0
Mi cesta

Total:0,00 

  • Tu carrito está vacio
Ver cesta
Subtotal : 0,00 
Seleccionar página

Asistimos últimamente a un aumento impresionante de reacciones adversas a los alimentos, quien no conoce a alguien que no puede tomar leche  porque le sienta mal o que ha resultado ser intolerante al gluten después de 30 años de inflarse a pan y galletas o personas con problemas digestivos como dolores abdominales, estreñimiento, diarrea, hinchazón  de causa desconocida pero que relacionan con algún alimento; en  la mayoría de los casos los síntomas remiten cuando se retira. La industria alimentaria ha detectado rápidamente esta necesidad y han crecido inmediatamente el numero de referencias en los lineales de los supermercados, donde antes estaba la leche desnatada o entera ahora hay además leches vegetales de todos los tipos o preparados  lácteos ya que el término leche se reserva para la leche de origen animal, leches sin lactosa , leches  con aditivos saludables como omega 3 o enriquecidas en mas calcio.la inmensa cantidad de opciones en algunos tipos de alimentos  es apabullante. ¿Pero porqué? ¿Qué ha sucedido? ¿Por qué tanta intolerancia?

Aproximadamente un 20% de la población ha presentado o presentará  durante su vida una reacción adversa alimentaria.; sin embargo,  hay que ser cuidadosos con auto diagnosticarnos este tipo de problemas y pasar automáticamente a una dieta restrictiva que puede llevar a falta de nutrientes  en adultos y problemas de desarrollo y crecimiento  en niños.

bottle-841431_1920

Las reacciones indeseables a los alimentos suelen presentarse de dos maneras fundamentalmente y es importante distinguirlas:

  • Alergia alimentaria: es un tipo de reacción que afecta al sistema inmunológico, el alimento actúa como un alérgeno en nuestro cuerpo provocando síntomas desde moqueo, estornudos , urticarias, picores,cefaleas,dolor abdominal, cólicos, diarrea, hinchazón incluso shock anafiláctico, suelen ser reacciones rápidas pero a veces pueden tardar días. En muchos casos este tipo de reacciones se heredan y se identifican casi siempre en los primeros años de vida. Muchos creemos ser alérgicos a un determinado alimento pero en realidad estas reacciones no son tan comunes, aparecen en un 1,4- 3,6% en la población adulta y del 5-8% en la infantil. Se suelen superar en la mayoría de los casos antes de los tres años en según qué tipo de alergias como la del huevo y la leche de vaca; sin embargo, otras como la alergia al marisco o a los frutos secos pueden durar toda la vida. Este tipo de reacciones no solo pueden ser por ingesta sino también por contacto o inhalación.
  • Intolerancia alimentaria. Es un tipo de hipersensibilidad no alérgica, que puede esta r relacionada con mecanismos metabólicos,  inmunológicos, tóxicos, enzimáticos o incluso psicológicos. El cuerpo no consigue digerir alguno de los componentes del alimento. La frecuencia de este tipo de reacciones es 5-10 veces mayor que las de tipo alérgico. Las más importantes  por su elevada frecuencia son la intolerancia al gluten y a la lactosa  pero hay muchas más. Son procesos difíciles de detectar sin una analítica pues la relación causa efecto es difícil de establecer a veces se convive con ellas atribuyéndolas simplemente a una mala digestión o se confunden con otras patologías.

 

Es decir, una alergia alimentaria clásica, como la alergia a los cacahuetes o a los frutos secos, puede provocar una reacción grave inmediata tras la exposición a los alimentos ( a veces no) Los síntomas pueden incluir estornudos, urticaria, hinchazón, cefalea y fatiga. Estas reacciones alérgicas suelen estar relacionadas con la presencia de anticuerpos IgE. Las intolerancias alimentarias suelen caracterizarse por una aparición más tardía de los síntomas y suelen relacionarse con la presencia de anticuerpos IgG. Los síntomas pueden presentarse varios días después de haber consumido los alimentos reactivos, haciendo difícil identificar la causa.

GLUTENFREE

.¿Por qué cada vez hay más celíacos, alérgicos e intolerantes alimentarios?

En los últimos 10 años se ha multiplicado el número de personas con problemas de reacciones adversas a los alimentos, entre un 6-8% de los niños padecen alguna, actualmente la intolerancia al gluten  o celiaquía tiene una incidencia de al menos 1 celiaco por cada 100 personas, además se cree que hay una elevado porcentaje de pacientes no diagnosticados y  que en realidad este número puede ser muy superior . Y no solo la celiaquía, en España el 20% de la población es intolerante a la lactosa; sin embargo, en Suecia, sólo hay un 2% de intolerantes; en USA las personas de raza blanca un 12%, los indios nativos casi un 100% y los de color un 75%. En América latina un 50% de la población es intolerante a la lactosa, en el sur de Europa puede acercarse al 50% y en Sicilia se ha reportado un 70%.  Todas estas reacciones adversas tienen un componente claramente genético que puede manifestarse o no según las circunstancias.

¿por qué?

Existen multitud de hipótesis que intentan justificar  el aumento de las alergias alimentarias  desde el exceso de celo en la higiene actual  que hace que estemos excesivamente protegidos y provoca una propensión a alergias, la contaminación ambiental, la exposición prematura de los bebés a alimentos que se deben introducir paulatinamente o incluso la alimentación de la madre durante el embarazo, los métodos de cultivo, los alimentos excesivamente procesados. En cuanto a las intolerancias sucede lo mismo, no hay una teoría que demuestre la razón de tanta intolerancia aunque cada vez tienen más peso la llamada teoría de la sobre exposición,  En realidad, se desconoce la razón exacta , dado que el componente genético es muy importante ,la epigenetica o la capacidad del medio ambiente para influir en nuestro ADN cobra entonces la máxima importancia.

¿Qué podemos hacer?

Lo primero es acudir al médico si padecemos alguno de los síntomas descritos, a pesar de que en la mayoría de los casos no es un problema grave deben descartarse antes otras patologías. El  primer paso es conocer los hábitos dietéticos, los antecedentes familiares, ya hemos hablado del  importante componente genético, también se hace necesario  un reconocimiento físico  prestando  especial atención al tipo de síntomas,  cada cuanto se repiten y con que los relacionamos.  Después existen toda una batería de test que pueden ayudar en el diagnóstico, desde algo tan simple como retirar 2-3 semanas el alimento al que atribuimos la responsabilidad de la reacción y volver a introducirlo después hasta modernos análisis genéticos, como el Lactogen que detecta la intolerancia  genética a la lactosa   aunque no se hayan presentado todavía sus efectos, y ello facilita prevenir las agresiones al intestino, antes de que aparezcan. Muchas personas han pasado años con molestias intestinales sin saber que podía ser a causa de la lactosa. 

Si somos de los que tenemos prisa y no podemos esperar, en la farmacia existe un test rápido que detecta intolerancias a unos 59 alimentos,  basta obtener una gota de sangre de un pinchazo en el dedo o en el lóbulo de la oreja, es una prueba que se puede realizar en cualquier momento del día, se obtiene el resultado en 40 minutos y no es necesario estar en ayunas. Este test está validado  se basa en la detección de inmunoglobulinas IgG  por immunoensayo tipo Elisa, es fiable y reproducible. Existen por el contrario otros test basados en bioresonancia o electroacupuntura que aseguran que pueden diagnosticar alergias y otras enfermedades, en realidad, varias asociaciones médicas han advertido contra la utilización de este tipo de máquinas por la falta de base científica y de estudios que puedan apoyar su utilidad.

Por suerte para todos, actualmente existe mucha preocupación sobre estos temas y cada vez más ayudas, incluso  recientemente se ha aprobado un reglamento que regula la declaración obligatoria de alérgenos en los alimentos, el Reglamento (UE) nº 1169/2011, sobre la información alimentaria facilitada al consumidor,  de obligado cumplimiento  en todas las fases de la cadena alimentaria, los restaurantes, cafeterías , tiendas de alimentación a granel deben especificar qué alimentos contienen productos con alérgenos potenciales, sobre todo los 14 componentes que más alergias causan, este es una gran avance pues 7 de cada diez reacciones alérgicas graves suceden cenando o comiendo fuera de casa.

Disponemos también de otros recursos en la red como la web recientemente creada www.allergychef.es donde podemos reservar el restaurante especificando nuestra alergia o intolerancia, escoger nuestros platos adaptados para nuestro problema y sabiendo que nos atienden personas formadas en estas patologías, Allergychef cuenta con diversos avales médicos como la Sociedad Catalana de Alergología e Inmunología Clínica (SCAIC) además de otras asociaciones de pacientes como Immunitas Vera. Aplaudimos desde aquí esta iniciativa.

Es muy útil también La web de  Immunitas Vera : www.immunitasvera.org , l a asociación de alérgicos alimentarios  y al látex de Cataluña, es una entidad privada sin ánimo de lucro creada con el propósito de mejorar la calidad de vida de los afectados y sus familias que  nació como iniciativa de un grupo de médicos y  de padres y madres de niños alérgicos alimentarios.

Para las intolerancias más comunes como la intolerancia a la lactosa, tenemos en la red  webs médicas útiles y acreditadas. Como www.Lactosa.org de la Asociación de Intolerantes a la Lactosa (ADILAC), fundada por Oriol Sans, una página muy exhaustiva que no solo dispone de un semáforo alimentario para saber que podemos y no podemos comer sino también aconseja medidas dietéticas para sustituir la falta de leche en la dieta. La Federación de asociaciónes de celiacos de España, www.celiacos.org y blogs acreditados como https://infoceliaquia.blogspot.com.es, hacen una gran labor de comunicación e información respecto a la celiaquía,podéis encontrar desde recetas caseras hasta rutas de tapas sin gluten o incluso campamentos de verano para niños celiacos.

intolerApp1-148x300

Para llevar en el móvil tenemos intolerapp , con una base de datos de unos 8000 productos, de momento a aplicación está dirigida a personas con alergia al huevo e intolerancia al gluten y a la lactosa, esta app ha sido incluida dentro de las 50 mejores apps de salud elaborada por de app Date; Checkfood es otra aplicación para conocer los alérgenos de los alimentos  se escanea el código de barras del alimento para saber si contiene el alérgeno o trazas de él. La base de datos está realizada por los usuarios en base a su experiencia y por la información que las marcas les han suministrado. Dada la falta de legislación sobre las apps de salud os aconsejamos  que solo utilicéis  apps acreditadas.

CHECKFOOD

¿ y si damos positivo en alguna intolerancia o alergia?

Si los resultados de los análisis de intolerancia alimentaria presentan  una reacción positiva moderada  o  fuerte , lo ideal es acudir a un profesional sanitario que nos guie, por el momento se pueden tener en cuenta una serie de recomendaciones:

  • Hacer algún tipo de dieta detoxificante  o utilizar complementos dietéticos  drenantes y detoxificantes para limpiar el organismo.
  • Eliminar de la dieta  los alimentos que hayan dado positivo para que durante ese tiempo se regenere la membrana intestinal, hay que tener muy en cuenta  que algunos alimentos  pueden encontrarse ocultos -,a veces sólo en trazas, en muchos preparados alimenticios y cocinados industriales por ello hay que leer detenidamente las etiquetas y en caso necesario consultar al fabricante mediante el teléfono de atencion al cliente o cualquier otro sistema.
  • Ayudarse  con probióticos de calidad y cantidad suficiente y a ser posible  complementados con enzimas digestivos.
  • Acudir a un buen especialista de nuestra confianza
All search results