0
Mi cesta

Total:0,00 

  • Tu carrito está vacio
Ver cesta
Subtotal : 0,00 
Seleccionar página


La impotencia o disfunción eréctil es una patología infradiagnosticada y los motivos no hace falta ser un genio para adivinarlos. Sin embargo, si os decimos que en el 80% de los casos suele haber una causa orgánica, que solo un 20% es psicológico, que tiene tratamiento y que además es un indicador de patologías más graves como las cardiovasculares, entonces ¿ No acudiríais a vuestro médico de cabecera rápidamente?

Se realizó un estudio estadístico con la participación de 46 médicos de asistencia primaria en Catalunya que ha permitido extraer unas conclusiones apabullantes sobre la impotencia:

  • Catalunya cuenta con una población de hombres de entre 25 y 70 años de 2.229.885. Asumiendo una prevalencia de disfunción eréctil del 18,9% en hombres de 25 a 70 años por lo que se calcula que 421.448 hombres de entre 25 y 70 años padecerían disfunción eréctil
  • Se confirma que la disfunción eréctil es una patología infradiagnosticada. El 54,4% de los médicos consultados tenía datos acerca de la DE de sus pacientes, según las estadísticas 3.341 hombres deberían padecerla y hay solo 1.087 varones diagnosticados en las consultas de atención primaria en Catalunya, lo que representaría un 32,5% de los pacientes con disfunción eréctil. 
  • El 68% de los hombres con hipertensión arterial tiene disfunción eréctil, el 60% de los que tienen DE tienen dislipemias, el 40% oclusiones coronarias significactivas, el20% es diabético y el11% tiene depresión.
  • En Catalunya los médicos creen que no se concede suficiente importancia a la DE a pesar de ser síntoma o señal  de otras enfermedades, así se relacionan con trastornos afectivos, enfermedades cardiovasculares y metabólicas, problemas de próstata y déficit de testosterona, entre otras.

La mayoría de hombres creen que ellos solos pueden resolver este problema, por ello, se calcula que tardan una media de 2 años en consultarlo con su medico de cabecera. Sin embargo, el 93% de los pacientes que tienen una enfermedad cardiovascular padecieron entre 2 y 3 años antes disfunción eréctil. De aquí tenemos la importancia de consultar al médico y la importancia de buscar la causa. 

Lo primero será evaluar el problema y después tratar la causa.
¿Por qué sucede?

Pese a la creencia popular en el 80% de los casos de disfunción eréctil existe una causa orgánica y sólo en un 20% psicológica, la enfermedad cardiovascular es la causa orgánica más frecuente (70%) seguida de etiología neurológica (10-20%), hormonal (5-10%), por fármacos (algunos diureticos, antihipertensivos, antidepresivos, tranquilizantes, hipolipemiantes,metotrexato, ranitidina, finasterida.) y por alteraciones del pene.

A partir de los 50 los hombres también padecen cambios hormonales,  estos cambios son menos frecuentes que en las mujeres, suceden en un 5% pero aumentan hasta el 30% de hombres a los 80 años. Cursan con cansancio físico, falta de vitalidad y energía, bajo deseo sexual, problemas de erección, falta de concentración, aumento de grasa abdominal, perdida de fuerza muscular, menos memoria y problemas óseos. Pueden confundirse con el simple hecho de hacerse mayor pero en realidad son síntomas de un déficit de testosterona que tiene fácil solución.

La disfunción eréctil comparte los mismos factores de riesgo que la enfermedad cardiovascular (vida sedentaria, obesidad, tabaquismo, hipercolesterolemia y síndrome metabólico) y se ha comprobado que con la incorporación de hábitos de vida saludables mejoran los síntomas.La erección es un fenómeno neurovascular regulado por factores hormonales en el que se produce dilatación arterial, relajación de la musculatura lisa y oclusión venosa. Cuando existe un estímulo sexual, el cerebro del hombre envía información (neurotransmisores) a través de la médula espinal hasta los nervios, los neurotransmisores alcanzan la musculatura donde producen la relajación del músculo que se expande dejando entrar sangre en el pene. La expansión produce a su vez la compresión de las venas reteniendo la sangre en el interior de los cuerpos cavernosos lo que produce el aumento de longitud y grosor del pene que se conoce como erección.


¿Qué va a hacer tu médico?

 
En primer lugar te hará una serie de preguntas sobre tu estado general, enfermedades anteriores o actuales, medicación, la forma de aparición de la disfunción eréctil, la duración del problema, el grado de armonía entre la pareja… son preguntas personales pero que necesitan respuesta por lo que debes confiar en tu médico. Después realizará, lógicamente, una exploración física para evaluar tu sistema vascular, endocrino, genitourinario y una analítica para medir si existe síndrome metabólico (colesterol, glucosa, triglicéridos) o déficit de testosterona.

Existen una serie de cuestionarios standard y homologados  para la evaluación de la disfunción eréctil, el más usado es el “Cuestionario sobre salud sexual masculina (Viera AJ, 2000)”, aquí tenéis una traducción que os permite evaluar si la disfunción es lo suficientemente intensa para valorar la posibilidad de un tratamiento. Sin embargo, os recomendamos que este test os lo realice el médico que será quien diagnostique y prescriba lo que necesitáis, si lo necesitáis.

¿Qué tratamientos hay?


Por suerte, la farmacología ha evolucionado mucho en los últimos años y existen varios medicamentos algunos ya con genérico en el mercado, destinados a mejorar la disfunción eréctil y la mayoría con alto grado de efectividad.

El sildenafilo(Viagra), vardenafilo(Levitra) y tadalafilo(Cialis) son  las más conocidas ¿pero que
 diferencia hay entre unos y otros?
  • Sildenafilo: Fue el primero disponible, suele ser efectivo a los 30-60 minutos tras estimulación sexual y su efecto se reduce tras una comida copiosa, por tanto, es mejor tomarlo con el estómago vacío. Dura unas 4 horas, pero puede llegar a durar más de 10 horas. Se comercializa en dosis de 25, 50 y 100 mg. Se recomienda iniciar el tratamiento con 50 mg, la dosis se modificará según los resultados y los efectos secundarios que suelen ser dolor de cabeza, rubor facial, problemas de visión (una especie de halo azul) que desaparece cuando se acaba el efecto.
  • Vardenafilo: Es efectivo a los 30 minutos con estimulación sexual. Las comidas con alto contenido graso pueden hacer que disminuya su absorción. Dura también de 4 a 10 horas aproximadamente. Se presenta en comprimidos de 5, 10 y 20 mg, la dosis de comienzo se establece en 10 mg y se adapta en función de los resultados y efectos secundarios 
  • Tadalafilo: Efectiva a los 30 minutos con estimulación sexual. Éste no interfiere con los alimentos. Puede durar muchas horas lo que permite su toma hasta 24 horas antes de la actividad sexual. Se presenta en comprimidos de 5, 10 y 20 mg. Se recomienda iniciar con una dosis de 10 mg . Los comprimidos de 5 mg están disponibles para seguir el tratamiento con una toma diaria de manera continuada, con los mismos resultados que la toma a demanda. 

La elección de un fármaco sobre otro debe ser del médico aunque dependerá de la información que el paciente suministre como frecuencia de las relaciones y de la experiencia personal, el uso de estas sustancias no estimula el deseo sexual y no son efectivas si no hay estimulación, no crean adicción ni tolerancia. Es importante la prescripción médica ya que no se pueden mezclar con medicamentos como los Nitratos que son vasodilatadores y se utilizan para el corazón, el médico debe evaluar si en función de la medicación que toma y su patología puede tomarlos o no.

 
Estos tratamientos son muy eficaces pero si los has probado y no te han funcionado no son la única opción existen otro tipo de tratamientos que tu medico te puede prescribir como:

  • Las inyecciones intracavernosas con un 80% de eficacia. La sustancia inyectada tiene una acción local que facilita la erección.
  • Dispositivos, tratamientos hormonales por si hay déficit de testosterona, tratamiento psicológico si procede incluso prótesis.
No os dejéis llevar por extraños artilugios que salen por internet u ofertas de cocteles de estimulantes, ni siquiera compréis medicamentos por internet dado que no es recomendable. Están apareciendo recientemente elevados casos de intoxicaciones de productos falsificados y este tipo de productos son de los más falsificacados por internet y conllevan un gran riesgo para la salud.
Desde la farmacia os podemos dar información contrastada, fiable y confidencial para que acudáis al médico conociendo vuestras opciones, pero debéis acudir a él. Estos medicamentos están bajo prescripción médica, ya habéis visto la importancia de un buen diagnostico.
 
 
 
All search results