0
Mi cesta

Total:0,00 

  • Tu carrito está vacio
Ver cesta
Subtotal : 0,00 
Seleccionar página

¿son malos los laxantes?

La respuesta es: no, los laxantes son medicamentos útiles que solucionan un problema muy habitual, el estreñimiento, lo malo, en realidad, es tomarlos con demasiada frecuencia en dosis altas y largos periodos de tiempo.

Lo primero que debemos saber es  si realmente tenemos un problema de estreñimiento  y también saber detectar las señales de alarma, existen unos criterios exactos para definir el estreñimiento, medicamente, se dice que hay estreñimiento si se cumplen 2 de los siguientes síntomas en el último año, al menos durante 3 meses:

– menos de 3 deposiciones a la semana.
– Defecación dura y sensación de evacuación incompleta en más de 1 de cada 4 veces

– Esfuerzo excesivo en más de 1 de cada 4 de las deposiciones.

– Necesidad de manipulación digital para facilitar la evacuación.

Esta sería la definición oficial ; sin embargo, la mayoría de las personas con este problema no están de acuerdo, se declaran estreñidos en el 29% de los casos y mucho más la mujeres que los hombres, el paciente acude a la farmacia porque esta estreñido y cuando se le pregunta que síntomas tiene se refiere simplemente a que  no va al lavabo todos los días…pero ¿es esto estreñimiento? Nos hacemos impacientes necesitamos soluciones inmediatas y cómodas para eliminar la sensación de pesadez y nos parece que engordamos y eso nos preocupa, en consecuencia, en ocasiones,  tomamos decisiones equivocadas.

Para empezar ,el estreñimiento es un síntoma consecuencia de algo más:

  • Alimentación con poca fibra
  • Escasa ingesta de agua y líquidos
  • Falta de ejercicio
  • Algunos medicamentos: antidepresivos, antiácidos, anticonvulsivantes, antihipertensivos, antiinflamatorios, antihistaminicos
  • Alguna enfermedades: diabetes, hipotiroidismo, anorexia nerviosa, depresión…

En ocasiones la manifestación de estreñimiento indica un problema más grave  hay signos de alarma que debemos conocer y si se dan estos casos, siempre, siempre se debe acudir al médico:

  • Estreñimiento de nueva aparición en un paciente mayor de 50 años.
  • Persistencia de los síntomas por la noche.
  • Cambio en el calibre de las heces. Estrechamiento del bolo fecal.
  • Síntomas obstructivos
  • Historia familiar de cáncer de colon o enfermedad inflamatoria intestinal.
  • Anemia ferropénica.
  • Pérdida de peso.
  • Sangrado rectal.

Si no tenemos ninguno de los síntomas anteriores y sí entramos dentro de los criterios de definición del estreñimiento lo primero nunca es tomar un laxante y menos los laxantes irritantes o estimulantes que serian la última opción.¿Qué hacer pues?

  1. Realizar una dieta equilibrada que incluya abundante fibra: salvado, cereales, fruta fresca y verduras. Y beber abundantes líquidos.
  2. Si esto no funciona se utilizarán primero los laxantes como plantago, metilcelulosa, salvado de trigo que deben tomarse siempre con mucha agua ya que lo que hacen es incrementar el bolo fecal, este tipo de laxantes pueden interferir en la absorción de vitaminas y algunos dan flatulencias pero son los más inocuos.
  3. Si estos siguen sin funcionar se usan los  llamados laxantes osmóticos como el macrogol [Movicol®], leche de magnesia, lactulosa o lactitol(Duphalac). Actúan aumentando la presión osmótica en la luz intestinal.
  1. Si aun así no se resuelve el problema se usan los laxantes estimulantes por vía oral o rectal (aceite de ricino, Sen, Casia, Aloe, isacodilo etc…) por via oral actúan aproximadamente a las 8-12 h y por vía rectal a los 20-60 min. Aumentan el peristaltismo al estimular directamente las terminaciones nerviosas del intestino. Este tipo de laxantes es mejor usarlos en tratamientos cortos en el estreñimiento intermitente. En este caso, son tan malos los laxantes naturales como los químicos, plantas como el sen , la cascara sagrada , el aloe son plantas medicinales eficaces para el estreñimiento puntual pero no se deben usar en tratamientos prolongados.

vater

Hasta aquí , todo bien , tenemos un problema el estreñimiento y los solucionamos o con medidas higienico-dietéticas o con laxantes puntualmente, pero ¿Qué sucede si el problema se repite una y otra vez? ¿Podemos estar continuamente tomando laxantes? ¿se habitúa  el cuerpo? ¿Qué efectos secundarios tienen?

CONSECUENCIAS DEL USO Y EL ABUSO DE LAXANTES

Cuando la frecuencia y duración del uso de los laxantes es excesiva aparecen complicaciones, en muchos casos se usan como forma de perder peso, sin embargo, los laxantes no nos ayudan a perder peso puesto que actúan en zonas del intestino donde no se absorben los alimentos , otras personas los usan porque se sienten llenos y incluso algunas lo consideran una manera de purificarse, otros los usan porque han tenido episodios de estreñimiento y creen que no pueden normalizar sus deposiciones sin ellos, el caso es que cualquiera que sea la razón el abuso laxantes conlleva complicaciones que pueden ser importantes:

  • la diarrea crónica y los trastornos electrolíticos por perdida de minerales como el potasio con la consecuente debilidad muscular incluso daño renal y arritmias cardíacas
  • estreñimiento crónico
  • Los gases y hinchazón abdominal, dolor, debilidad, fatiga, vómitos
  • Problemas causados por la deshidratación, como hipotensión, taquicardia.
  • la inflamación y ulceración de la mucosa intestinal, esteatorrea, gastroenteropatía con pérdida de proteínas, hemorragia digestiva y deshidratación.
  • Los casos más graves pueden llegar a enfermedad renal crónica e insuficiencia renal.

¿Qué podemos hacer?

Cuando hay un abuso crónico de laxantes no se pueden suprimir de golpe ya que esto también puede provocar problemas de edemas y desequilibrios lo mejor es que nuestro médico nos plantee una sustitución periódica y programada de los laxantes por fibras , probióticos y dieta rica en verdura y fruta, ayudados al principio si es necesario por supositorios de glicerina o enemas naturales como los de miel ,por ejemplo.

Ya existen productos en el mercado de flora intestinal y fibra que sirven como reguladores y se pueden utilizar para ir sustituyendo el laxante poco a poco.

laxantes uso y abuso

laxantes uso y abuso

En definitiva, ante cualquier problema de este tipo :

  1. Detectar si realmente es un problema o es simplemente una sensación nuestra que no es en realidad estreñimiento.
  2. Buscar los signos de alarma  y acudir a nuestro médico.
  3. Uso puntual si es necesario de laxantes preferiblemente los incrementadores del bolo con mucha cantidad de agua, nunca tomarlos demasiado tiempo ni demasiado frecuentemente.
  4. Si tenemos poca regularidad antes de tomar una laxante los probioticos nos pueden ayudar mucho.

Los laxantes son medicamentos aparentemente muy seguros y que en la mayoría de los casos no precisan receta médica; sin embargo, su uso y abuso conlleva muchas complicaciones que debemos conocer y es muy  importante que dispongamos de toda la información , incluso los laxantes a base de plantas pueden provocar problemas, por ser naturales no son inocuos. Consultad siempre vuestro profesional sanitario de confianza.

Estreñimiento en bebés y niños: ¿que podemos hacer?

 

All search results