0
Mi cesta

Total:0,00 

  • Tu carrito está vacio
Ver cesta
Subtotal : 0,00 
Seleccionar página

 
No, no es el título de una película de terror es nuestro nuevo artículo en la Revista Salud Total en nuestra sección de la Tu Farmacia Responde , este mes hablamos de los efectos secundarios de los medicamentos y de las plantas medicinales, los de los medicamentos más comunes como paracetamol, omeprazol etc.. y también de los efectos secundarios más curiosos.
Esperamos que os guste.
 
Existe un deseo lógico e inherente al ser humano de paliar el dolor y las enfermedades. Antiguamente se usaban pócimas y cocimientos a los que la sabiduría popular y la práctica habían atribuido propiedades, pero no había ni estudios clínicos ni farmacológicos. Esta situación ha ido cambiando hasta que se empezó a hablar no solo del medicamento y su preparación, sino también de cómo se absorbía en nuestro cuerpo y se distribuía para conseguir su efecto.
 
Hoy en día, para sacar un medicamento al mercado hacen falta unos 15 años de estudios, repletos de pruebas, primero en células y finalmente en humanos; aún así ,con todo el tiempo y dinero que esto puede suponer, han aparecido en alguna ocasión medicamentos en el mercado que no son tan seguros como creíamos. El polémico caso de la talidomida, que en los años 50 se recetaba en muchos países del mundo, entre ellos España, como remedio para las náuseas de las embarazadas, es uno de los más flagrantes; la talidomida afectaba a los bebés provocando malformaciones importantes pero parece ser que no era toda la talidomida sino alguna de las disposiciones de su molécula en el espacio, la sutileza de la cual depende el hecho de que un medicamento nos haga daño o no es muy pequeña, a veces insignificante, pero puede provocar un efecto devastador. En este caso, hubo miles de afectados, aún los hay y muchos de ellos aún luchan por sus derechos.
efectos4
EL PELIGRO EN CUALQUIER FÁRMACO
Desde que se inventaron los medicamentos no concebimos la vida sin ellos, en la mayoría de los casos consiguen mejorar nuestra calidad de vida y curar enfermedades, nos quitan el dolor o prolongan nuestra vida en mejores condiciones, pero los medicamentos no son infalibles ni están exentos de efectos adversos, hasta que se consigan fármacos que vayan directamente al tejido diana y lleguen a su objetivo sin afectar nada más, seguimos sujetos a la posibilidad de padecer los efectos secundarios de los medicamentos, solos o ya sea a través de interacciones con otros medicamentos, con plantas o incluso con alimentos.
Los efectos secundarios aparecen como consecuencia de la acción del medicamento con su dosis terapéutica habitual. Es evidente que cualquier sustan-cia puede ser dañina si la dosis no es la adecuada; ya sabéis que dosis hace el veneno. La probabilidad de que aparezcan efectos secundarios siempre aumenta al incrementar la dosis del fármaco, aunque en algunos casos llega un momento que se crea tolerancia y ya no aumenta ni el efecto deseado ni el secundario, por mucho que se eleve la dosis.
Es famosa la comparativa de un medicamento y su efecto en el receptor biológico con el caso de una llave y su cerradura, el efecto deseado es que la llave encaje en la cerradura y abra la puerta, pero puede abrir al mismo tiempo otras puertas o incluso dejarlas abiertas; esto explicaría los efectos secundarios o colaterales, ambos efectos pueden incluso ser beneficiosos en algunos casos o perjudiciales en otros. La historia de la farmacia y de la farmacología está plagada de casos como estos, descubrimientos de fármacos a raíz de efectos secundarios no previstos inicialmente o fármacos con unos efectos secundarios buscados expresamente:

  • Los antihistamínicos es de todos conocido que provocan sedación, en el caso de la doxilamina (dormidina ®) se aprovechó este efecto para ayudar a conciliar el sueño y hoy en día es uno de los mediamentos sin receta más dispensados para el insomnio ocasional.
  • El Minoxidilo un medicamento para la tensión que se descubrió sobre 1963. En principio parecía ser un buen antihipertensivo, sin embargo, lo que más llamó la atención fue el crecimiento del cabello de los pacientes que tomaban el fármaco; a raíz de este efecto se patentaron las soluciones al 2 y 5% y actualmente son dos de los productos más eficaces contra la caída del cabello.
  • El finasteride es otro medicamento usado como tratamiento para la próstata, que también ha demostrado ser eficaz por vía oral contra la calvicie aunque con algunos efectos secundarios.
  • Cuando se prescribía Lumigan, unas gotas con bimatoprost, un análogo de prostaglandina, utilizadas para el glaucoma, se observó en los pacientes algunos efectos secundarios curiosos y muy positivos, como el aumento del número, longitud y densidad de las pestañas. Tras diversas pruebas y estudios, el Comité Asesor para Sustancias Oftalmológicas y Dermatológicas de la FDA (el órgano oficial que aprue-ba la viabilidad de consumo de alimentos, medica-mentos y cosméticos en Estados Unidos) aprobó en 2008 el uso de Bimatoprost en la creación de un cosmético específico para fomentar el crecimiento de las pestañas. Aquí actualmente se prescribe el lantanoprost como formulación magistral pero aún no está comercializado; no tardará mucho.

efectos secundarios
CURIOSOS EFECTOS SECUNDARIOS
El sildenafilo en algunos hombres y a dosis altas provoca visión azul, pero los efectos secundarios más comunes son enrojecimiento de la cara, sofocos, acidez gástrica y variaciones leves de la presión arterial. Puede alterar la visión pero parece que estos síntomas son pasajeros.
El 5% de los pacientes, hombres y mujeres, tratados con clomipramina(un antidepresivo comercializado en los años 80 , el Anafranil®) experimentan un extraño efecto secundario que consiste en tener orgasmos incontrolados cuando bostezan. Aunque este sea quizás uno de los efectos adversos menos adversos que se conocen, algunos pacientes han tenido que dejar su medicación por afectarles en su vida diaria en el trabajo. En el conocido libro de Ian Crofton Historia de la ciencia sin los trozos aburridos, se afirma que una mujer “admitió tímidamente que esperaba seguir tomando el medicamento con un tratamiento a largo plazo”, mientras que un hombre se vio obligado a llevar permanentemente un preservativo, en caso de que en el autobús encontrara a un pelmazo que lo hiciera bostezar. Una mujer de edad mediana que fue hospitalizada solicitó que se le quitara la medicación, porque en el ambiente hospitalario no había manera satisfactoria de resolver sus “ansias sexuales irresistibles”. Un cuarto paciente, un hombre casado, informó de una experiencia bastante distinta del medicamento: cada vez que bostezaba “experimentaba una sensación tan intensa de agotamiento y debilidad que tenía que tenderse durante diez a quince minutos. Además, y por desgracia, este medicamento provoca mucho más frecuentemente otros efectos secundarios no tan placenteros. Posteriormente, se publicaron algunos comentarios sobre el fenómeno por parte de otro equipo de científicos, que proporcionaban una posible explicación: parece ser que el aumento en los niveles de serotonina del cerebro, que resultan del efecto de la clomipramina, estimulan la liberación de sustancias que tienen el potencial de activar circuitos neuronales responsables de este efecto.
El valproato sódico (Depakine®), un medicamento utilizado para la epilepsia, puede producir en algunos casos curiosos trastornos del pelo como textura anormal, pelo rizado, cambios de color, crecimiento anormal del pelo, aunque sus efectos secundarios más habituales son muy importantes.
Algunos fármacos como el haloperidol (se utiliza para algunas enfermedades como el trastorno bipolar y la esquizofrenia) puede generar galactorrea, que consiste en la secreción de leche en períodos de no lactancia para las mujeres y lo que es más sorprendente aún, en cualquier momento en el caso de los hombres.
A parte de anécdotas graciosas como éstas, debemos ser conscientes de que, con el uso de cualquier medicamento e incluso planta medicinal , nos exponemos a la aparición de efectos adversos y debemos ser estrictos con las dosis, las posologías prescritas y la du-ración del tratamiento.
efectos secundarios
LAS MEDICINAS DE SIEMPRE
Entre los 10 medicamentos más utilizados en España se encuentra, por ejemplo, el paracetamol, del cual se gastan de media unas dos cajas por persona al año. Este medicamento no está exento de polémica, ya que las dosis utilizadas son excesivas y en algunos casos se usan de manera crónica. Cabe decir que, a pesar de ser el analgésico teóricamente más seguro y accesible por su precio, puede provocar importantes daños hepáticos y jamás se debe superar el consumo de 4 gramos al día.
El protector gástrico omeprazol le sigue en el raking en los más usados. Este fármaco a partir de los dos años de uso crónico ha sido acusado de provocar osteoporosis, déficit de magnesio y vitamina b12, así que cuidado con su abuso.
El antiinflamatorio y antipirético ibuprofeno, otro top ten en los medicamentos que todos tenemos en el botiquín de casa, ha resultado no ser tan inofensivo pues eleva de manera importante el riesgo cardiovascular y precisamente en nuestro país se consume en exceso y en dosis de 600 mg, en lugar de 400mg. Las estatinas (simvastatinas, atorastatinas, etc.), ampliamente usadas para reducir el colesterol, no solo provocan debilidad y dolores musculares inesperados, sino que pueden provocar también daño hepático y han sido re-cientemente relacionadas con la pérdida de memoria, olvidos y confusión. La FDA ha estado investigando los informes  durante varios años. En general, los síntomas no fueron graves y se revirtieron en el período de algunas semanas después de interrumpir su consumo. Algunas personas afectadas habían estado tomando el medicamento por un día; otros lo habían estado tomando por años.

CON EL USO DE CUALQUIER MEDICAMENTO O PLANTA MEDICINAL NOS EXPONEMOS A LOS EFECTOS ADVERSOS; HAY QUE SER SIEMPRE ESTRICTOS CON LAS POSOLOGÍAS PRESCRITAS Y LA DURACIÓN DEL TRATAMIENTO y CONSULTAD SIEMPRE TODAS VUESTRA DUDAS, PARA ESO ESTAMOS.

 
 
 
 
 

All search results