0
Mi cesta

Total:0,00 

  • Tu carrito está vacio
Ver cesta
Subtotal : 0,00 
Seleccionar página

¿A quién no le han picado o llorado los ojos en alguna ocasión después de trabajar un buen rato delante del ordenador? El síndrome del ojo seco puede ser puntual o convertirse en algo crónico que se debe tratar y no solo puntualmente. Es un problema multifactorial caracterizado por un desequilibrio en la película lacrimal que  se ocupa de hidratar y mantener el estado saludable de nuestros ojos,  no existe una sola  causa, sino varias, está relacionado con algunas patologías pero también con algunos hábitos muy extendidos en nuestros días como el exceso de horas delante de un ordenador, la disminución del parpadeo cuando fijamos mucho la atención en una pantalla, por ejemplo. Casi todos nosotros lo hemos sufrido en alguna ocasión, los síntomas son quemazón, picor, enrojecimiento, lagrimeo constante y sequedad , llama la atención el lagrimeo constante que parece un poco contradictorio pero no es más que la reacción exagerada del cuerpo cuando hay sequedad .

Entre el  5 y el 35 % de las personas padecen ojo seco, afecta al 20% de los mayores de 45 años  y se cree que un 50% de las personas que lo sufren no están diagnosticadas, no es una patología grave pero nos afecta a la calidad de vida, nos resulta más incómodo hacer actividades diarias habituales como conducir, uso de ordenador, leer incluso ver la tele y lo peor de todo es que si no se trata puede desencadenar a la larga problemas oculares más serios.

¿Por qué sucede?

Puede suceder por falta de secreción acuosa debido a enfermedades autoinmunes como el síndrome se Sjörgren, factores hormonales como la menopausia debido a una obstrucción del lagrimal o como efecto secundario de algunos fármacos,  deficiencia de vitamina A, alteración de la composición de la lágrima, baja frecuencia de parpadeo, uso de lentes de contacto, uso de gotas con conservantes, alergias, después de una operación en los ojos…

¿Qué podemos hacer?

  • Procurar movernos en ambientes libres de humos, tabaco, polución, exceso de aires acondicionados
  • Tiene que haber buena luz y evitar reflejos
  • Descansar de las lentes de contacto
  • Beber agua abundante
  • Uso de gafas de sol de calidad
  • Parpadear intencionadamente al menos cada 5 minutos, ideal 12 papadeos por minuto y si estamos con el ordenador apartar la vista de la pantalla mirar un objeto cercano y luego a la lejanía y ajustar la resolución de la pantalla
  • Disminuir el uso de pantallas ordenadores, tablets, móviles o en su defecto establecer descansos de 15 min cada 2 horas
  • Higiene parpebral: con toallitas un poco calientes y un suave masaje, preferiblemente que no necesiten aclarado
  • Modificación de nuestra dieta, aumentando los ácidos grasos, se ha comprobado que es uso de algunos suplementos como omega 3, el omega 6 es antiinflamatorio e incrementa la capacidad de producir la lágrima y/o omega 7 mejoran la patología, El zinc y las vitaminas antioxidantes evitan el estrés oxidativo.
  • El médico debe decidir si sustituir o reducir la medicación que nos puede causar la sequedad
  • Si se trata de gotas oculares lo que nos provoca la sequedad y no se pueden cambiar se recomienda añadir el uso concomitante de lubricantes oculares, muy importante  que sean sin conservantes, el uso crónico de estas gotas  con conservantes puede provocar daños en la superficie corneal especialmente en pacientes con cirugías.
  • Uso de lágrimas artificiales para mejorar el confort y la hidratación ocular y devolver a la superficie del ojo su estado y equilibrio natural

¿Qué lágrimas podemos usar?

El mercado está saturado de lágrimas, hay muchísimas y no todas son iguales… ¿Cuál sería una lágrima ideal?

  • Estériles
  • Que tengan caducidad larga
  • Con dispositivos fáciles de aplicar, a veces a ciertas edades cuesta si el plástico es muy duro apretar para que caiga la gota
  • Sin conservantes: muchas de ellas los tienen aún porque no todos los fabricantes han conseguido alargar la caducidad sin el uso de conservantes (conservantes comunes Cloruro de benzalconio (BAK), edetato disódico (EDTA), Cetrimida.) las gotas que se usan 3-4 veces al día de manera crónica no deberían llevar conservantes, estos afectan a la superficie de la cornea y producen reacciones de inmunidad e inflamatorias a largo plazo.
  • Que hidraten bien y su efecto dure lo máximo posible para no tener que estar continuamente poniéndoselas
  • Deben tener buena tolerancia no picar ni irritar
  • Viscosidad suficiente pero no demasiada para no producir visión borrosa cuando te las pones pero dependerá de la severidad de los síntomas a veces no importa que nos deje la visión un poco borrosa porque si es más espesa si su efecto suele durar más tiempo
  • pH adecuado
  • Imitar al máximo las propiedades de la lágrima natural

 

¿Qué composición debe tener una buena lágrima?

  • Polimeros naturales derivados de la celulosa o artificiales derivados del vinilo
  • Acido hialuronico generalmente al 0.15%-0.20%:
    • Gran capacidad para absorber agua.
    • Tiempo de permanencia sobre superficie ocular.
    • Cicatrizante
    • Propiedades antiinflamatorias y antioxidantes.
  • Lípidos: retrasan la evaporación de la lágrima
  • Vitaminas: antioxidantes (A, E, B12, dexpantenol).
  • Agentes calmantes: camomila, aloe vera, etc. ( no es aconsejable hacérselos uno mismo, siempre quedan residuos de planta que pueden provocar reacciones alérgicas o erosiones en el ojo, no utilicéis recetas caseras, las lágrimas tienen que ser estériles de concentración definida y pH adecuado y eso no lo podemos conseguir en casa.
  • Ideal dispositivos en monodosis sin conservantes , o con conservantes menos dañinos como el Polyquad o mucho mejor y más cómodo los nuevos envases de alta tecnología con dispositivos que permiten la larga duración sin conservantes

Casi todos los lubricantes que hay en el mercado cumplen aunque los hay más completas y menos y en función del grado de intensidad del problema debemos usar algún gel hidratante por la noche como ayuda. A partir de ahora podremos leer las etiquetas de nuestros lubricantes oculares con más conocimiento de causa.

En definitiva:

  • Si esta sintomatología aparece de manera esporádica puntualmente por ser usuarios de lentes de contacto o por usar demasiado las pantallas con unas gotas de ac. Hialuronico al 0.15% tendremos suficiente
  • Si aparece por las mañanas suele ser por una alteración de la capa lipídica de la lágrima es mejor una pauta combinada con gotas más completas y completarlas con un gel lubricante antes de acostarse incluso se puede completar con suplementos a base de ácidos grasos por vía oral
  • Si aparece durante el día lágrimas artificiales completas con mezclas de diferentes componentes y como siempre que sea crónico mejor sin conservantes.

En cualquier caso, consultad a vuestro farmacéutico, en vuestra farmacia os pueden asesorar incluso disponemos de test para evaluar el grado de ojo seco.

¿Cuándo hay que ir al médico?

  • Personas mayores de 65 años, embarazadas , lactantes o personas con una enfermedad asociada
  • Pacientes en tratamiento con medicamentos como anticoagulantes, antidepresivos, u otros medicamentos que provoquen ojo seco
  • Cuando con tratamiento no remite después de una semana
  • Cuando usamos lentillas y no mejoramos sin su uso
  • Molestias repentinas intensas, dolor, enrojecimiento, fotofobia
  • Pacientes con ojo seco que sufren bruscamente de disminución o pérdida de visión
  • Cuando los síntomas severos se mantienen después de una semana de tratamiento

 

 

All search results