y debe tomarse muy en serio sobre todo en adolescentes pero también en toda la población, en muchas ocasiones no nos damos cuenta de que tenemos un problema hasta que ya está avanzado, debemos ser sinceros con nosotros mismos y tomar medidas antes de que sea grave.

No olvidéis además que el consumo de alcohol modifica la actividad de los medicamentos, a veces la aumenta y a veces la disminuye en función de cada medicamento y de si el consumo es crónico o agudo. Nunca deben mezclarse alcohol y medicamentos

Autotest del alcohol para llevar en el coche

https://www.eitb.eus/es/television/programas/que-me-estas-contando/videos/detalle/5531444/video-estos-son-danos-incurables-alcohol-cerebro-adolescente/

Test audit .OMS

Guia portalfarma CGCOF

Autotest alcohol Veroval

Este artículo ha sido publicado en la Revista Salud Total de Febrero 2019

 

All search results