0
Mi cesta

Total:0,00 

  • Tu carrito está vacio
Ver cesta
Subtotal : 0,00 
Seleccionar página

Os presentamos algo nuevo, hasta ahora os habíamos hablado de cómo protegerse del sol con pastillas, os hemos presentado algunos productos en cápsulas que hoy en día nos resultan imprescindibles para completar la fotoprotección tópica y mejorar la salud de nuestra piel no solo en estas épocas del año sino todo el año; sin embargo,  los niños estaban en cierto modo desprotegidos ,  la protección oral en niños no existía, heliocare 360 junior oral sticks precisamente viene a cubrir este hueco y lo hace de manera brillante, ahora os lo contamos.

¿Qué contiene? ¿Cómo actúa?

Contiene Fernblock®, ingrediente estrella de los fotoprotectores  Heliocare, el extracto del helecho Polypodium leucotomos que ha demostrado aumentar la resistencia de la piel frente a la quemadura solar, así como preservar la inmunidad cutánea, neutralizar y reparar los daños causados por la radiación solar. Fernblock® es un producto natural totalmente seguro que neutraliza los radicales libres y es un potente antioxidante además de prevenir  el daño en el ADN nuclear  y mitocondrial, reducir la inmunosupresión y la inflamación producida por la radiación solar. No contiene gluten.

¿Para quién? Está indicado para niños a partir de 4 años, el espesor de la piel de los niños es un 30% menor y también es menor la producción de melanina, sin embargo, sabemos que el desarrollo de un cáncer de piel está relacionado con las quemaduras que hayamos tenido antes de los 18 años ( como saber si puedo tener cáncer de piel) y además el 80% de la exposición solar se recibe antes de esa edad y nuestra piel nunca olvida, la piel tiene memoria….  Por tanto, está claro que existe una  especial necesidad de protección de los niños frente a la radiación solar, además la aplicación del protector solar a veces no se hace debidamente, o no  se aplica cada  dos horas o si están de excursión o con el cole se olvidan  o se lo aplican solo en algunas zonas, es un manera de quedarnos más tranquilas si el niño se va de excursión o a las colonias del verano o simplemente tiene piel muy blanca, sensible, reactiva y/o con facilidad para quemarse, debemos evitar a toda costa cualquier quemadura.

.¿Cómo se toma?

La dosis recomendada es de un sobre a partir de los 4 años y de dos sobres en niños a partir de los 10 años, tiene un agradable sabor a naranja y puede ir directamente a la boca no necesita agua. Es eficaz desde la primera toma, al cabo de media a una hora, no es necesario tomarlo cada día sino el día que se  prevee que el niño va a estar al sol más tiempo.

Nuestra opinión:

Fantástica innovación que nos presenta el laboratorio Cantabrialabs, ideal para las mamás con niños con pieles sensibles, reactivas o que viven en zonas con muchos sol, deportistas, excursionistas y niños que en verano están todo el día al aire libre.

Hay que ir más allá de la forma clásica de protegerse del sol, y en los niños con más razón,  se trata no solo de protegerse sino de neutralizar y reparar los daños causados y todo ello se consigue con fotoprotección oral. Ya no se concibe la fotoprotección tópica sin la oral.

All search results