0
Mi cesta

Total:0,00 

  • Tu carrito está vacio
Ver cesta
Subtotal : 0,00 
Seleccionar página

La piel es el órgano más extenso del organismo y en consecuencia uno de los que más sufren durante los tratamientos de quimio o radioterapia. Además, en muchas ocasiones refleja el estado interno del organismo, al tiempo que nos protege de las agresiones del medio externo.

La quimioterapia resulta muy eficaz pero no es capaz de distinguir entre las células cancerígenas y las normales, por lo que suele producir efectos colaterales en órganos con un recambio celular importante como el tubo digestivo o la piel. Por el contrario, la Radioterapia tiene una acción más localizada, logrando destruir las células malignas pero también otras que encuentra a su paso como las células cutáneas de la zona en cuestión.

En ambos casos suele tratarse de efectos secundarios banales y sin importancia clínica, sin embargo disminuyen la calidad de vida del paciente y empeoran su aspecto estético. Por ello, destacamos una serie de medidas generales que ayuden a un mejor cuidado de la piel de estos pacientes, que minimice dichos efectos cutáneos adversos.

Higiene e Hidratación de la Piel

· Recomendamos ducha o baño poco prolongados, con agua templada y con jabones de ph neutro, de avena o glicerina. Debe evitarse el rascado y el empleo de esponjas.

· El secado posterior debe evitar la fricción de la piel por lo que debe realizarse ejerciendo “toques” o pequeños “golpes” con la toalla.

· La hidratación posterior es de vital importancia, para lo cual resulta muy eficaz la vaselina líquida. A pesar de tratarse de un producto algo untuoso es el que aporta mayor hidratación.

· El afeitado con maquinilla es el que ofrece menor riesgo de cortes e irritación. En el caso de la depilación, debe evitarse la cera caliente y sobre todo los productos químicos como las cremas depilatorias. La depilación láser no está en absoluto contraindicada en casos y zonas seleccionadas, si bien debe realizarse en centros especializados con dermatólogos.

Este artículo ha sido extraído de: https://www.oncosaludable.es/

El resto del artículo lo podeis encontrar en: Cuidados generales de la piel en el paciente oncológico

All search results