0
Mi cesta

Total:0,00 

  • Tu carrito está vacio
Ver cesta
Subtotal : 0,00 
Seleccionar página
El 21 de Septiembre es el día mundial del Alzheimer y esta semana, del 15 al 21, se dedica a la campaña #pontucorazónenelalzheimer para conseguir concienciar a la sociedad sobre esta enfermedad degenerativa de la que ya hay más de 800.000 enfermos diagnosticados en España, no sabemos cuántos sin diagnosticar…
 
Puede que hayas notado que algún familiar no sea el mismo desde hace unos meses, falla en las cosas más simples, cosas que siempre hacía bien. Te hace preguntas repetitivas que ya contestaste, se desorienta con facilidad o se olvida de los nombres de las cosas, no recuerda lo mas reciente pero evoca continuamente sucesos antiguos … 
 
La enfermedad de Alzheimer es una enfermedad diferente a todas las demás, no tiene cura, los tratamientos de momento van destinados a frenar su avance y a tratar los síntomas como depresión, nerviosismo, ansiedad y/o insomnio que conlleva el propio cuadro de la enfermedad. Habría que dedicarle los mismos recursos que al cáncer para conseguir detener esta epidemia.

 

Cuando le sucede esto a algún familiar cercano lo primero que nos preguntamos es si es normal para su edad o hay algo más. Existen una serie de síntomas que se suelen manifestar en la mayoría de los enfermos y que cuando afectan a la vida diaria de la persona se consideran señales de alarma. En el siguiente vídeo se puede ver estas 10 señales de alarma sobre el alzheimer de la web www.knowalzheimer.com y que puede ayudaros.
 
Aquí podéis consultar la lista :
lISTA DE VERIFICACIÓN DE LAS DIEZ SEÑALES DE ALZHEIMER DE ADVERTENCIA


Las estadísticas y características más importantes sobre el Azheimer son las siguientes:

  • El factor de riesgo de la enfermedad de Alzheimer mas importante es la edad, la probabilidad se dobla 4,5% a partir de los 65 años y en edades avanzadas(más 90) hay un 20% de probabilidad. 
  • Es casi 30 veces más frecuente en el sexo femenino por razones desconocidas.
  • El 40% de los pacientes presentan una historia familiar de alzheimer y el 60% si la historia es de enfermos de Alzheimer prematuros(antes 65).
  • La depresión también aumenta su riesgo y padecer hipertensión en edad media e incluso ser fumador multiplica casi por dos el riesgo (cuando hubo una época que se pensaba que la nicotina protegía).
  • El alto nivel educativo parecía ser un factor protector pero en realidad parece que lo que hace es ayudar a que se manifieste más tarde.
  • La dieta mediterránea, el ácido fólico, ingesta moderada de alcohol, la actividad física e intelectual incluso los antiagregantes plaquetarios  son factores protectores.
 
Pero… ¿Qué hacer cuando sospechamos que un familiar puede estar desarrollando Alzheimer?

Tras la sospecha, lo primero es acudir al médico de cabecera ya que es él quien debe hacer el diagnóstico. Hay muchas etapas de la enfermedad del Alzheimer y debemos saber en qué etapa nos encontramos, entonces, lo primero que hacen es una entrevista a fondo del paciente y para ello utilizan unos test muy sencillos llamados “minimental estate”(“mini examen del estado mental”) que consiste en una serie de preguntas elementales. Os reproducimos aquí el test para que lo veáis, es un test sencillo que no requiere más de 5-10 min pero no es perfecto ya que presenta un rendimiento diferente en función del nivel cultural y de estudios.

 



La predicción de la enfermedad está en torno a un 80% para el diagnóstico de demencia. Si queréis hacer vosotros el test , pensad que siempre el resultado debe ser evaluado por una persona entrenada a tal efecto y debe ser el médico el que realice el diagnóstico.
 
¿Cómo se calcula la puntuación total del test del Alzheimer?


La puntuación total del Minimental estate se calcula sumando todas las puntuaciones parciales en cada una de las 11 secciones. La puntuación máxima que puede obtenerse es de 30 puntos. A menor puntuación, mayor será la alteración. El punto de corte más ampliamente aceptado y frecuentemente utilizado para es 23; las puntuaciones iguales o menores que esta cifra indicarían la presencia de un déficit cognoscitivo. 

Existe otro tipo de test “el test del reloj”, también es muy sencillo pero muy interesante ya que sólo se pide al paciente que dibuje un reloj por partes:
  1. primero que dibuje la esfera, redonda y grande.
  2. Ahora coloque dentro de ella los números correspondientes a las horas del reloj, cada uno en su sitio.
  3. Después que dibuje las manecillas del reloj marcando las once y diez.
La puntuación se lleva a cabo como sigue:

 

  • Si dibuja la circunferencia, las 12 y algún punto simétrico, 3 puntos.
  • Si coloca las 12 en su sitio, 2 puntos.
  • Otros dos puntos si dibuja las dos manecillas
  • Y dos más si marca la hora exacta.

 

El resultado se considera normal si obtiene ≥7 puntos.

Estos test son muy buenos pero detectan con gran eficacia un Alzheimer moderado o avanzado , el muy leve es más  difícil.

¿Porque insistimos tanto en el diagnostico precoz? 


La enfermedad  del alzheimer comienza a instaurarse en el cerebro hasta 10 años antes de aparecer los primeros síntomas. Hay, por tanto, una fase pre-clínica sin ningún síntoma, después una segunda fase de aparición de las primeras manifestaciones clínicas pero sin demencia y sin pérdida de autonomía  y, finalmente, una fase de demencia que atraviesa a su vez tres fases: leve, moderada y grave. 

Lo ideal sería un diagnóstico pre-clínico o si no ha podido ser un diagnostico en fase leve puesto que la medicación actual permite cambiar el curso evolutivo de la enfermedad antes de que se produzcan daños irreversibles. De ahí la importancia de realizar el diagnóstico lo antes posible ya que además permite crear un ambiente seguro para el paciente y prepararse para los cambios que se pueden ir produciendo anticipando nos a los cambios de personalidad y comportamiento y haciéndonos fuertes y pacientes para lo que vendrá, pues es el Alzheimer es una enfermedad que maltrata tanto al cuidador como al enfermo.

 
No hay secretos para tratar a un paciente de Alzheimer excepto la empatía a raudales y el cariño sin condiciones. Poneros en su lugar: sabe que algo está pasando, se da cuenta que no es capaz de hacer cosas elementales, que olvida palabras, caras, personas y no comprende lo que ocurre, solo sabe que mañana será peor.Tratarlo como a un niño tampoco es la solución, debemos ayudarlo pero con sutileza y delicadeza para que no se deprima, distraerlo con otro tema cuando se obceca en una cosa absurda, ponerle pequeñas metas que sabéis que aún puede hacer para que se sienta bien y prepararlo para cosas de la vida cotidiana como que lleven siempre una pulsera con su identificación y teléfono de contacto. Es importante no provocarles cambios bruscos, se sienten más seguros con una rutina bien organizada y, sobre todo, sonrisas y cariño, muchísimo cariño aunque ellos se vuelvan violentos, a veces lo hacen, olvidarlo, no va contra con vosotros.

Y como consejo, preparaos vosotros también… debéis pedir ayuda y reservaros unas horas al día para vosotros y desconectar. El paciente de Alzheimer exige una dedicación tan exhaustiva que puede llegar a agotar al cuidador física y psicológicamente.
 

Nosotros nos unimos a la campaña #pontucorazonenelalzheimer ¿Y tu?

¡No esperes más! Te necesitan.
 
 
All search results