0
Mi cesta

Total:0,00 

  • Tu carrito está vacio
Ver cesta
Subtotal : 0,00 
Seleccionar página

La presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de los vasos sanguíneos cuando el corazón bombea la sangre a través de ellos, estos vasos son las arterias y tienen unas fibras elásticas que amortiguan esa fuerza, sin embargo, a medida que nos hacemos mayores esa elasticidad se va perdiendo y es entonces cuando aparece la hipertensión arterial.

La hipertensión arterial es una enfermedad crónica que sufren entre el 40-50% de las personas, no es dolorosa y cuando es ligera en muchas ocasiones no tiene síntomas, es por ello que aún hay muchos pacientes sin diagnosticar, casi siempre la causa es desconocida, solo en un 5% de los casos aparece como consecuencia de algo más.

En realidad, se producen tres situaciones:

  • Las arterias pierden su elasticidad
  • Se reduce su diámetro
  • Y aumenta su resistencia al paso de la sangre…

Al aumentar la resistencia, el corazón tiene que hacer más esfuerzo para conseguir bombear la sangre y se hipertrofia, se hace más grande, lo que hace que además necesite más oxigeno y además la rigidez conlleva una fragilidad y por ello una posible rotura del vaso, este cuadro provoca que exista un gran riesgo sobre órganos como el corazón , los riñones y el cerebro, es por tanto la hipertensión un factor de riesgo importantísimo para problemas cardio y cerebrovasculares.

En la farmacia nos encontramos muchas veces con pacientes  con tensiones elevadas, disponemos de protocolos con los valores normales en cada caso y las recomendaciones adecuadas, cuando encontramos un paciente con la tensión alta nuestra recomendación es el control durante una semana en casa o en la farmacia, si dispone de aparato repasamos el método de toma de tensión y recomendamos  2 medidas por la mañana y 2 por la noche durante 7 días, por la mañana antes de tomar la medicación y por la tarde antes de cenar. El paciente debe apuntarlo en un papel y llevárselo a su médico de cabecera. El diagnóstico debe hacerlo un médico y nunca se hace basándose en una sola medida de presión arterial, se emplean técnicas como la monitorización de la presión mediante el MAPA o  la misma automedida de la presión arterial en el domicilio o la farmacia.

Tras el diagnóstico, lo primero es un tratamiento no farmacológico mediante cambios de estilo de vida , es lo más difícil, pero algunos estudios revelan que las modificaciones en el estilo de vida pueden obtener efectos equivalentes incluso al tratamiento con un solo fármaco antihipertensivo. Se puede retrasar o prevenir la hipertensión e incluso mejorar la situación de pacientes con hipertensión ligera ¿sorprendente verdad?

hipertension

medida de tensión

¿Qué debemos hacer?

  • La reducción en el consumo de sal conduce a una disminución de las cifras de presión arterial, no solo se trata de evitar echar sal a la comida o echar menos, hay que evitar comidas procesadas que suelen llevar altas cantidad de sal. Podemos cocinar con hierbas aromáticas que le dan sabor a la comida y son más sanas .
  • Moderar el consumo de alcohol, los hombres hipertensos no deben exceder el consumo diario de 20–30 g , para las mujeres la cifra es menor: 10–20 g/ día.
  • Aumentar el consumo de frutas y verduras, hacer dieta baja en grasas para mantener o reducir el peso, la dieta mediterránea ha demostrado su poder de protección frente a la hipertensión.
  • Ejercicio físico regular. Hay estudios que sugieren que el ejercicio aeróbico regular puede ser beneficioso tanto para la hipertensión como para disminuir el riesgo cardiovascular, de hecho parece ser que reduce tanto la presión máxima como la mínima unos 3  mmHg en la población general y hasta un 6,9 /4.9 mmHg en los hipertensos
  • Dejar el tabaco, éste no eleva directamente la tensión arterial , sin embargo es junto con ella una factor de riesgo cardiovascular muy importante
  • Reducción de la ingesta de café y excitantes al menos 1-2 tazas al día máximo

Si el médico no instaura tartamiento farmacológico por ser la hipertensión ligera podemos complementar las médidas higienico-dieteticas  con plantas hipotensoras incluso plantas diuréticas y monitorización de la tensión.

Tratamientos naturales con plantas medicinales para la hipertensión

Las principales plantas hipotensoras:

Ajo (Allium sativum L.): la utilidad del bulbo de ajo es conocida desde hace años, ayuda a bajar el colesterol, mejora la hipertensión arterial, arteriopatías, claudicación intermitente, prevención de tromboembolismos. Incluso es útil por su acción antimicrobiana para combatir los catarros y otras infecciones del tracto respiratorio. De acuerdo con los resultados obtenidos en distintos ensayos clínicos, los preparados de ajo pueden ser de interés como coadyuvantes en el tratamiento de la hipertensión leve o moderada. El ajo es una planta ideal para un paciente hipertenso con hiperlipemia.

Recordemos que muchos suplementos pueden contener ajo envejecido(mucho más concentrado) o otras presentaciones. El ajo por sus propiedades no debe utilizarse si hay hemorragia activa, en un pre o post operatorio , ni con úlceras, ni tampoco mezclarse con anticogulantes . Tiene un olor desagradable que se elimina incluso por el sudor; sin embargo, la mayoría de suplementos están desosdorizados.

Espino Blanco o albar(Crataegus monogyna): se utiliza la hoja y la flor , tiene acción cardiotónica, antiarrítmica: ,aumenta la fuerza de contracción cardiaca y disminuye la excitabilidad cardiaca,  tiene efecto cardioprotector frente a fenómenos de isquemia miocárdica. También alivia los síntomas cardiacos temporales (por ejemplo, palpitaciones, percepción de los latidos del corazón) debidos cuadros leves de ansiedad..

Olivo(Olea Europaea):  es la planta más usada tradicionalmente para la hipertensión arterial leve incluso moderada, se usa a veces como decocción de 10 gramos de hoja fresca dos veces al dia , mañana y tarde, en infusión, 3 o 4 veces al dia 7-8 gramos en 100 ml o como polvo o extracto seco en preparados de cápsulas .

hojasdeolivo

hojas de olivo para hipertensión

Cuando estas tres primeras plantas de elección no son suficientes se pueden complementar con plantas diuréticas:

  • Cola de caballo(equisetum arvense) los tallos de cola de caballo son diuréticos suaves y remineralizantes
  • Te de java: no es el te clásico sino el ortosifon es diurético y antiespasmódico también
  • Ulmaria: diurético con acción antiinflamatoria suave
  • Diente de Leon : Las hojas se utilizan popularmente como diurético.

Ya existen preparados con mezclas variadas de estas plantas con alto grado de eficacia.

Recientemente se ha encontrado que existen otros tipos de productos naturales que se vislumbran como alternativa a tratamientos farmacológicos , son los llamados Péptidos bioactivos , como pequeños  fragmentos de proteína escondidos dentro de la propia proteína, aparentemente inactivos pero que tras la digestión, la hidrolisis o la fermentación de un alimento determinado los estudios afirman que ejercen determinadas actividades biológicas entre ellas destaca la antihipertensiva..se están estudiando estos péptidos bioactivos obtenidos de lácteos fermentados y en hidrolizado de de huevo, por ejemplo, de momento han demostrado potente actividad in vitro, faltan estudios que demuestren si se absorben bien o no estos productos por nuestro organismo y alcanzan su diana produciendo ese efecto antihipertensivo tan deseado. , si es así, oiremos pronto hablar de ellos, como suplemento o añadidos a alimentos en los famosos alimentos funcionales; los péptidos bioactivos podrían ser en el futuro utilizados como complemento al tratamiento en hipertensos mal controlados, como complemento a personas que se mantienen únicamente con medidas dietéticas o incluso como preventivos .

En cualquier caso, tenemos suficientes armas naturales para que podamos controlar una tendencia a la hipertensión o una hipertensión ligera con hábitos saludables y suplementos a base de plantas de calidad y en caso de no ser así el tratamiento farmacológico es abundante y muy variado.

Como cualquier ayuda es buena, la tecnología se pone de nuestra parte mediante apps para hacernos una enfermedad crónica como la hipertensión más llevadera , estas son algunas:

 

BLOOD  Pressure Log:  es una buena aplicación interesante para hipertensos y  una de las aplicaciones mejor valoradas en Android. Permite almacenar los datos de presión arterial, frecuencia cardíaca, peso incluso almacenar comentarios y observaciones  como si dormimos bien o si tenemos alguna molestia. La aplicación realiza basadas en recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, la Sociedad Europea de Hipertensión y la International Society of Hypertension.

Está disponible de modo gratuito para dispositivos Android, y tiene una versión de pago, Esta modalidad de pago permite la transferencia por Wi-Fi y la exportación de los datos a Google Drive.

 

MEDISAFE:  El problema más grave de la hipertensión es que en muchos casos no se cumple con la posología o se olvidan las pastillas… “como no me duele nada”  o “me he tomado la tensión y está bien ¿para que necesito pastillas?” Medisafe es una aplicación de gestión de las medicaciones que cuenta con un recordatorio de toma de medicamentos fácil de usar por cualquier usuario, es una aplicación recomendable a pacientes con uno o varios medicamentos, no sólo antihipertensivos; también se puede recomendar como una ayuda para cuidadores y familiares de los pacientes.

La aplicación permite llevar a cabo un control de toma de comprimidos, marcando como tomado el comprimido, y exportar este informe en un Excel para el control por el médico o el farmacéutico. Además, permite sincronizar dispositivos de familiares, tras conceder los permisos pertinentes, y así recibir avisos en caso de que algún familiar no marque como “Tomado” alguno de sus medicamentos.

 

Como veis ayudas no nos faltan, el principal problema de la hipertensión es

  • La falta de diagnostico: personas hipertensas que no saben que lo son. No cuesta nada acercarse un momento a la farmacia y que no tomen la tensión, aunque estemos bien, tendríamos que hacerlo periódicamente
  • La falta de adhesión a la medicación: nos parece que como no nos duele nada o nos tomamos la presión y como hoy la tengo bien… no hace falta que me tome la pastilla, esto es un error, la tensión puede subir en cualquier momento y la pastilla nos protege.

Debemos ser conscientes que mantener nuestra tensión arterial en los niveles correctos es fundamental para evitar problemas cardio o cerebrovasculares.

Nuestra salud está en nuestras manos

Este articulo ha sido publicado en la revista Salud Total  num.88

All search results