0
Mi cesta

Total:0,00 

  • Tu carrito está vacio
Ver cesta
Subtotal : 0,00 
Seleccionar página

Compartimos con vosotros nuestro ultimo articulo en la sección Tu farmacia responde de la Revista salud Total. Esperamos que os guste.

¿Quién no ha usado nunca una planta para tratar el insomnio, la indigestión , el estreñimiento o cualquiera de esas pequeñas molestias del día a día? ¿No habéis sucumbido nunca a los remedios de la abuela? A mí, mi abuela cuando era pequeña y me dolía la barriga y la cabeza me daba una infusión de una planta maravillosa que yo creía mágica, era muy eficaz, por supuesto su nombre tal como ella la llamaba no sale en ningún tratado de fitoterapia pero funcionaba y muy bien. Con los años descubrí que era la Mentha suaveolens, sinónimo de Mentha rotundifolia, es un tipo de menta silvestre muy común en Galicia(mi abuela era gallega) es analgésica, antiséptica, carminativa y digestiva. Tiene propiedades estimulantes, estomacales y también tónicas. La infusión se emplea para tratar la fiebre y el dolor de cabeza pero ¡cuidado ¡En altas cantidades es tóxica y no se recomienda nunca su ingesta a mujeres embarazadas. Seguro que muchos de nosotros tenemos historias similares… el consumo de plantas medicinales es tan habitual que en algunos lugares como  China y algunos países de Suramérica  es incluso mayoritario por delante del consumo de fármacos. Aquí en nuestro país cada vez se consumen más y en muchos casos se suman al tratamiento con medicamentos  porque nos lo recomienda un amigo o familiar al que le ha ido fenomenal  y bajo el lema: “son plantas son naturales, no pasa nada”…

El 70% de nosotros tomamos plantas medicinales, y entre los  pacientes con enfermedades crónicas que toman muchos medicamentos este porcentaje es del 40% y en la mayoría de los casos las toman además para el mismo problema para el que se medican pero ¿son las plantas medicinales eficaces y seguras para estos pacientes?¿son todas de buena calidad? ¿Qué plantas interaccionan con los medicamentos y pueden provocar un problema de salud?

Para empezar, la legislación es un poco confusa en los registros, los productos con plantas medicinales se venden en supermercados, herbolarios, farmacias y los hay de calidades muy diferentes:

  • algunos productos naturales tienen registro de medicamento, incluso muchos de ellos en su día estaban financiados por la seguridad social. En este grupo tenemos medicamentos archiconocidos como el Daflon, Venoruton, Plantaben, Legalon, Silarine, Armaya, Tanakene y muchos más; sin contar todos aquellos que nacieron inicialmente de plantas después se aisló su principio activo responsable de la acción y ahora se fabrican químicamente entre los que se encuentran medicamentos tan importantes como el taxol, potente anticancerigeno usado en cáncer de mama y ovario,  que se aisló de la corteza del Tejo(Taxus brevifolia).
El tejo, del que se extrae el taxol

El tejo, del que se extrae el taxol

 

  • Especialidades registradas anteriormente como EFP( medicamentos publicitarios), son para síntomas menores susceptibles de autocuidado.
  • Productos naturales registrados como medicamentos tradicionales a base de plantas: en su cartonaje pone las siglas MTP, es un tipo de registro simplificado que permite las indicaciones ligadas al uso tradicional en síntomas menores, estos medicamentos tienen monografías escritas con sus propiedades en fuentes tan fiables como EMA(Agencia Europea de medicamentos), OMS(organización mundial de la salud) o ESCOP (European Scientific Cooperative On Phytotherapy). Por ello estos medicamentos no tienen que justificar su eficacia con ensayos clínicos.
  • Complementos alimenticios o dietéticos: aquí están muchos de los productos naturales que se usan habitualmente por su facilidad de registro y pocas complicaciones, sin embargo, no pueden alegar ninguna indicación terapéutica y esta categoría la adquieren solo con tenerla en algún país europeo. En España esta legislación sobre plantas medicinales todavía no está totalmente desarrollada por eso esta categoría es como un cajón desastre en el que todo cabe, y esto hace aun más necesaria la intervención de un profesional sanitario preparado.
  • Plantas para infusión de usos alimentarios, tradicionalmente consideradas como medicinales pero destinadas a uso diario sin alegaciones terapéuticas, como la tila, la menta, el té, el poleo…

Cuando tratamos con complementos dietéticos en muchas ocasiones no existe información sobre efectos secundarios, dosis , interacciones, precauciones especiales por ello debemos ser extremadamente cautos y consultar a los profesionales sobre todo si tomamos medicación o tenemos alguna enfermedad crónica. A pesar de ser un hecho comprobado, existe un gran desconocimiento de las interacciones entre hierbas medicinales y medicamentos. Entre los principales motivos resaltan la poca atención que se presta en general al consumo de plantas medicinales y la falta de comunicación de los pacientes  por considerarlas  totalmente seguras.

Las interacciones más importantes entre plantas y medicamentos las tenemos con fármacos tan ampliamente usados, como los medicamentos que se toman para tensión, las arritmias, anticoagulantes, trastornos hormonales o del sistema nervioso, incluso en anticancerígenos y en algunos casos estas interacciones son muy importantes.

  • Anticoagulantes: warfarina, acenocumarol. El famoso Sintron, en nuestro país alrededor de 600.000 personas toman anticoagulantes orales , cerca del 1.5% de la población y cada vez son más por el aumento de la esperanza de vida,, este tipo de medicamentos son los que presentan más problemas al mezclarlos con tratamientos naturales.
interacciones de anticoagulantes y plantas

interacciones de anticoagulantes y plantas

  • Medicamentos para la tensión: No se pueden mezclar con Ginkgo, Regaliz , ajo ni Capsaicina, por ejemplo,entre otros, ésta última, como dato anecdótico , incluso en forma de parches , que se utilizan para lumbago y tortícolis de manera muy habitual, consigue aumentar la tos característica  que provocan algunos antihipertensivos,; un diente de ajo tomado cada día ya interacciona.
  • Medicamentos para las arritmias como Digoxina: No se pueden tomar con plantas tan ampliamente utilizadas como los laxantes a base de Cascara sagrada, Sen , Frangula, tampoco con regaliz ni con estimulantes como el eleuterococo, presente también en algunas bebidas energizantes , ni con el Hipérico.
  • Medicamentos a base de hormonas como anticonceptivos: no se puede mezclar con Hiperico por riesgo de sangrado intermestrual y baja la dosis e anticonceptivo.

 

Hipérico una planta muy utilizada con múltiples interacciones

Hipérico una planta muy utilizada con múltiples interacciones

  • Tratamientos como el tamoxifeno : Es un medicamento que se emplea como terapia complementaria para el cáncer de mama. Se utiliza durante un periodo de 5 años tras finalizar la cirugía y quimioterapia y ha demostrado en diferentes estudios que disminuye considerablemente la probabilidad de que se produzca una reincidencia del tumor; sin embargo, en ocasiones provoca sofocos que queremos tratar con productos naturales como la Angelica China, soja, trébol, rojo, agnocasto o sauzgatillo o cimifuga y no debemos mezclarlos pues estas plantas tienen una acción hormonal, la única es la Cimifuga cuya interacción con tamoxifeno no está comprobada y parece que puede disminuir los sofocos y mejorar la supervivencia , pero solo es teoría, faltan muchos estudios y siempre, siempre debe consultarse al oncólogo, es mucho lo que nos jugamos.

 

  • Medicamentos anticancerígenos o inmunomoduladores: Ante un diagnostico de cáncer , nuestra tendencia natural es buscar plantas o tratamientos naturales que nos puedan ayudar ya que los tratamientos anticancerosos suelen ser muy agresivos y con importantes efectos secundarios; ante todo, no se pueden mezclar nunca ningún tipo de plantas con los tratamientos, mientras dure el tratamiento no debeis tomar nada que no conozca vuestro oncólogo, existen muchísimas interacciones, hay libros enteros escritos; sin embargo conociendo el tiempo que dura el medicamento con el que os tratais en el cuerpo, si podeis utilizar algunas plantas reforzantes e inmunoestimulantes para fortaleceros entre tratamientos.

 

En resumen, incluso los mejores suplementos a base de plantas pueden tener sorprendentes interacciones con vuestra medicación, es muy importante que sepáis que los pacientes crónicos, hepáticos,tiroideos, alérgicos, embarazadas y madres lactantes no deben consumir nunca preparados a base de plantas medicinales sin consultar previamente; incluso los preparados a base de omega3(aceite de pescado) aunque no sean un planta, debéis saber que interaccionan con los anticoagulantes y no deben tomarse.

Plantas tan comunes como Cáscara Sagrada, Sen, Plantago, Hipérico, Ajo, Soja, Ginkgo, Regaliz, entre otras , interaccionan con muchos medicamentos, la toma debe separarse siempre y no debemos automedicarnos sin consultar , las plantas medicinales, no dejan de ser medicamentos naturales, de hecho muchos importantes medicamentos se han obtenido de ellas ,tienen efectos secundarios e interacciones entre ellas y con medicamentos y por tanto se le debe tener un respeto y no utilizarlos sin consultar un profesional sanitario. Y sobre todo usar suplementos de origen y calidad contrastada y de dosis adecuada y eficaz. No vale cualquier cosa.

All search results