0
Mi cesta

Total:0,00 

  • Tu carrito está vacio
Ver cesta
Subtotal : 0,00 
Seleccionar página

Estos días se está hablado mucho de la intoxicación alimentaria  en USA y Canadá al ingerir lechuga romana, hasta tal punto que allí se ha recomendado que no se consuma,  ha habido, que sepamos, cerca de 32 casos hasta ahora y no es la primera vez, todos los alimentos que comemos crudos son susceptibles de contaminación con facilidad ya que son la mayoría de procesos de cocinado los que eliminan las bacterias,por tanto,todos los alimentos que comemos crudos y han estado en contacto con la tierra deben ser lavados concienzudamente, en  este caso en particular ha sido un contaminación de lechuga tipo romana por una conocida bacteria llamada Escherichia coli, pero en realidad podría haber sido cualquier otro alimento o bacteria., el medio ambiente esta lleno de microrganismos y productos quimicos que pueden contaminar las frutas y verduras.

¿Que es la E. coli?

Es una bacteria que se encuentra de manera natural en nuestro intestino y en el de muchos animales, en muchas ocasiones es inocua,  pero puede ser más o menos virulenta en función de la cepa, puede provocar diarreas importantes y es responsable de la mayoría de infecciones de orina,  también de infecciones respiratorias, puede afectar gravemente a personas inmunodeprimidas o debilitadas.

Los síntomas de intoxicación alimentaria por E. Coli son:

  • Dolor abdominal
  • Diarrea
  • Vómitos

Suele durar unos 5-7 días y se pasa sin complicaciones mayores;  sin embargo, la cepa de la que hablamos es especialmente virulenta y han tenido que ingresar a muchos afectados.

¿Cómo llega esta bacteria a nuestros alimentos?

Opciones hay muchas,  aguas de riego sucias,  contaminaciones cruzadas  en la cocina en la zona de elaboración entre alimentos crudos y ya elaborados,  superficies sucias, trapos de limpieza en mal estado, personas que van al baño y no se lavan bien las manos  o que cambian un pañal del bebé sin lavarse las manos correctamente…

 

¿Hay algún caso en nuestro país?

De momento no ha habido casos según el ministerio de sanidad es difícil ya que la gran mayoría de lechuga que se consume aquí se cultiva aquí,  aunque eso no quiere decir que estemos libres de pecado, el fabricante está obligado a controlar toda la cadena donde se cultiva, el agua de riego etc.. Pero además nosotros como manipuladores que somos en nuestra propia casa debemos extremar las condiciones de limpieza.

¿Como podemos evitarlo?

  1. En la compra es importante escoger las que no tengan magulladuras ni daños
  2. Durante el trasporte, cuando ponemos la comida comprada en las bolsas, debemos separar alimentos como pescado y carne o productos de limpieza de la fruta y la verdura.
  3. En la nevera se deben guardar separados  de alimentos cocinados
  4. La Cocina es una parte de la casa en la que debemos ser muy exigentes con la limpieza periódica,  de superficies, trapos etc…
  5. lavarse las manos antes y después de la preparación
  6. Además  siempre que el espacio lo permita,diseñar lo procesos para evitar contaminaciones cruzadas  entre alimentos y utensilios crudos y ya elaborados es una gran paso
  7. La fruta y verdura deben lavarse en chorro de agua siempre, mejor que en un bol donde los restos de suciedad pueden volver a depositarse de nuevo sobre la comida, o si se lava en un bol después debe enjuagarse de nuevo en chorro de agua.
  8. Se debe lavar la fruta y la verdura aunque no se coma la piel, probablemente en el frutero tengamos toda la fruta junta, también si es ecológica, lo que puede indicar que no contendrá pesticidas pero si puede tener bacterias.

¿y que pasa con la lechuga o verdura de bolsa?

las verduras de bolsa siguen un proceso en frío desde la huerta , se someten a una higienizacion con  hipoclorito o con dióxido de cloro, proceso similar al que se sigue en casa si se añade unas gotas de lejía en el agua de lavado, se trocea y se envasa en  una atmósfera protegida y modificada en la que se introduce dióxido de carbono, que tiene un efecto bacterioestático o fungistático, que además mejora la vida útil del producto, si se cumplen los tiempos y se mantiene la cadena de frío, la verdura de bolsa es segura y apta par el consumo inmediato, es la decisión de cada uno pasarle un agua rápida cuando se abre la bolsa o no, la única pega que se le puede poner es el aumento de residuos de plástico que supone.

La lechuga es una alimento que en nuestro país e come todos los días prácticamente,  es bajo en calorías pero rico en fibra, potasio, magnesio vitamina C y ácido fólico  entre otros, no estamos exentos de riesgo por tanto, no esta demás extremar precauciones.

¿como lavar la lechuga?

  • Deshojar la lechuga, tirar las hojas en mal estado y lavar las restantes en chorro de agua
  • después poner agua en un bol con unas gotas de lejía,  que sea de las que en el etiquetado pone apta para la desinfección del agua, dejar unos 5 min .
  • de nuevo enjuagar varias veces en chorro de agua.
All search results