0
Mi cesta

Total:0,00 

  • Tu carrito está vacio
Ver cesta
Subtotal : 0,00 
Seleccionar página

Os hemos hablado ya innumerables ocasiones de la Flora intestinal, actualmente e considera un órgano más de nuestro cuerpo al que debemos cuidar y alimentar.

¿Porqué? ¿Qué funciones tiene?

Realiza funciones básicas, unas muy conocidas y otras no tanto:

  • Digestión y absorción de los nutrientes
  • Barrera contra la flora patógena
  • Actúa como máquina dexintoxicante, algunos científicos lo llaman segundo hígado, por tanto su mal estado puede provocar patologías hepáticas.
  • Influye en la respuesta inmune: el tracto digestivo tiene su propio sistema inmune, tejido linfoide asociado al intestino, el intestino no deja de ser nuestra separación del mundo exterior y es lógico que sea donde se controla y ejercita nuestro sistema inmune para distinguir entre una bacteria mala y una buena.. ¿no os habéis preguntado nunca como lo hace?
  • produce enzimas y sustancias importantes que intervienen en proceso biológicos: vitaminas, neurotrasmisores como vitamina b12, serotonina , Gaba,Fndc (factor implicado en la síntesis de neuronas y su protección )etc…
  • Ayuda a controlar el estrés por su efecto beneficioso sobre el sistema endocrino
  • Ayuda a controlar el descanso
  • Ayuda en la respuesta inflamatoria del cuerpo

Pero ¿Qué puede dañar nuestra flora intestinal?

  • Exposición a sustancias que alteran su composición:
    • azúcar : provoca reacciones de glicación que no es más que su unión a otras moléculas que hace que éstas no funcionen como es debido, son los AGE que el cuerpo no reconoce provocando reacciones de inflamación.
    • Gluten: parece que existe una relación entre una proteína del gluten , la gliadina y la permeabilidad intestinal
    • medicamentos: antibioticos, antinflamatorios,anticonceptivos, ansioliticos, orlistat…
    • productos químicos como el cloro del agua, disolventes, disruptores endocrinos,algunos aditivos alimentarios, herbicidas, pesticidas
  • Falta de nutrientes que la alimenten: la falta de fibra en la dieta , tan importante y de la que nos olvidamos en muchas ocasiones, La fibra es el alimento favorito de nuestra flora intestinal lo ideal es que sea fibra fermentable, almidón resistente ,por ejemplo, que se encuentra en los plátanos verdes y en la patata cocinada y enfriada. Os dejamos aquí un post del blog de @andreuprados que os explica con detalle todo sobre la fibra
  • Estrés: estamos diseñados para reaccionar casi automáticamente a una situación de peligro, ya sea imaginaria o real, nuestro cuerpo se dispara y segrega cortisol, la llamada hormona del estrés, ésta sustancia provoca la liberación de aminoácidos de los músculos, glucosa y ácidos grasos al torrente sanguíneo,  para que el cuerpo pueda disponer de mucha energía en poco tiempo , dispara la adrenalina, dispara la frecuencia cardíaca e inhibe el sistema inmune, es una respuesta compleja que si se mantiene en el cuerpo de manera sostenida provoca cambios fisiológicos importantes y muy dañinos, se la relaciona con muchas enfermedades, envejecimiento, osteoporosis,obesidad, síndrome metabólico, fatiga, insomnio, pérdidas de memoria, problemas gastrointestinales y disbiosis de la flora intestinal lo que se traduce en un disminución de la inmunidad y la consecuente aparición de enfermedades.

Por supuesto, no podemos actuar sobre todos estos factores, si un medicamento es necesario, lo es y punto , el hecho de que estemos expuestos a determinados contaminantes de la comida o del medio ambiente es difícil de evitar; pero sí podemos actuar sobre el estrés y sobre la ingesta de fibra y contrarestar el la medida de lo posible los demás factores mediante el uso de probioticos (como aprender a escoger un probiotico de calidad) , alimentos fermentados, verduras de origen ecológico , por ejemplo.

¿Cómo podemos saber si está bien nuestra flora?

Podemos deducirlo por la sintomatologia aunque es muy inespecifica , la fatiga, gases molestias gastrointetinales, diarreas  alternadas con estreñimiento, reacciones alérgicas frecuentes, cuando existen patologias autoinmunes  que recientemente se están relacionando con problemas de disbiosis de flora bacteriana… Sin embargo, cada vez más se tiene a buscar pruebas analíticas que nos puedan indicar el estado de nuestra flora y de nuestra permeabilidad intestinal.

  • Existen unas analíticas para determinar el estado de la flora:  se hace  un coprocultivo que nos permite disponer del mapa de distribución de la microbiota intestinal, bacteriana y fúngica, lo que nos ayuda a valorar las repercusiones de la misma sobre la digestión, así como sobre diferentes enfermedades y el sistema inmune. ( podéis leer toda la información en este post)La identificación de organismos guía y marcadores permite realizar un consejo terapéutico y una estimación de la evolución de la enfermedad y de la terapia.

El intestino está protegido por una capa de bacterias y mucosidad que hace la función de barrera debajo de ésta capa  están sus células, los enterocitos unidas entre ellas estrechamente de manera que no permite el paso más que de sustancias pequeñas y controladas que necesitamos reabsorber, otras  sustancias pueden pasar pero por sistemas más clásicos, a través del enterocito y pueden llegar a los vasos sanguíneos. En ocasiones estas barreras fallan por mal estado de la flora mucoprotectora  debido al estrés, tratamientos con medicamentos etc entonces parece que  estas uniones permiten el paso de moléculas más grandes que desencadenan una compleja cascada de  reacciones inflamatorias. Actualmente se evalúa cómo  medir el estado de estas uniones , es decir una medida de la permeabilidad intestinal, aunque necesitamos más estudios.

Algunas determinaciones que citamos a continuación están empezando a hacerse:

  • Test PI: determinación de la permeabilidad intestinal El análisis consiste en la administración de sustancias no metabolizables de diferente peso molecular, como la lactulosa(molécula de mayor tamaño) y el manitol(menor tamaño), mediante sobrecarga oral. después se cuantifica su eliminación en orina. conociendo la absorción normal de estos productos podemos determinar la integridad y funcionalidad de la mucosa intestinal. Si aparece más lactulosa de la esperada en la orina significa que existe un aumento en la permeabilidad intestinal, ya que ha podido pasar al torrente sanguíneo. En cambio, si no se detecta apenas manitol, puede ser una causa de malabsorción (permeabilidad disminuida) y originar desnutrición y problemas de desarrollo.
  • Anticuerpos anti LPS(lipopolisacarido de las bacterias Gram -): El lipopolisacárido (LPS), o endotoxina, es un componente mayoritario de la membrana externa de las bacterias Gram negativas; está compuesto por una parte lipídica y cadenas características de oligosacáridos y polisacáridos. Es un estimulante del sistema inmune, con un potente efecto tóxico y entre otras funciones cumple un papel principal en la adhesión de las bacterias a las células epiteliales. Algunos autores hablan e que las uniones estrechas que existen entre las células que tapizan el intestino si están en buen estado impedirían la entrada de esta molécula al torrente sanguíneo,por tanto su medida daría un indicación del grado de permeabilidad;  sin embargo, no hemos encontrado información al respecto.Seguiremos buscando…

¿Qué podemos hacer?

Comer sano, hacer ejercicio, en general lo que podemos hacer esta claro y lo hemos repetido hasta hacernos pesadas… ; sin embargo vamos a daros algunos detalles  más para nota:

alimentos fermentados

alimentos fermentados

  • Tomar alimentos ricos en probioticos como los alimentos fermentados: Elie Metchnikoff un famoso microbiólogo que recibió el premio nobel en 1908 creía que la vejez se podía retrasar por procedimientos científicos y otorgó al intestino un papel fundamental. Pensaba que la sustitución de la microbiota bacteriana perjudicial por otra en la que predominaran los lactobacilos mejoraría nuestra salud y nos proporcionaría un envejecimiento saludable. Escribió muchos libres en algunos de ellos documentaba la longevidad de poblaciones en cuya dieta los alimentos fermentados como el kefir eran parte fundamental. Muchas personas hoy en día siguen estos criterios y los alimentos fermentados empiezan a formar parte poco a poco de la dieta de las personas que se cuidan.
    • Kefir: es parecido al yogur pero se consigue casi siempre con leche de cabra y unos inóculos o gránulos como el cultivo de iniciación donde hay una combinación de bacterias y levaduras, el problema de este producto es el poco control que se tiene sobre que bacterias y que levaduras hay en nuestro kefir.
    • Te de Kombucha: la medicina China lleva años utilizándolo es una bebida probiotica con propiedades antioxidantes y estimulantes del sistema inmunitario a base de  té negro dulce que ha sido fermentado por una colonia bacterias y levaduras llamadas  SCOBY (Symbiotic Culture Of Bacteria and Yeast). Igual que en el caso anterior hay que tener cuidado que el Scoby sea de calidad y las normas básicas de higiene al prepararlo
    • Yogur del bueno hecho con bacterias vivas y con mínimos aditivos y colorantes y grasas.Su elaboración es gracias a la simbiosis entre dos bacterias, la Streptococcus thermophilus y la Lactobacillus bulgaricus, que se caracterizan porque cada una estimula el desarrollo de la otra.
    • Chucrut: es una comida típica de Alemania, francia Polonia y Rusia que se prepara haciendo fermentar las hojas del repollo en agua con salmuera..
    • pepinillos, alimentos conservados en salmuera o escabechados

Existen muchos más pero estos son los más conocidos , si los compráis hechos, ningún alimento fermentado, por lógica, debe estar ni esterilizado ni pasteurizados pues pierden todos los probióticos

  • Dieta baja en azucares y alta en fibras de lo contrario se aumenta el riesgo de permeabilidad intestinal.la fibra es el alimento favorito de las bacterias intestinales.
  • Dieta alta en alimentos de origen vegetal no procesados, que incluyan las hortalizas y las verduras, legumbres, los frutos secos y los cereales integrales a ser posible de temporada y de origen orgánico sin pesticidas .
  • Dieta con proteínas de calidad y grasas saludables como el aceite de oliva

Por la vida que llevamos muchos de nosotros sabemos que no vamos a hacer todo esto , así que nos queda la opción de suplementarnos y podemos hacerlo:

  • con probióticos: en nuestro próximo post os presentamos nuevos probioticos con algunas pecurialidades(ver aquí)
  • con productos que alimenten y favorezcan el crecimiento de nuestras bacterias de la flora intestinal (fibra, glutamina, butirico) nutrientes principales de nuestro enterocito. También Os hablaremos de algunas novedades sobre ellos en próximos posts
  • Con los dos…

En cualquier caso empecemos cuidándonos y comiendo sano recordad lo que decía Hipócrates: “ Que tu alimento sea tu medicamento”

All search results