0
Mi cesta

Total:0,00 

  • Tu carrito está vacio
Ver cesta
Subtotal : 0,00 
Seleccionar página

Según un estudio del servicio de Farmacia del Hospital de la Costa del Sol de Málaga el 20% de los pacientes con cáncer utilizan plantas medicinales y no se lo dicen a su médico, otros estudios llevados a cabo en EEUU en el 2005 en el mismo sentido  hablan incluso  de porcentajes mucho más altos del 80% en cáncer de mama y del 46% en pediatría , además ,de las personas que toman plantas medicinales en forma de suplementos el 44% no se lo consulta a su médico y el 54% ni siquiera informó a los anestesistas antes de someterse a cirugía. Pero ¿porqué? Y ¿porque tomamos plantas medicinales con cáncer? En realidad buscamos algo que nos ayude a estimular nuestras defensas, a sobrellevar un tratamiento tan duro, a paliar sus efectos secundarios, a fortalecernos o a mejorar nuestro ánimo, cualquier cosa que mejore nuestra calidad de vida es aceptable, es lógico y comprensible, pero debemos andar con cuidado ya que algunos de los tratamientos que acostumbramos a utilizar pueden interaccionar con nuestra medicación.

No todo lo natural es siempre inocuo y seguro

y está libre de efectos secundarios

Y ¿a quién acudimos en primera estancia? A nuestro querido Dr. Google, fantástica fuente de información pero siempre y cuando  se pase  por el filtro de la razón, desconfiad de las soluciones maravillosas y que sirven para todo y contrastad opiniones con profesionales expertos, en este tema de plantas medicinales y cáncer hay muy pocos estudios.
GOOGLE
¿Qué plantas medicinales solemos tomar para paliar los efectos de tratamientos anticancerosos?

  • Uña de gato (Urticaria Tormentosa): es un potente antiinflamatorio, en los años 80 lo tomaban el 50% de los enfermos con cáncer en EEUU, tiene acción antitumoral; sin embargo no es aconsejable tomarla durante la quimioterapia sólo entre tratamientos o después de. Puede aumentar la toxicidad de algunos quimioterapicos o disminuir su acción.
  • Cartílago de tiburón: otro potente antiinflamatorio, Reduce mucho el edema del tumor en cáncer de  pulmón, por ejemplo aunque después  vuelve a recrecer.
  • Soja: está contraindicada en mujeres con cáncer de mama y para sofocaciones en oncología parece que no sirve.
  • Cúrcuma: es un gran antiflamatorio, su gran problema es su biodisponibilidad no vale con atiborrarnos a Cúrcuma en todas las comidas , hay que utilizar la dosis necesaria y el suplemento con calidad suficiente y una buena biodisponbilidad, que los hay.
  • Te verde: es quimioprotector , se toma mucho ,pero puede producir una disminución del efecto antineoplásico de algunos quimioterapicos como el bortezomib.
  • Ginseng: no se recomienda su uso en mujeres con cáncer de mama o de útero hormonosensibles.
  • Hongos: Hay muchos, Maitake, Shitake, Reishi, Trametes o Cola de Pavo…. internet está plagado de sus beneficios, pero su acción no está clara. El Coriolus Versicolor o Cola de Pavo tiene más de 200 trabajos publicados, se dice que mejora la progresión. En Laboratorio produce aumento de Inmunoglobulinas, libera la Interleukina 1 y el interferón.Los hongos están indicados entre quimios, en general o antes o después, sus efectos necesitan más estudios serios pero no son nada desdeñables.

cartilagode tiburon,uña de gato, jenjibre, trametes
 
Además solemos utilizar las plantas medicinales  como soporte para efectos secundarios de la quimio y radioterapia:

  • Astenia: plantas adaptógenas son seguras y su uso es tradicional, el Ginseng post quimio y post radio, el Eleuterococo para el estrés también.
  • Ánimo deprimido: se usa mucho el Hipérico pero es el rey de las interacciones y no es aconsejable en pacientes con cáncer.
  • Insomnio: Valeriana, pasiflora, Amapola de california: son plantas seguras de uso tradicional aunque no ha estudios en pacientes oncológicos.
  • Ansiedad: Hay un estudio de enfermería en 285 pacientes  publicado en el Journal of Clinical Oncology, el aceite esencial de Lavanda y Melisa ayudó a reducir la ansiedad  en pacientes con cáncer.
  • Diarrea: A parte de modificación dele estilo de vida y dieta se puede usar manzanilla, anís, hinojo…
  • Nauseas y vómitos: Jengibre en muy poca cantidad, ojo pues pasa como el hipérico tiene muchas interacciones, puede incrementar el riesgo de hemorragias en personas con terapia anticoagulante o disminución de plaquetas, hay que suspender de 5-7 días antes de una intervención, la Marihuana o Cannabis también se ha usado tradicionalmente, ya existen medicamentos que la incluyen en su composición como el Sativex. Si queréis saber más sobre el Cannabis y su uso terapéutico podéis consultar la web del farmaceutico on line gestionada por el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Barcelona.
  • Depuración y protección hepática:  algunos trabajos demuestran la eficacia del algunas plantas medicinales con acción depurativa y detoxificante de los efectos de la quimioterapia, el cardo mariano tiene estudios en niños con leucemia linfoblastica y a demás no entorpece la quimioterapia.
  • La piel: se ve muy afectadada por los tratamientos de quimio y radioterapia(ver post), es muy importante mantener la barrera cutánea y equilibrar el manto hidrolipididico y evitar la sequedad cutánea tan extrema que se produce. Para ello disponemos de plantas medicinales como mucilagos de gel de aloe, llantén, malva y malvavisco con propiedades emolientes, antidesecantes, filmógenas y nutrientes; o  antipruriginosas como el Helicriso o cicatrizantes y que estimulan la inmunidad de la piel  como la Caléndula o el Hipérico también cicatrizante.Para la mucositis se usa tradicionalmente el cocimiento de llantén al5% que resulta antiséptico, emoliente y cicatrizante o un colutorio de aloe Vera.

En fin, como veis, hay muchas plantas que nos pueden ayudar pero hace falta todavía muchisisima investigación al respecto, muchos anticancerigenos se han extraido finalmente de plantas mediacinales,  En 1971, trabajando dentro de un extenso proyecto del National Cancer Institute (de los Estados Unidos) para analizar los componentes antitumorales en un gran número de productos de origen vegetal, Wani y Wall aislaron de la corteza de tejos del Pacífico (Taxus brevifolia) el paclitaxel (Taxol), para muchos la sustancia anticancerígena más importante descubierta en los últimos 30 años. El problema era que de un árbol de cien años se obtenían en promedio 3 K de corteza, de los cuales se aislaban 300 mg de paclitaxel.  En 1991 se estimaba que el aislamiento de suficiente paclitaxel para tratar de 50,000 a 60,000 pacientes con cáncer, habría eliminado la especie en pocos años. Posteriormente se han desarrollado otros  métodos de producción  que incluyen la síntesis parcial, a partir de precursores que se encuentran en las hojas de los tejos y el cultivo de células vegetales en fermentadores.
En cualquier caso, cuantas plantas medicinales o sustancias naturales como el Taxol nos están esperando ahí fuera  en la naturaleza? Sin embargo,debemos ser cautos y hacer que predomine la seguridad y la experiencia clínica y  por suspuesto…
plantasycancer
 
Cáncer y Pielhttps://nccih.nih.gov/node/3868 ,Selenio razones importantes para un aporte adicional
Monograías Escop,Cola de pavo ¿para que se usa?,Astragalo(Theraphy.epnet)
https://cam.cancer.gov/cam/,https://www.alchimiaweb.com/blog/medicamentos-cannabis/; https://www.cienciorama.unam.mx/a/pdf/160_cienciorama.pdf
Conferencia Infarma 2015 Dr. P. Gascón, Dr. J.Torrent, M.J.Alonso vocal Plantas medicinales COFB

All search results