0
Mi cesta

Total:0,00 

  • Tu carrito está vacio
Ver cesta
Subtotal : 0,00 
Seleccionar página

Dos de cada tres pacientes de cáncer sufren efectos secundarios en su piel, tras un diagnóstico tan terrible como el cáncer, se nos plantean muchísimas preguntas la primera, por supuesto, es si sobreviviremos o no, pero una vez asumidas las respuestas básicas nos planteamos otras cuestiones: ¿Cómo me pueden afectar los efectos secundarios de los tratamientos? ¿Hay algo que yo pueda hacer para evitarlo? ¿Serán reversibles? y si soy un familiar… ¿Cómo puedo ayudar?

Estas preguntas nos las hemos hecho todos en un momento u otro como pacientes o como amigos y familiares, pues veréis, si, podéis hacer algo en ambos casos y de  eso vamos a hablar.

Lo primero es conocer la enfermedad y las consecuencias posibles pero también los posibles problemas  que pueden venir  a raíz de los tratamientos y si podemos prevenirlos. Uno de los problemas, no más graves,  pero sí que más nos afectan son los que se refieren a nuestra piel, uñas y cabello, los diferentes tratamientos oncológicos (radioterapia, quimioterapia o terapias dirigidas) pueden afectarlos en diversos grados. Generalmente son  temporales y reversibles y en muchos casos ni siquiera es necesario suspender el tratamiento, pero nos afectan mucho porque afectan la imagen que tenemos de nosotros mismos, nuestra autoestima y eso puede acabar repercutiendo en nuestras relaciones y por tanto en nuestra calidad de vida.

¿Qué podemos hacer?

Es fundamental ocuparse correctamente del cuidado de nuestra piel  desde el principio, y de manera activa, tanto antes del tratamiento como durante y después ya que esto puede disminuir el porcentaje de efectos secundarios, una buena idea es escoger siempre un momento determinado del día para dedicarlo a nosotros mismos, como si fuera por  prescripción médica obligatoria. La piel es el intermediario o la barrera entre el medio exterior y nuestro cuerpo, nos recubre por dentro (mucosas) y por fuera, hace de barrera para defendernos, controla la temperatura corporal, la hidratación e interviene en procesos importantes del metabolismo como la síntesis de vitamina D etc.. y además no debemos menospreciar nunca que una buena imagen suele ir relacionada con un buen estado de ánimo.

 

A nivel de boca  o higiene dental: Es importante consultar a nuestro dentista antes del tratamiento.La mucositis o inflamación y enrojecimiento de las mucosas incluso ulceración es un efecto secundario muy frecuente, para minimizarlo debemos:

  • Extremar la higiene de la boca para evitar sobreinfecciones utilizando un cepillo de calidad muy suave
  • Usar productos tipo gel o espray con hialuronico
  • Enjuagues muy suaves siempre con productos sin alcohol. A base de bicarbonato o tomillo
  • Evitar comidas picantes o saladas o con alimentos que pueden producir escozor como el vinagre
  • El cocimiento de llantén es un clásico

 

A nivel de piel: el picor generalizado es un síntoma frecuente y provoca gran incomodidad, a veces es debido a sequedad de piel a veces hay causas internas de afectación de otros órganos, en muchos casos necesita tratamiento médico pero podemos tomar medidas no farmacológicas que nos ayuden:

  • Usar productos de limpieza suaves sin jabón, tipo syndet
  • No usar esponjas
  • Mejor ducharse con agua tibia que muy caliente
  • Secarse con suavidad no frotando y toallas siempre limpias
  • Lavar el cabello 1-2 veces por semana con champús muy suaves
  • Evitar cambios de temperatura bruscos
  • Ponerse ropa holgada, que no roce la piel a ser posible de algodón
  • Hidratar la piel muy a menudo con productos relipidizantes y reparadores y calmantes, sin perfumes ni parabenos ni lanolinas ni alcoholes .

Usar siempre fotoprotectores de muy alta protección UVA/UVB (50+) para pieles sensibles, pueden ser con filtro químico o físico, aunque el físico es más aconsejable ya que la capacidad de provocar  una alergia o una reacción es menor y a día de hoy las texturas están muy conseguidas.

A nivel de piel de la cara se puede notar sensación de tirantez, sequedad y perdida de luminosidad, la piel se pone cetrina, se acentúa el hundimiento de los ojos y aparece más flacidez, se puede notar la aparición de pequeñas venitas y también de manchas incluso puede volverse la piel más oscura en general, el maquillaje corrector hace aquí una gran labor y los talleres para pacientes a nivel de hospitales y farmacias también,  hay que procurar siempre que los productos sean especiales para pieles sensibles ,  no oclusivos , ni irritantes y testados dermatológicamente   ,evitar composiciones con exfoliantes  tipo alfahidroxiacidos o retinoles y  los desmaquillantes deben ser a base de texturas tipo leche o aceite.

En Inglaterra y algunos países la aromaterapia se está empezando a introducir como tratamiento complementario para hacer los efectos secundarios de la radioterapia más leves y hacer el proceso más llevadero, muchos radiólogos opinan que no se debe poner nada en la piel justo antes del tratamiento, sin embargo , algunos dermatólogos avanzados hablan de preparar la piel  2 horas antes con fórmulas a base de aceites esenciales específicos y aplicarlos también después, de hecho la sabiduría popular ya habla de que una buena planta de Aloe , por ejemplo es el mejor regalo que nos pueden hacer en esta situación, el aloe vera directamente exprimido de la planta puede ser útil para después de la radioterapia solo o mezclado con aceites esenciales.

Disponemos de plantas medicinales como mucilagos de gel de aloe, llantén, malva y malvavisco con propiedades emolientes, antidesecantes, filmógenas y nutrientes; o  antipruriginosas como el Helicriso o cicatrizantes y que estimulan la inmunidad de la piel  como la Caléndula o el Hipérico también cicatrizante. En cualquier caso no hagáis nada sin el visto bueno de vuestro oncólogo. No todo lo natural es siempre inocuo y seguro y está libre de efectos secundarios.(plantas medicinales y cáncer)

 

 

A nivel de cabello:

El pelo es uno de los grandes afectados tras recibir la mayoría de tratamientos de quimioterapia, lo habitual es que nuestro médico nos lo explique en función del producto que utilizará para tratarnos,  pero debemos esperar la caída total del cabello, también las cejas, aunque a veces esto no sucede, la caída es parcial, pero sí se pierde brillo y se ve mucho más débil y fino; Generalmente al mes de acabar los tratamientos este proceso es reversible y  en ocasiones con ligeros cambios en la textura y el tipo de cabello. Por desgracia, no existe ningún sistema infalible para evitarlo, se tiende a disimularlo, es buena idea cortárselo antes muy cortito para minimizar el efecto que psicológicamente nos produce perder el pelo,  también hay métodos como pañuelos de algodón, nada de nylon ni tejidos sintéticos, algunos llevan incluso cabello en la parte del flequillo o por detrás, es importante saber que nuestro cuero cabelludo debe ventilarse unas 6 horas diarias.

Las pelucas también son una buena opción, hoy en día hay verdaderas maravillas que pueden hacernos muy similares a nuestro corte de pelo y color, pueden ser naturales o no, las naturales son más caras y exigen más cuidados pero si podemos vale la pena, las encontraremos en peluquerías especializadas y ortopedias, si es posible que un buen asesor de imagen nos ayude, mucho mejor , podemos aprovechar para cambiar de look o encargarla igual a nuestro pelo, debéis hacerlo siempre con antelación antes de  la quimioterapia para estar preparados, a ser posible hay que evitar pegar la peluca al cuero cabelludo por  posibles irritaciones, tu médico puede asesórate en este tema o incluso personal especializado, en algunos hospitales hay talleres  dedicados  para que tengamos toda la información a nuestro alcance.

Existen varias asociaciones que permiten que dones tu pelo cuando te lo cortas  en sus peluquerías asociadas  para financiar una peluca para un paciente con cáncer.(mechones solidarios es una de ellas…)

Cuando la caída es parcial se deben evitar los lavados con champús agresivos o tintes, si hay que teñirse el pelo mejor los tintes temporales que son más suaves y sino sobre todo que sean hipoalergenicos y para cuero cabelludo sensible pues pueden irritar, los campus de pH fisiológico (5.5) y de uso frecuente, si el pelo ha perdido hidratación, brillo y cuerpo puedes usar productos para ello con la precaución de enjuagar bien después , puesto que también te podrían provocar una reacción si quedan restos en tu cuero cabelludo. Es importante evitar el secador a altas temperaturas y no frotar y si protegemos durante el día con gorras y pañuelos mejor, se pueden usar complejos vitamínicos después de finalizar los tratamientos para ayudar a fortalecer el pelo.

En cuanto a cejas y pestañas, se puede disimular con un buen maquillaje (hacerse la raya a ras de pestañas simula tener más pestañas) o micropigmentación, las pestañas postizas pueden dar problemas porque el pegamento utilizado sea irritante, existen hoy en día tratamientos efectivos para recuperar cejas y pestañas,  originariamente se trataba el glaucoma(aumento de la presión ocular) con unos colirios cuyo efectos secundario era el crecimiento de pestañas  a raíz de esto se investigó hasta obtener un producto eficaz para el crecimiento de cejas y pestañas.

 

A nivel de uñas:

Tras tratamientos de quimioterapia se notan las uñas frágiles, aparecen estrías, se vuelven más rugosas, incluso hay alteraciones de color y aumenta la susceptibilidad a infecciones por hongos o a hacer uñeros, incluso en algún caso pueden despegarse las uñas de la base y tras el tratamiento no se recuperan enseguida sino que tardan varios meses.

Para minimizar estos efectos podemos:

  • Las uñas se deben cortar cortas y rectas para que no se claven
  • Hay que hidratarlas a menudo con productos específicos, hay serums para uñas y cremas de manos y uñas
  • Se pueden utilizar lacas endurecedoras para mantener la integridad de la uña
  • Lo mejor es no pintarse las uñas para que el médico pueda evaluar su estado en todo momento pero si se pintan debe ser con lacas hipoalergenicas y sin formaldehídos ni tolueno ni parabenos y al quitar el esmalte mejor productos sin acetona
  • Nada de uñas postizas por el tema de los pegamentos irritantes

 

Además de todos los cuidados que podemos dar a nuestra piel, uñas, cabello y mucosas tras tratamientos agresivos como los del cáncer una buena alimentación es fundamental , fruta y verdura, dieta sana, pero no existe una dieta comprobada  anti-cáncer, en cuanto a la actividad física , ejerce un papel fundamental ayudando a mantener la masa muscular, la fuerza, la energía y la resistencia, mentalmente también mejora el estrés, el cansancio, la depresión, las náuseas y el estreñimiento y hasta el apetito. Es importante comentar con su médico que tipo de ejercicio debe hacer, en general actividades moderadas como caminar 2-3 horas a la semana empezando poco a poco hasta alcanzar el objetivo gradualmente  y descansando cuando el cuerpo lo pida ,haga lo que pueda hacer y cuando pueda hacerlo. !Vosotros lo valéis!

Más información:

Cáncer: información fiable y recursos en la red

Cáncer y ahora que

Supervivencia de distintos tipos de cáncer

Todo lo que tienes que saber sobre plantas medicinales y cáncer

 

 

All search results