0
Mi cesta

Total:0,00 

  • Tu carrito está vacio
Ver cesta
Subtotal : 0,00 
Seleccionar página

Científicamente hablando no hay evidencia de que exista un síndrome postvacacional como tal; sin embargo, ¿quién no lo ha sufrido? ¿A quién no se le ha hecho alguna vez cuesta arriba volver a ponerse las pilas después de unas vacaciones de desconexión total y absoluta? Esto nos sucede a todos incluso a los que amamos nuestro trabajo con pasión…

Los síntomas de este “síndrome” son poco específicos:

  • Cansancio, apatía, falta de energía
  • Tristeza, desmotivación, menor resistencia a la frustración
  • Problemas para dormir
  • Falta de concentración
  • Sensación de agobio, cambios de humor

El síndrome post vacacional no es una enfermedad y casi siempre se pasa unos 15 días después de volver al trabajo, si dura más habría que preguntarse si es ansiedad ,depresión o estrés y acudir a un profesional.

¿ Que podemos hacer?

Para empezar, evitarlo en la medida de nuestras posibilidades:

  • Volver de vacaciones con unos días de margen para adaptarnos
  • Reincorporarnos al trabajo en mitad de semana si es posible, así esa semana se hace más corta, como los niños en la guardería… irse aclimatando, disponer de un periodo de adaptación
  • No cargarse de trabajo los primeros días haciendo jornadas maratonianas acabaremos exhaustos, hay que planificarse para el resto del año
  • Empezar proyectos nuevos; un nuevo deporte, un fin de semana de relax, un curso nuevo sobre algo que nos interese de verdad… ponerse pequeñas metas que nos ilusionen
  • Ver el lado positivo de todo, es cuestión de actitud, trabajar hay que trabajar igual , pues pasémoslo lo mejor posible ¿por qué no? Ya sabéis lo que dicen “si amas tu trabajo no trabajarás ni un día de tu vida”
  • Realizar actividades saludables: deporte y buena alimentación, propongámonos retos saludables como una alimentación sana y ejercicio regular, podemos conseguirlo y disponemos de muchas ayudas, hoy en día nuestros móviles disponen de apps que calculan nuestros pasos , podemos introducir lo que comemos para comprobar si realmente estamos comiendo bien… (aunque para eso nada mejor que un buen dietista).

 ¿Aún así  y después de todo esto nos parece que se nos hace exageradamente cuesta arriba el retorno a la rutina? Pues disponemos de algunos productos naturales que nos pueden ayudar para cada síntoma, pues son tratamientos sintomáticos que en caso de necesidad nos harán más llevadero el cambio .

 Si lo que más nos preocupa es el cansancio y astenia:

Disponemos de tratamientos naturales como el Ginseng, El Electerococo incluso tratamientos farmacológicos como Dynamogen®, Astenolit®

Además de los aceites esenciales

  • Abeto negro: Tónico general, cortisolmimético. Difusión atmosférica: La duración y frecuencia dependen de cada situación; empezar por 15 minutos cada hora y por 8 gotas de AE. También pueden aplicarse 1 o 2 gotas en un pañuelo e inhalarlo cuando se considere necesario (salvo asmáticos). CASOS AGUDOS: 2-3 gotas diluidas en el interior de las muñecas e inhalar a demanda (salvo asmáticos). Hasta mejoría. Además, si se desea, ingerir 2 gotas diluidas en miel 3 veces al día durante máximo 10 días. Vía tópica y oral: A partir de 6 años. Contraindicado en embarazo. Difusión: Apto para todos los pacientes. Uso completamente seguro en pacientes que tomen corticoides
  • Menta piperita : Tónico general. 2-3 gotas en el interior de las muñecas e inhalar a demanda (salvo asmáticos). Hasta mejoría. Además, si se desea, ingerir 2 gotas diluidas en miel 3 veces al día durante máximo 10 días. A partir de 6 años. Contraindica do durante el embarazo.
  • Romero: tónico estimulante, combate el cansancio físico y mental y ayuda con la concentración y la memoria
  • AE de Laurel (pediatría y embarazo): Tónico general, aumenta la concentración, regulador del sistema nervioso autónomo, estimulante inmunitario. Se puede aplicar en forma de difusión atmosférica empezar por 15 minutos cada hora y por 8 gotas de AE. También pueden aplicarse 1 o 2 gotas en un pañuelo e inhalarlo cuando se considere necesario (salvo asmáticos). 2-3 gotas en el interior de las muñecas e inhalar a demanda (salvo asmáti cos). Hasta mejoría. Además, si se desea, ingerir 2 gotas diluidas en miel 3 veces al día durante máximo 10 días. Vía oral a partir de 6 años. Contra – indicada durante el embarazo. Las otras vías son aptas para todos los pacientes

Mas información 

https://antiguaprincipal.evolufarma3.com/2018/04/cansancio-y-falta-de-energia-suplementos-naturales.html

 Si lo que mas nos preocupa es la tristeza , desmotivación

Como plantas tenemos el Hipérico, el Azafrán, por ejemplo, los aceites esenciales de lavanda(relajante, antiestres), limón, mandarina y bergamota pueden ayudar a reducir la depresión , la ansiedad y el estrés, consiguen transmitir señales estimulantes al nuestro cerebro que provocan la liberación de algunos neurotransmirsores , realmente no existe evidencia científica como tal; sin embargo, si se ha demostrado un efecto ´rápido de la inhalación de aceites esenciales en nuestro estado de ánimo mediante un EEG, en cualquier caso, la depresión es una cosa muy seria que debe tratar un profesional, aunque a veces confundimos la tristeza o sensación de soledad con depresión, en palabras de Patch Adams mayormente conocido como el médico de la risoterapia,  un médico estadounidense, activista social, diplomático y escritor y payaso, “elprozac ha sustituido a un buen abrazo”.

Los aceites esenciales inhalados para el estado de ánimo deberían ser una prioridad en investigación, mientras tanto no puede hacernos daño cuando hay un síndrome postvacacional acudir a unas gotas de esencia de limón, esencia de mandarina, de yuzu  o de bergamota en difusión, algunos se pueden aplicar en inhalación directa en las muñecas 2-3 gotas o en un pañuelo o en un inhalador de aromaterapia

Para la falta de concentración y memoria

El Ginkgo biloba, Ginseng (Panax ginseng), Azafrán (Crocus sativus) pueden sernos de utilidad, además aceites esenciales como el de Laurel, es un tónico general, aumenta la concentración, regulador del sistema nervioso autónomo, estimulante inmunitario.  Se puede usar 2-3 gotas en el interior de las muñecas e inhalar a demanda (salvo asmáticos) o en difusión atmosférica, se puede empezar por 15 minutos cada hora y por 8 gotas aunque también pueden aplicarse 1 o 2 gotas en un pañuelo e inhalarlo cuando se considere necesario (salvo asmáticos). Hasta mejoría, sin necesidad de descansos. Apto para todos los pacientes

Mas información: como mejorar tu concentración con productos naturales

https://antiguaprincipal.evolufarma3.com/2016/10/como-mejorar-tu-agilidad-mental-concentracion-y-rendimiento-con-suplementos.html

Para el insomnio: Existen muchos tratamientos convencionales y a base de plantas de los que ya os hemos hablado en varias ocasiones:

https://antiguaprincipal.evolufarma3.com/2017/04/tranquilizantes-benzodiacepinas-y-remedios-naturales.html

Además tenéis la opción a base de aceites esenciales (AE)

AE de Lavanda. Calmante y relajante. Reguladora del sistema nervioso. Hipotensora. Difusión atmosférica: La duración y frecuencia dependen de cada situación; empezar por media hora antes de acostarse y por 8 gotas de AE. También pueden aplicarse 1-2 gotas en la almohada o en la ropa de cama. Vía tópica: 2 gotas puras en el interior de las muñecas, en el plexo solar, o incluso diluidas en aceite vegetal para masaje en la espalda o en las plantas de los pies. Antes de acostarse. Baño: Hacer espuma con un poco de jabón en un cuenco. Añadir 8 gotas de AE, mezclar bien e incorporar a la bañera. Vía sublingual: 2 gotas diluidas en un poco de miel. Para un efecto rápido (despertar nocturno). En menores de 3 años, aplicar siempre diluido. Vía sublingual contraindicada durante el embarazo y en menores de 6 años.

AE de Manzanilla romana (casos más severos): Calmante y relajante potente, inductora del sueño, reguladora del sistema nervioso, hipotensora. Vía tópica: 2 gotas puras en el interior de las muñecas, para luego inhalar profundamente a demanda (salvo asmáticos). También puede aplicarse en el plexo solar, o incluso diluidas en aceite vegetal para masaje en la espalda o en las plantas de los pies. Varias veces al día. Vía sublingual: 2 gotas diluidas en un poco de miel. Para un efecto rápido. En menores de 3 años, aplicar siempre diluido. Vía sublingual contraindicada durante el embarazo y en menores de 6 años.

Esencia de Mandarina (pediatría y si asociado a problemas digestivos): Calmante y relajante, hipotensora, tónica digestiva. Difusión atmosférica: La duración y frecuencia dependen de cada situación; empezar por media hora antes de acostarse y por 8 gotas de esencia. También pueden aplicarse 1 o 2 gotas en un pañuelo e inhalarlo cuando se considere necesario (salvo asmáticos). Vía tópica: 2 gotas diluidas en un poco de aceite vegetal en el interior de las muñecas, para luego inhalar profundamente a demanda (salvo asmáticos). También puede aplicarse en el plexo solar, o incluso diluidas en aceite vegetal para masaje en la espalda o en las plantas de los pies. Si hay problemas digestivos, aplicar también en el abdomen. Media hora antes de acostarse. Baño: Hacer espuma con un poco de jabón en un cuenco. Añadir 8 gotas de esencia, mezclar bien e incorporar a la bañera. Vía sublingual: 2 gotas diluidas en un poco de miel. Para un efecto rápido. En menores de 3 años, aplicar siempre diluido. Vía sublingual contraindicada durante el embarazo, en menores de 6 años y en personas que tomen anticoagulantes. Fotosensibilizante: No utilizar antes de una exposición intensa al sol (playa, excursiones a la naturaleza).

También pueden emplearse otras esencias o aceites esenciales relajantes (Naranja dulce, Ylangylang, Naranjo amargo, Mejorana, Hierbaluisa, Verbena exótica, Azahar, Incienso…).El modo de empleo es el mismo y no poseen contraindicaciones, salvo la mandarina y la naranja dulce, que son fotosensibilizantes. Diluir siempre la mejorana, la mandarina, la naranja dulce, la hierbaluisa y la verbena exótica, incluso en adultos.

 

En definitiva, para aquellos con síntomas leves y que solo queréis una ayudita al desánimo y a la  pereza que da volverse a poner al 100% de golpe existen algunas sinergias que os pueden servir incluso en la oficina poner unas gotas de aceite esencial(limón, romero, menta o mandarina…) en un pañuelo y olerlo de vez en cuando para estimularnos , el sistema olfativo es poderoso y llega a  nuestro cerebro rápidamente , sino, utilizar un difusor de aceites esenciales  que hay muchos, incluso los que se enchufan por USB al portátil, a nosotras nos gusta mucho el Nobile, es algo más profesional y puedes hacer tus mezclas a tu gusto o utilizar mezclas ya hechas como las de Pranarom.

Si tenéis cualquier duda ya sabéis, aquí estamos para que nos consultéis, no utilicéis los aceites esenciales sin conocer sus propiedades y efectos secundarios pertenecemos a un grupo de farmacias, las farmacias integrativas, unidas por un interés común , la aromaterapia científica. la gran mayoría de la información sobre los aceites esenciales  ha sido extraída de nuestras propias formaciones.

 

 

 

All search results