0
Mi cesta

Total:0,00 

  • Tu carrito está vacio
Ver cesta
Subtotal : 0,00 
Seleccionar página

La falta de vacunas en los niños hoy en día en muchos países, incluido el nuestro, se está convirtiendo en un problema de salud pública real, decisiones de no vacunar basadas en muchos casos en falsas informaciones  o incompletas afectan a la salud de todos , algunos  afirman “ es mi decisión” solo en parte, pero en realidad no es así, los expertos advierten que la falta de vacunación compromete la salud de todos , no hay más que ver como enfermedades supuestamente erradicadas  como   tosferina, difteria, sarampión han ido aumentando en los últimos años, Pero…¿Por qué compromete la salud de todos?

En nuestro país la moda de no vacunarse sigue siendo minoritaria pero ya hay países con verdaderos problemas que  están tomando medidas;  cuando se vacuna la gran mayoría de la población se consigue con el tiempo erradicar la enfermedad pero, en realidad, el virus no desaparece se mantiene en grupos de población no vacunados, si la mayoría están vacunados se bloquea la transmisión del virus y no olvidemos algo importante, los bebés recién nacidos , las personas inmunodeprimidas,. trasplantadas o con quimioterapia o simplemente con problemas de alergia a la vacuna o sus componentes, no pueden vacunarse pero gracias  a la llamada inmunidad de grupo o de rebaño estas personas están protegidas. Es decir, de forma natural, cuando aumenta el número de vacunados disminuye la probabilidad de contacto con el virus de la población más débil o más susceptible lo que aumenta aun más la eficacia de las vacunas. Si la población se vacuna por debajo de un cierto nivel de protección la enfermedad acabará reapareciendo y eso afectará a los más débiles. Por eso debemos seguir vacunándonos de enfermedades ya prácticamente desaparecidas, para mantenerlas así, erradicadas, si no volverán, de hecho ya ha sucedido en varias ocasiones.

La OMS advierte que enfermedades como el sarampión ha aumentado un 400% en el 2017 y ha sido en países industrializados, Francia, Alemania, Rumania…y el sarampión a pesar de ser una enfermedad leve puede llegar a tener consecuencias graves como complicaciones neurológicas e infecciosas, sobre todo en adultos… la mejor manera de evitarlo es la vacunación, la vacunación  es la intervención sanitaria más económica y efectiva, tiene pocos efectos adversos y una buena relación  beneficio-riesgo.

También han aumentado mucho la tosferina, la difteria, de hecho ha habido muertes en nuestro país por difteria, En el periodo de tiempo de 2005-2015 se han notificado en España136 casos de tétanos…. En  algunos países se empieza a tomar medidas, hospitales americanos empiezan a restringir ingresos de niños no vacunados puesto que pueden hacer estragos entre los que están inmunodeprimidos, en Australia, por ejemplo, en 2015 se comenzó a implementar la política » No Jab, No Play «, que prohibía a los niños no vacunados asistir a centros educativos y desde el año 2016, el gobierno de Australia lanzó el programa No Jab, No Pay, que descontaba beneficios monetarios, al finalizar cada año, a las familias que no vacunaban a sus hijos, incluso  a partir de julio están poniendo multas a los padres de niños sin vacunar.

El gobierno australiano entiende que no es una decisión personal ya que no solo afecta a los niños no vacunados sino a todas las personas más vulnerables que el estado tiene la obligación de proteger, pronto otros gobiernos tomarán medidas similares por el bien común.

¿Pero porque tanta controversia? ¿Por qué hay familias que no quieren vacunar a sus hijos? ¿Es una moda o hay algo de verdad? ¿Provocan las vacunas autismo?

  • Algunos padres alegan que las «vacunas múltiples sobrecargan el sistema inmunitario del bebé», esta teoría no tiene base alguna, los niños están en contacto con millones de virus y bacterias desde que nacen, además el calendario vacunal esta estudiado y diseñado para ahorrarle pinchazos al niño y estas vacunas son igualmente seguras.
  • “las vacunas provocan autismo” la relación de las vacunas con el autismo fue un bulo que ha hecho mucho por el movimiento anti-vacunas; estaba basado en un estudio de Andrew Wakefield que se ha demostrado que fue un fraude y fue retirado.
  • “todo es una manipulación de la industria farmacéutica” absurdo, evidentemente las compañías fabricantes se ganan la vida con las vacunas pero eso no implica que las vacunas sean malas para nuestros hijos y si no tuvieran beneficio alguno ¿Quién las fabricaría? Además habría que valorar lo que ahorran las vacunas a nuestro sistema sanitario en ingresos hospitalarios, medicaciones, complicaciones etc.… de todas las enfermedades que previenen.
  • “las vacunas contienen aditivos peligrosos como el mercurio”: el mercurio en las dosis que tenían las vacunas era insignificante y no tóxico, aún así se quitó de todas las vacunas por la presión popular a pesar de que no era necesario.
  • “El aumento de incidencia en las alergias es debido a las vacunas” tampoco tiene fundamento, a pesar que algunos componentes de según qué vacunas pueden dar alergia a personas susceptibles como sucede con excipientes de complementos alimenticios incluso alimentos, las vacunas nos son las causantes del aumento de alergias.

Como podéis comprobar la desinformación es peligrosa, debemos acudir siempre a fuentes contrastadas, nuestro pediatra, médico o farmacéutico y dejarnos asesorar por profesionales, la salud de todos está en juego.

¿Sabemos  qué es una vacuna?

Las vacunas son productos biológicos que contienen uno o varios antígenos que se administran con el objetivo de producir un estímulo inmunitario específico, se fabrican a base del virus fragmentados, atenuados o una sola parte de ese virus, es muy difícil que una vacuna provoque la misma enfermedad que quiere prevenir, las vacunas están muy estudiadas y son seguras aunque existen, los  efectos secundarios son minoritarios en comparación con los de otros muchos medicamentos que llevan muchísimo tiempo en el mercado y además es una intervención sanitaria que consigue muchos beneficios para toda la población,  con ellas conseguimos  entrenar nuestra inmunidad para que esté preparada cuando haya un contacto con el virus, cada vacuna tiene sus especificaciones, puede precisar o no de diferentes dosis y no se garantiza la inmunidad completa y duradera si no se ponen todas.

¿Cuándo están contraindicadas?

  • Algunas vacunas no se pueden poner  en el embarazo
  • Reacción alérgica anterior.
  • Hipersensibilidad previa a algún componente
  • Cualquier enfermedad moderada o grave (crisis asmática, cardiopatía descompensada, diarrea aguda…), con o sin fiebre, es una contraindicación temporal para la administración de las vacunas. El médico debe evaluarlo
  • Alteraciones inmunitarias (inmunodeficiencias, tratamiento inmunosupresor, radioterapia.) El médico debe evaluarlo
  • Dependiendo de la edad de administración

¿Tienen efectos secundarios?

las vacunas no son perfectas, ni son eficaces 100% para siempre jamás ni están libres de efectos secundarios, todos los medicamentos los tienen, en el caso de las vacunas en la mayoría de los casos son mínimos, dolor en el punto de inyección, ligero malestar y a veces pueden dar un poco de fiebre. Muy raramente dan algún efecto secundario grave, la proporción es muy baja.

Tenéis las fichas técnicas de cada vacuna y toda la información en la página web  de AEMPS(agencia española de medicamentos y productos sanitarios) y el centro de información del medicamento (CIMA) y en la web de  AEP (asociación española de pediatría) en el apartado de CAV(comité asesor de vacunas)

Conservación

El mantenimiento de la cadena de frío de las vacunas es una condición fundamental para garantizar la eficacia de la vacuna, son  sensibles a la temperatura ,a la luz y al exceso de frio también, lo que ocasiona una pérdida de su eficacia, la temperatura ideal está +2 °C y +8 °C, en los estantes centrales de la nevera es suficiente, si el transporte es de menos de una hora no es necesario que vaya refrigerada, si hace mucho calor es ideal que vaya junto a acumuladores de frio, pero cuidado ,nunca se debe congelar.

Las neveras de las farmacias son neveras profesionales, algunas llevan un sistema de registro automáticos de temperaturas, en otras se debe realizar el control de las temperaturas por medio de las lecturas de los termómetros y su registro correspondiente, dos veces al día, al comienzo y al final de la jornada laboral. Los transportistas también deben cumplir una serie de protocolos y requisitos cuando transportan las vacunas a la farmacia.

En cualquier caso, si una vez tengáis vuestra vacuna, se rompiese la cadena de frio  podéis  consultar en vuestra farmacia, en la farmacia disponemos de una herramienta creada por el Centro de Información del Medicamento y Atención  Farmacéutica (CIM) y el Departamento de Informática del colegio farmacéuticos de Sevilla, que indica cómo actuar con los medicamentos refrigerados una vez que se haya roto la cadena de frío y permite conocer de manera instantánea su periodo de estabilidad fuera de refrigeración.

Éste artículo ha sido publicado en la revista Salud Total de Septiembre 2018

Más Información:

Estadisticas de vacunación: https://es.statista.com/temas/3528/la-vacunacion/

http://vacunasaep.org/profesionales/noticias/tetanos-y-difteria-en-espana

https://giphy.com/gifs/vaccines-1qsHB5r9vJOLK/giphy.gif

https://www.aemps.gob.es/cima/publico/home.html

Calendarios de vacunación

 

All search results