0
Mi cesta

Total:0,00 

  • Tu carrito está vacio
Ver cesta
Subtotal : 0,00 
Seleccionar página

Hace unas 3-4 semanas acudió a la farmacia una paciente habitual, aquellas pacientes con las que llegas a establecer una relación personal que siempre te consulta y acabas charlando de todo un poco de la vida de los hijos… hablando, hablando se quejaba que a los cincuenta y muchos aun tenía la regla y más abundante que nunca, incluso le duraba una semana , además tenía molestias, le dolía a veces como cuando era una adolescente, “estoy harta”, “estoy deseando entrar en la menopausia todas mis amigas ya no tienen la regla y yo parece que  la vaya a tener hasta los 80, encima no me encuentro bien , me han encontrado  hipertensión y tomo enalapril con hidroclorotiazida con lo cual estoy yendo al lavabo continuamente a orinar y claro me levanto cansada, nunca creí que los 50 iban a ser tan malos , yo quería ser una cincuentañera estupenda como esas actrices que salen por la tele que están mejor que nunca pero está visto que eso no es para las mujeres reales”.

Antes de seguir, debéis saber que no solo tengo su permiso para hablaros de esto sino que ella misma me lo pidió para  poder explicarle a su marido después todo lo que hablamos  , “escríbelo en el blog de la farmacia, no sé si voy a ser capaz de repetírselo a mi marido para que lo entienda.

Pues allá voy, a continuación le hicimos la pregunta del millón:

-¿Cuanto hace que no te haces la revisión ginecológica?

– mmm… ¿dos años? ¿Tres? No sé , estaba tan estupendísima que no he vuelto..Ya sé que tengo que hacerla cada año pero es que no es plato de buen gusto así que lo  alargo todo lo que puedo y en vez de cada año voy cada dos o tres..

– Pues pide hora y háztela ya y después vienes y me cuentas.

Y así fue. Y nuestra paciente volvió al mes: Diagnóstico Mioma

-“El ginecólogo me ha dicho que es un mioma que no me preocupe que es como un tumor benigno, es un gran profesional aunque un poco seco y tenía una cola el pobre que no me atreví a preguntar más… pero como no me voy a preocupar, TUMOR es una palabra muy fuerte aunque sea benigno, estoy muerta de miedo, que va a ser de mis hijos aun no son independientes tienen que acabar los estudios( típico de las mujeres , nos dan una mala noticia y lo primero es preocuparse por cómo se apañaran tus hijos o tu marido…sin comentarios)

– Pues yo te cuento, tranquila que no es tan grave y es mucho más frecuente de lo que imaginas.

¿Qué es un mioma?

El mioma es el tumor ginecológico, benigno, no canceroso que crece en el tejido muscular del útero de la mujer y es el más frecuente en las mujeres. Se le conoce también como fibroma, fibromioma o leiomioma. Se estima que hasta el 70% pueden desarrollarlo a lo largo de su vida. Y la incidencia máxima es precisamente en la cincuentena, si son pequeños incluso se puede convivir con ellos sin darse cuenta , y sin síntomas, si son más grandes ya pueden provocar síntomas aunque estadísticamente solo un tercio de las que lo sufren tienen síntomas tan molestos que necesitan tratamiento. Muy pocos miomas se convierten en malignos, menos de uno por cada 100.000 mujeres resulta maligno al año y en la mayoria de los casos no afectan la fertilidad pero si deben tener un seguimiento trimestral por nuestro ginecólogo.

¿Cuáles son los síntomas? Los síntomas más comunes de los miomas uterinos son:

  • Sangrado menstrual abundante, a veces con coágulos de sangre.
  • Periodos menstruales que pueden durar más de lo normal.
  • Necesidad de orinar con mayor frecuencia.
  • Sangrado entre periodos
  • Retorcijones (cólicos) pélvicos o dolor durante los periodos.
  • Sensación de llenura o presión en la parte baja del abdomen.
  • Dolor durante la relación sexual.

Los miomas a menudo se encogen y no provocan síntomas en mujeres que han pasado por la menopausia. Un estudio reciente mostró también que algunos miomas pequeños se encogen en mujeres que aún no han pasado por la menopausia.

¿Por qué aparece un mioma?

No tenemos la respuesta, las causas se desconocen, se especula con que tienen relación con las hormonas y también con nuestra genética , pero no hay una causa clara. Los miomas nunca aparecen antes de la pubertad y su tamaño suele disminuir en la menopausia, en ocasiones llegando a desaparecer por sí mismos.

Tratamientos

No existen pastillas milagrosas que los hagan desaparecer aunque si existen tratamientos que induciendo estados similares a la menopausia pueden reducirlos aunque en la mayoría de los casos solo se utilizan para antes de la cirugía porque después recuperan su tamaño , la solución , no siempre es operar, si el tamaño es pequeño y no  molesta ni tienen síntomas solo está indicada la revisión periódica y el control .

Recientemente se han comercializado tratamientos como el acetato de Ulipristal,  cuyo objetivo es minimizar las pérdidas y molestias de los miomas actúa inhibiendo la proliferación celular y a la estimulación de la apoptosis de las células del mioma. Deben evitarse tratamientos superiores a 3 meses y esta básicamente indicado para preperatorio  cuando hay síntomas moderados a graves de miomas en mujeres adultas en edad reproductiva o como tratamiento intermitente repetido de los síntomas moderados y graves de los miomas uterinos en mujeres adultas en edad reproductiva.

En los casos en que si hace falta cirugía se intenta preservar el útero y extirpar solo los tumores, aunque puede verse implicado todo el útero.Por suerte actualmente hay nuevas técnicas a aparte de la cirugía tradicional:
  • Taponar las arterias que irrigan el mioma para disminuirlo o embolización de las arterias uterinas: técnica intervencionista que consiste en la localización de las arterias uterinas que son las que irrigan el cuerpo del útero mediante una arteriografía de la zona. Una vez que son localizadas se procede a canalizar cada una de ellas para insertar un combinado de sustancias químicas que generan trombos en el interior de esas arterias disminuyendo el flujo sanguíneo hacia los miomas haciendo que modifiquen su tamaño. Se consigue una disminución del tamaño de los miomas entre un 20-50% en un plazo de 3 meses a partir de la embolización
  • Destruirlo mediante calor por ondas : se utilizan ultrasonidos focalizados guiados por resonancia magnética, los miomas se desvitalizan y el cuerpo elimina poco a poco el tejido tratado, no utiliza anestesia sino sedación para que la persona solamente este relajada pero puede ser consciente del proceso, es un tratamiento ambulatorio que puede durar unas dos horas y después un tiempo de reposo en la clínica por la sedación. Ya se han tratado más de 50.000 mujeres en el mundo con un alto grado éxito, es una terapia está aprobada por la Unión Europea, la Food and Drug Administration (FDA) y avalada por la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO). 

 

Estas técnicas son relativamente recientes y es vuestro ginecólogo quien debe recomendaros lo que debéis hacer pues cada caso es un mundo, Solo a título informativo os dejamos aquí  varios links.

https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000914.htm

https://www.jano.es/noticia-la-terapia-ultrasonidos-se-consolida-20828

https://www.fisterra.com/herramientas/medicamentos/ulipristal-acetato/

https://www.infosalus.com/mujer/noticia-tratamiento-medico-mioma-uterino-necesidad-cirugia-20160930132651.html

https://www.europapress.es/andalucia/sevilla-00357/noticia-profesionales-macarena-avanzan-tratamiento-miomas-uterinos-nueva-tecnica-evita-ingresos-20140731144747.html

https://www.ema.europa.eu/docs/es_ES/document_library/EPAR_-_Product_Information/human/002041/WC500124085.pdf(esmya prospecto EMA)

Miomas uterinos (sociedad Española de Ginecologia y obstetricia)

All search results