0
Mi cesta

Total:0,00 

  • Tu carrito está vacio
Ver cesta
Subtotal : 0,00 
Seleccionar página

cuando llega esta época estamos deseando salir coriendo de vacaciones y dejar el estres y los agobios atrás,para los que este año puedan permitirse ese lujo de viajar hemos encontrado en la web del farmaceuticoonline una serie de consejos muy utiles. Aprovechamos para recomendárosla pues tiene consejos muy practicos en todos los campos.


Antes de nada y con suficiente antelación hay que consultar que vacunas necesitamos, debido a que la vacunación dependerá de nuestro estado vacunal previo, del lugar donde vayamos y sobre todo del tiempo de que dispongamos entre la administración de las vacunas y el inicio del viaje, la prescripción la tienen que hacer los médicos de los centros internacionales de vacunación, después de una consulta personalizada. Una enfermedad muy extendida en todos los países tropicales es el paludismo, que puede resultar grave. Por eso hay que prevenirla con quimioprofilaxis y medidas que evitan la picadura del mosquito transmisor. Podéis consultar, aquí tenéis un listado de centros de vacunación internacionalcentros de vacunación inetrnacional , pero cuidado, pues algunas vacunas alcanzan su efecto protector al cabo de 15 días o un mes.


· A continuación seria ideal hacerse una revisión sobre nuestro estado de salud actual y repasar nuestra medicación para llevar con nosotros todo lo que necesitemos, lo más probable es que en el país al que viajemos no se rijan por la misma normativa y nos resulte difícil conseguir algunos medicamentos, además hay que disponer de un seguro médico adecuado al tipo de viaje y consultar su cobertura para que no haya sorpresas.

· Llévate ropa de fibras naturales (algodón, lino), ligera, cómoda, de colores claros, manga larga y pantalón largo. El calzado será ancho, para evitar las ampollas por fricción y de material transpirable por las infecciones por hongos. Tendrá que cubrir el pie (hay que llevarse un par de recambio).No te olvides las gafas de sol, la gorra y la crema de protección solar total.

· El agua puede transmitir enfermedades infecciosas. Bebe siempre agua envasada y que te la abran delante de ti o bien tratarla (unos ml de lejía apta para el agua de bebida en un envase con gotero pueden ser necesario llevarlos) Rechaza los cubitos de hielo que podrían estar preparados con agua contaminada. Lávate los dientes con agua potable.

· No comas alimentos crudos o semicocidos (ensaladas, carne, pescado, verduras, marisco).Evita comer fruta sin pelar. No consumas leche ni derivados sin garantía higiénica o hiérvela 15 minutos. Tienes que ir con cuidado con la repostería y helados por su fácil contaminación. El café y las infusiones, por la temperatura a que se someten, tienen una seguridad más grande. Evita las bebidas o zumos no embotellados. Procura evitar los alimentos de los lugares ambulantes. No reúnen garantías suficientes. Evita mayonesas, cremas.
· Otras precauciones: evita el contacto con cualquier tipo de animal, incluso los domésticos. Evita el baño en ríos y lagos o infórmate de su riesgo. No andes nunca descalzo y vigila dónde pisasen cuanto a las enfermedades de transmisión sexual el preservativo es el medio que ofrece más seguridad.

Pueden aparecer algunos problemas relacionados con el viaje :


EL SÍNDROME DE LA CLASE TURISTA 
O síndrome de la clase económica, como lo denominan en Japón, debe su nombre al poco espacio existente entre los asientos de esta zona del avión, donde los pasajeros permanecen muchas horas sentadas. Esta inmovilidad perjudica la circulación sanguínea y puede ocasionar la formación de coágulos en las venas de las piernas.

1- Coágulo ilíaco. Afecta a toda la pierna y provoca dolor intenso e inflamación.

2- Coágulo femoral. Dolor e inflamación en la zona superior de la rodilla.

3- Coágulo de la pierna (zona ventral). Ligera inflamación y dolor leve.

4- En las zonas afectadas se forman coágulos que obstruyen el flujo sanguíneo. Una parte del coágulo puede separarse y obstruir fatalmente los pulmones.

¿A quién puede afectar?A cualquier persona, aunque disfrute de un buen estado de salud y practique deporte de forma habitual. No obstante, existen ciertos colectivos con más factores de riesgo: Personas mayores, mujeres embarazadas, personas obesas, fumadores, mujeres que toman anticonceptivos orales, personas que sufren enfermedades cardiovasculares, así como aquellas que hayan sufrido episodios de trombosis.

Cuando el vuelo tiene una duración superior a 4 horas, se recomiendan una serie de medidas preventivas:

Mover las piernas a intervalos regulares, como mínimo una vez cada hora.

Estirar los brazos y las piernas en el propio asiento.

Realizar algún ejercicio sencillo, como por ejemplo levantar la punta del pie de forma enérgica y mover los dedos durante unos segundos, apoyando el talón en el suelo. Posteriormente, realizar el ejercicio a la inversa.

Levantarse de vez en cuando.

No colocar equipaje bajo el espacio del asiento delantero.

Utilizar medias elásticas en el caso de sufrir insuficiencia venosa (varices), previa consulta con el médico.

No dormir en posiciones incómodas o con las piernas cruzadas.

Vestir con ropa elástica que facilite la circulación.

No ingerir fármacos hipnóticos ni inductores del sueño.

Beber abundante líquido (agua).

Evitar las bebidas alcohólicas.

No tomar té ni café.

Si no existen contraindicaciones, tomar un comprimido de aspirina antes de iniciar el vuelo. 


JET LAG: 

El jet lag, también conocido como descompensación horaria, disritmia circadiana o síndrome de los husos horarios, es un desequilibrio producido entre el reloj interno de una persona (que marca los periodos de sueño y vigilia) y el nuevo horario que se establece al viajar en avión a largas distancias, a través de varias regiones horarias. El reloj interno de la persona tiende a prevalecer, por lo que, al viajar de Este a Oeste o viceversa, tendrá sueño en pleno día y por las noches mantendrá un estado de vigilia. Consiste casi siempre en cansancio general; la persona se confunde menos si se viaja hacia el oeste porque un viaje hacia el oeste prolonga la experiencia del reloj corporal y distorsiona menos el ciclo día-noche; Sin embargo, si viajamos hacia el este supone viajar en el sentido opuesto al reloj corporal. Puede generar también problemas digestivos: vómitos y diarreas, confusión en la toma de decisiones o al hablar, falta de memoria, Irritabilidad y apatía.

Quienes estén sometidos a tratamientos que requieran la administración de medicación según un horario, deben considerar la necesidad de modificarlos según prescripción facultativa para compensar la disritmia circadiana; así, puede ser necesario modificar la dosis y el momento de administración de insulina según el número de zonas horarias atravesadas, el tiempo de permanencia en cada destino, la alimentación y la actividad, por lo que se debe determinar el nivel de glicemia con frecuencia.

Hay estudios que sugieren que un ejercicio intenso por la mañana temprano el primer día tras un desfase horario puede acelerar la adaptación al nuevo horario mejor que tratamientos de luz o de melatonina. Con la melatonina Se destacan los siguientes resultados: de cada dos personas que reciben melatonina, una se beneficiará; las dosis altas de melatonina producen una rápida inducción del sueño y reducen la fatiga al día siguiente, más que las dosis bajas de melatonina. Los test cognitivos realizados después de despertarse las personas que recibieron melatonina tuvieron la mitad de errores que los que recibieron placebo; y la posología doble de melatonina, antes y después del vuelo, no fue superior a la toma única de melatonina, sólo después del vuelo. Según estos resultados deben tomarse precauciones en los pacientes con epilepsia, los que toman warfarina u otros anticoagulantes orales y en cualquier paciente con exantema de piel.
Medidas preventivas: Es posible minimizar los efectos del jet lag siguiendo los siguientes pasos antes, durante y después del vuelo. Un consejo seria adaptarse a la zona horaria de destino antes. Esto incluye comenzar la rutina diaria una hora antes o después de que uno normalmente lo hace, tres a cuatro semanas antes de la salida, eso si es que podemos, claro.
Durante el vuelo: se recomienda no tomar cafeína porque altera los patrones del sueño, hidratarse mucho por la sequedad del ambiente dentro del avión, ejercitar las piernas cada 2 horas e intentar hacer coincidir las horas de sueño con las que tendremos en nuestro destino Y a la llegada seguir la hora local lo antes posible. 

¿QUÉ ME TENGO QUE LLEVAR EN EL BOTIQUÍN?

  Por supuesto, ten en cuenta la duración del viaje. Lleva tu medicación habitual en cantidad suficiente.
Material de cura: antisépticos tópicos, gasas, vendas, esparadrapo, tijeras, pinzas, termómetro, tiritas, compeed o similar.
Analgésicos / antitérmicos.Antiácidos.Antibióticos.Antidiarreicos.Laxantes.Antifúngicos tópicos. Antialérgicos / antihistamínicos. Antiinflamatorios de uso tópico y oral.
Algún colirio o baño ocular, sobre todo en el caso de llevar lentes de contacto.
Crema de protección solar.
Repelente de insectos. Mosquiteras, si es necesario. Y también calmantes para después de las picadas.
Productos para tratar el agua: hipoclorito y/o tintura de yodo al 2%.
Preparados para rehidratación oral.

Para una buena conservación de los medicamentos vigila donde dejas el botiquín. La humedad y el calor pueden alterar el estado de su contenido.

Tu farmacéutico o médico te aconsejarán sobre los medicamentos más adecuados.

https://www.farmaceuticonline.com/es/familia/598-viaja-con-saludl?start=8

https://es.wikipedia.org/wiki/Jet_lag

https://www.elmedicointeractivo.com/ap1/emiold/publicaciones/evidencia2002/1/78.pdf

NO OLVIDES QUE:

Aun habiendo vuelto del viaje hay que continuar tomando alguna medicación (paludismo).

Algunas enfermedades tropicales no se manifiestan inmediatamente y pueden presentarse meses después del regreso. En caso de cualquier trastorno tendrás que informar a tu médico del viaje hecho en los últimos 12 meses. 


All search results