0
Mi cesta

Total:0,00 

  • Tu carrito está vacio
Ver cesta
Subtotal : 0,00 
Seleccionar página



La vejiga adulta promedio puede contener más de 2 tazas (350 a 550 ml) de orina. Dos músculos están comprometidos en el control del flujo de orina:

  • El esfínter, que es un músculo circular que rodea la uretra. Se debe ser capaz de apretar este músculo para impedir que la orina escape hacia fuera.
  • El detrusor, que es el músculo de la pared de la vejiga. Éste debe permanecer relajado para que la vejiga pueda expandirse. 

La incontinencia urinaria en España se acerca al 10 por ciento en mujeres de entre 25 y 64 años, está alrededor del 5 por ciento en varones de entre 50 y 65 años y es superior al 50 por ciento en personas de más de 65 años.

La Sociedad Española de Farmacia Comunitaria (SEFAC) está dedicando el mes de abril a su campaña sanitaria “Recomendaciones SEFAC a la población”, con el propósito de ofrecer una serie de consejos para prevenir y tratar esta molesta alteración. Esta alteración puede afectar a personas de ambos sexos, en el espectro de todas las edades, fundamentalmente niños, mujeres adultas con varios partos, pacientes geriátricos y pacientes con enfermedades neurológicas. Y aunque la prevalencia en España de la incontinencia urinaria se sitúa en el 10% en las mujeres y el 5% en los hombres, la mitad de los afectados no consulta esta alteración con ningún profesional sanitario por vergüenza, por considerarlo inherente a su edad o porque desconoce que tiene tratamiento. 


Por este motivo, entre las principales recomendaciones de SEFAC para evitar la incontinencia urinaria se insiste en la importancia de llevar a cabo un estilo de vida saludable, de forma que se eviten comidas y bebidas que puedan irritar la vejiga como el alcohol, la cafeína y los alimentos picantes, así como el tabaco. Además, se recomienda evitar el estreñimiento, pues debilita los músculos del suelo pélvico (directamente relacionados con el control voluntario de la micción), y el exceso de peso, ya que favorece la aparición de la incontinencia urinaria. Otras recomendaciones útiles son tomar entre 1,5 y 2 litros diarios de líquidos, con una reducción de ingesta a partir de la tarde para prevenir las pérdidas de orina nocturnas

¿Cuáles son los tipos de incontinencia urinaria?

Incontinencia de esfuerzo:La persona puede tener pérdida de orina al realizar ejercicio físico, reír, toser, estornudar o levantar objetos pesados.Los músculos pélvicos del esfínter, que sostienen la vejiga y uretra, están debilitados. El esfínter no puede impedir el flujo de orina cuando se ejerce presión sobre el abdomen. el tipo más común de incontinencia urinaria en las mujeres, es más frecuente en mujeres que han tenido más de un embarazo y partos vaginales y en mujeres cuya vejiga, uretra o pared rectal sobresalen dentro de la vagina (prolapso pélvico).

Incontinencia debida a una vejiga demasiado activa/de urgencia–Ocurre cuando no es posible contener la orina durante mucho tiempo. La persona no llega al baño a tiempo.

Incontinencia por rebosamiento--En este tipo de incontinencia, la vejiga urinaria siempre está llena y se producen pequeñas pérdidas de orina.

Incontinencia mixta--En algunas personas la incontinencia urinaria tiene varias causas

¿Cuáles son las posibles causas de la incontinencia urinaria?

El envejecimiento no causa este problema, pero algunas enfermedades pueden provocar trastornos en la vejiga. Es posible que algunas infecciones de las vías urinarias o de la vagina causen incontinencia urinaria. Ciertos medicamentos también pueden causar trastornos en la vejiga. Incluso es posible perder el control de la vejiga si la persona está constipada. Los tumores en el cerebro, la médula espinal o la vejiga urinaria pueden causar incontinencia urinaria. Debilidad o hiperactividad en los músculos de la vejiga.
Daño a los nervios que controlan la vejiga urinaria…

¿Cuál es el tratamiento?

Como siempre, eso lo debe determinar el doctor , a titulo informativo, entre los posibles tratamientos se encuentran los siguientes:

Aprender a controlar la vejiga mediante entrenamiento: Algunas mujeres pueden usar un dispositivo llamado cono vaginal junto con los ejercicios pélvicos. El cono se coloca en la vagina y la mujer debe tratar de contraer los músculos del piso pélvico, esforzándose por conservar el cono en el sitio. Se puede usar el cono hasta por 15 minutos a la vez dos veces al día. Al cabo de 4 a 6 semanas, la mayoría de las mujeres experimenta alguna mejoría en sus síntomas.

La biorretroalimentación y la estimulación eléctrica pueden servirles a aquellas personas que tienen problemas para realizar los ejercicios de entrenamiento de los músculos pélvicos. Estos dos métodos le pueden ayudar a identificar el grupo de músculos correcto a trabajar. La biorretroalimentación también le puede ayudar a aprender cómo controlar ciertas respuestas corporales. 


La terapia de estimulación eléctrica emplea corriente eléctrica de bajo voltaje para estimular y contraer el grupo correcto de músculos. La corriente se transmite usando una sonda anal o vaginal. La terapia de estimulación eléctrica se puede hacer en el consultorio médico o en la casa.Las sesiones de tratamiento generalmente duran unos 20 minutos y se pueden realizar cada 1 a 4 días. Se están investigando nuevas técnicas, una de las cuales utiliza una silla electromagnética para hacer que los músculos del piso pélvico se contraigan cuando la persona esté sentada.

https://familydoctor.org/familydoctor/es/diseases-conditions/urinary-incontinence/treatment/bladder-training-for-urinary-incontinence.printerview.all.html

Ejercicios que fortalecen los músculos de
la pelvis (ejercicios Kegel) https://familydoctor.org/familydoctor/es/prevention-wellness/sex-birth-control/sex-sexuality/kegel-exercises-for-your-pelvic-muscles.html

Medicamentos: Los medicamentos tienden a funcionar mejor en pacientes con incontinencia urinaria de esfuerzo de leve a moderada. Existen algunos tipos de medicamentos que se pueden emplear solos o combinados y comprenden:

· Fármacos anticolinérgicos para controlar la vejiga hiperactiva (oxibutinina, tolterodina, Enablex, Sanctura, Vesicare, Oxytrol).

· Los medicamentos antimuscarínicos bloquean las contracciones de la vejiga y muchos médicos los prescriben en primer lugar.

· Los fármacos agonistas alfa-adrenérgicos, como fenilpropanolamina y pseudoefedrina (ingredientes comunes en medicamentos para resfriados de venta libre) ayudan a incrementar la fuerza del esfínter y mejoran los síntomas en muchos pacientes. Sin embargo, estos fármacos rara vez se recetan debido a los posibles efectos secundarios sobre el corazón.

· La imipramina, un antidepresivo tricíclico, funciona de manera muy similar a los medicamentos alfa-adrenérgicos y anticolinérgicos.

· La terapia estrogénica se puede usar para mejorar los síntomas de polaquiuria, tenesmo vesical y ardor en mujeres posmenopáusicas. También puede mejorar el tono y el riego sanguíneo a los músculos del esfínter uretral.Sin embargo, no está claro si el tratamiento con estrógenos mejora la incontinencia urinaria de esfuerzo. Algunos tratamientos hormonales administrados después de la menopausia han mostrado que son más dañinos que benéficos para la salud de la mujer. Las mujeres con antecedentes de cáncer mamario o uterino por lo general no deben usar la terapia estrogénica como tratamiento para este tipo de incontinencia.

Cirugía: El tratamiento quirúrgico sólo se recomienda después de que se ha encontrado la causa exacta de este tipo de incontinencia. La mayoría de las veces, el médico intentará la reeducación del esfínter vesical o los ejercicios de Kegel antes de pensar en la cirugía.

Pronóstico

Los cambios de comportamiento, la terapia de ejercicios del piso pélvico y los medicamentos generalmente mejoran los síntomas; sin embargo, no curarán la incontinencia urinaria de esfuerzo.

 El tratamiento no funciona tan bien en personas con:

  • Afecciones que impidan la recuperación o hacer más difícil la cirugía. 
  • Otros problemas genitales o urinarios. 
  • Cirugía previa que no funcionó. 


Prevención

La realización de los ejercicios de Kegel (contracción de los músculos del piso pélvico como si se tratara de detener el flujo de orina) puede ayudar a prevenir los síntomas. Hacer estos ejercicios durante y después del embarazo puede disminuir el riesgo de sufrir incontinencia urinaria de esfuerzo después del parto. 

fuentes:
https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/

All search results